Bailando por un sueño 2008 – GENTE Online
 

Bailando por un sueño 2008

Ya está. Listo. Vuelve Marcelo. Será el lunes 14 de abril minutos después de las 22 –o “al término de Por amor a vos”, como seguramente sucederá– cuando comience la temporada número 19 de ShowMatch. La cuota de sorpresa, como es costumbre, la aportarán las figuras ya confirmadas: desde Pampita, que acaba de ser mamá y comenzó sus ensayos esta semana apenas recibió su alta médica, pasando por Carolina Baldini –Simeone, bah– quien hace un mes confirmó su separación del Cholo, hasta la Cicciolina, recién arribada al país desde Roma.

Y hay más: la buena actuación de Liz Solari del año pasado alentó a Dolores Barreiro a formar parte del show; en Eunice Castro –la ex de Jorge Rama, hoy novio de Su Giménez– privó el deseo de mostrar su capacidad artística en estas tierras; por primera vez habrá un concursante no vidente, Serafín Subirí, cantante y pianista español. Pero la lista no termina ahí. Anote: Gabriela Bo –sí, la ex de Cristian Castro–, Millie Stegmann, María Fernanda Callejón, Gladys Florimonte, Verónica Varano, Florencia Gómez Córdoba, Sofía Zamolo, Karina Jelinek, Natalia Fassi –ex de Carlitos Tevez– y Marianela Mirra también prometen dar batalla. Tampoco faltan las plumas de las vedettes. Están: Jesica Cirio, Sabrina Rojas, Evangelina Anderson, Natacha Jaitt, Valeria Archimó, Victoria Vanucci, Belén Francese, Mónica Farro, Fernanda Vives y Adriana Aguirre.

El elenco masculino estará representado por el actor Marcelo De Bellis, el modisto Jorge Ibáñez, el cantante Pablito Ruiz y el conductor La Tota Santillán. Para el final dejamos al perenne jurado, que como siempre promete munición gruesa para aquellos que osen desafiarlo: Moria Casán, Carmen Barbieri, Gerardo Sofovich y Jorge Lafauci no piensan callarse nada.

En el subsuelo de la calle Olleros, donde está la productora Ideas del Sur, 90 bailarines ya están ensayando la gran apertura que comenzará con algo clásico y seguirá con un cuadro circense, hasta convertir todo en una inmensa rave. ¿Más datos? Para eso, escuche a las celebrities.

“Dejé todo por mi familia. Ahora me toca a mí”.

La que esto afirma es Carolina Baldini (35). “Tengo que empezar a pensar más en mí y retomar el sueño que postergué cuando me dediqué a ser madre”. Ese pensamiento fue el puntapié inicial del camino que condujo a la ex de Diego Simeone hasta Bailando, aunque la invitación había sido para patinar: “Entrené tres meses sobre el hielo. Para mí era más fácil, pensé que bailaba bien en los boliches, pero descubrí que no”, bromea. “La verdad, no tengo ninguna preparación en danza; lo mío son las artes marciales y la gimnasia deportiva, que practiqué desde chiquita. A Bailando lo tomo como una diversión. No soy bailarina y me estoy matando, dando lo mejor. No sé si llegaré a la final. Mi logro ya está en animarme a bailar”. En cuanto a la actualidad de su corazón, aclara: “Con Diego estamos distanciados. No me conformaba con ser la mujer de y criar a mis hijos. Nunca es tarde para retomar un sueño. Insisto: en su momento dejé todo por mi familia y no me arrepiento. Pero ahora me toca a mí”.

Gabriela Bo (28):
“No reniego de mi vida junto a Cristian”

La participación de Anita Martínez en Patinando ayudó a convencerla para dar el sí. “La vi súper emocionada, agradeciendo desde el corazón. Ella me movilizó, me hizo llorar como loca –confiesa Gabriela Bo (28)–. Ahora sentí que era mi momento, me cerró todo. Aunque tengo un bebé pequeño, ya estoy canchera con la maternidad. Me siento segura en ese rol y me parece buena la idea de poder ayudar”. También cuenta que aparecer en pantalla es lo que menos le agrada: “La exposición será lo que más me costará. En Paraguay y en México todos quieren verme”. En tierra azteca esperan que hable sobre su vida junto a Cristian Castro, que no duró ni un año. “No reniego de esa parte de mi vida. Jamás diré ‘de eso no hablo’. Pero rehice mi vida. El tiene su familia, yo la mía. Ya no hay nada en común entre nosotros. Marcelo me hará preguntas y me haré cargo”.

“Mi profe de danzas me dijo que voy a durar una semana”.
Soy cero bailarina, hago lo que puedo”, se ataja Verónica Varano (42). Y cuenta una anécdota: “Lo primero que hice fue ir a hablar con Mariana (Fernández, directora de Worldance, un centro de artes y danzas en Pilar). Me vio bailar y le pregunté cuánto pensaba que iba a durar. ‘Una semana’, respondió. Me quería morir. Pero estoy avanzando. Empezar a bailar a mí edad es un desafío. Cuidado, porque todo el mundo me asocia a la conducción, pero desde hace un mes hago shows de tango y axé (baile originario de Bahía, Brasil). También me animo a cantar. Hice lírico desde chica y ahora me dieron ganas de mostrar otras capacidades que quizá no he utilizado como modelo”.

“Ya se van a sorprender con mis trucos”
Ultimos minutos del ensayo después de tres horas de práctica. El entrenamiento le dejó varios moretones a Millie Stegmann (39), dispersos en rodillas, pantorrillas y brazos. Una venda cubre parte de su tobillo derecho, intentando dejar cicatrizar la herida que persiste al repetir una y otra vez parte de su coreografía. “Hace dos meses que me estoy preparando. Todo febrero tomé clases por mi cuenta. Descubrí que el baile me libera, me da mucho disfrute. Estoy aprendiendo algo nuevo después de veinte años de profesión. Tengo ganas de probar, de intentar, de arriesgar y equivocarme. Voy con todo, con cuerpo y con alma, como en cada trabajo. Hay días que me voy empacada, pero siempre con el estímulo de que voy a poder. Se van a sorprender con mis trucos”.

“Jorge Ibáñez puede ser mi rival más fuerte”
Diez días de ensayo le alcanzan a Pablo (32, Pablito Ruiz para todos) para saber a la perfección su coreografía en salsa y disco. Y está confiado: “Me gusta bailar, sé que llevo bien el ritmo. Mi única preparación son algunas clases de jazz y hip hop que tomé cuando tenía veinte años. Los años de discoteca me hicieron un dancer total”. Durante 2007 el cantante participó de El circo de las estrellas de Susana Giménez, y cuando finalizó el programa fue que cantó su famoso ¡Oh, mamá! junto a Florencia de la V. Dice que se tiene una fe increíble: “Si me sentencian de una, no sé qué hago. Puede pasar, porque el jurado es tan raro... Hay que estar listo para todo, puede ocurrir cualquier disparate. Yo quiero ganar, obvio”, admite. Entre los concursantes hombres, sólo nombra al diseñador Jorge Ibáñez como rival de fuste: “Ojo, que Jorge puede ser mi rival más fuerte. Es muy gracioso, y si va por el humor puede conquistar a la gente”.

“No me interesa si el jurado dice que bailo mal”
Hace un año y medio, una triple fractura expuesta en su brazo izquierdo le imposibilitó bailar. Luego de una operación y rehabilitación, Sofía Zamolo (24) está en perfectas condiciones y dedica cuatro horas diarias, cinco días a la semana, a entrenar. En su descanso de 15 minutos, define: “No es fácil bailar bien, se necesita mucho esfuerzo. Pero si hay que repetirlo veinte veces o más, lo hago”. La última temporada de teatro en Carlos Paz junto a Miguel del Sel es el único antecedente relacionado con la danza que ostenta la modelo. Digamos que un cuadro musical a puro ritmo de Christina Aguilera conforma todo su bagaje: “El teatro este verano me ayudó –asegura–. Hoy estoy tranquila pero seguro que tres días antes me van a agarrar náuseas, por los nervios. Espero que no me comparen con una bailarina profesional y que consideren cómo evoluciono desde la primera gala. No me interesa si el jurado o algún programa dicen que bailo bien o mal. Estoy preparada para las críticas. Habrá días que por supuesto no me gustarán ciertas opiniones, pero respeto las reglas del juego”.

“Me voy a sacar el gusto de bailar en el caño”
La primera participación en ShowMatch que tuvo Sabrina Rojas (27) fue como promotora. Allí, de pie junto al logo de Direct TV, pasó un par de años: “Ahora volveré desde otro lado. Me voy a sentir como en casa”, bromea. A pesar del humor que demuestra, dice que le costó decir que sí: “Me llamaron otras veces y por temor a no hacerlo bien decía que no. Tenía miedo de no tolerar todo lo que genera el programa. Participar implica que todos hablen y opinen si estuviste bien o mal. Será una experiencia. Te confieso que me cuesta un montón. Prefiero ensayar de más hasta que mi cuerpo se adapte a lo que me piden”. Y confía que espera ansiosa el momento del baile del caño: “Todas las mujeres tenemos fantasías. Voy a ver si puedo cumplir las mías. Bah, si no me echan antes”.
................................................................................................
Ya sabe, desde el 15 de abril Marcelo Tinelli volverá a pronunciar el clásico: “¡Buenas noches, América!”. ¿Cuál cree que será la primera víctima del jurado? Haga sus apuestas.
Cuando se le pregunta cómo cree que va a ser presentada por Marcelo, Carolina responde: <i>“Desde que nací soy Baldini. Pero si me dicen Carolina Simeone es igual. También estoy orgullosa de llevar ese apellido”.</i>

Cuando se le pregunta cómo cree que va a ser presentada por Marcelo, Carolina responde: “Desde que nací soy Baldini. Pero si me dicen Carolina Simeone es igual. También estoy orgullosa de llevar ese apellido”.

<i>“Empezar a bailar a los 42 es mi desafío. Cuidado, porque todo el mundo me asocia a la conducción, pero desde  hace un mes hago shows de tango y axé”</i> (Verónica Varano)

“Empezar a bailar a los 42 es mi desafío. Cuidado, porque todo el mundo me asocia a la conducción, pero desde hace un mes hago shows de tango y axé” (Verónica Varano)

<i>“Jamás diré ‘de eso no hablo’. Pero rehice mi vida. Cristian Castro tiene su familia, yo la mía. Ya no hay nada en común entre nosotros.”</i> (Gabriela Bo)

“Jamás diré ‘de eso no hablo’. Pero rehice mi vida. Cristian Castro tiene su familia, yo la mía. Ya no hay nada en común entre nosotros.” (Gabriela Bo)

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig