«Aunque no lo crean, soy un tipo mujeriego» – GENTE Online
 

"Aunque no lo crean, soy un tipo mujeriego"

"Estoy asustado." Marcelo Corazza lo dice y un temblor le
cruza la cara. Es algo fugaz, apenas un espasmo, pero alcanza para comprobar que
el chico no miente. Un día y medio después de haber ganado Gran Hermano con el
83,5 por ciento de los votos del público y de haberse llevado para su casa de
Tigre un premio de 121.200 pesos, Marcelo deja caer frente al grabador esa
frase, única y pesada: "Estoy asustado". Después sonríe y,
como quien juega una carta escondida, completa: "Pero feliz".

-¿Qué te asusta?
-Esta mañana, cuando me desperté, empezaron a sonar los teléfonos, la gente
me perseguía, de una radio, de otra, me llevaban para acá, después para
allá. Me sentí mal.

-Un poco desbordado.
-Un poco, no. Muy desbordado. Demasiado, te diría. Ya estoy empezando a
angustiarme. Espero que no sea por mucho tiempo. A la vez, estoy feliz,
obviamente.

-¿Cómo era tu vida antes de entrar a la casa?
-Me levantaba a las siete de la mañana. Iba a la escuela, daba clases. A las
cinco de la tarde volvía a mi casa. Después al gimnasio, al club y a las doce
de la noche, a dormir. Laburo, gimnasio y club, eso era todo.

-¿Cuánto ganabas como profesor de Educación Física?
-Quinientos pesos por mes.

-¿Y con eso qué hacías?
-No me alcanzaba para una m… y un poquito menos también. Un mes me quedaba
con deudas y al otro mes las aumentaba. El 2000 había sido mejor, pero este
año trabajé mucho menos, como tantos otros profesores. Lo peor es la
sensación de que laburás para nada. No podés cambiar el auto ni arreglar la
casa… nada. Apenas para vivir, y a veces ni siquiera vivir. Trabajé mucho en
el verano: enero y febrero, de la mañana a la noche, pero después bajó.

-¿Es decir que no te tomaste vacaciones?
-¿Vacaciones? ¿Qué es eso? Hace cinco años que no me voy de vacaciones. La
última vez fue cuando tenía 19, que viajé a Venezuela con mis amigos. A esta
altura, ya es un recuerdo muy lejano. Pero cuidado, eh, nunca me quejé.
Laburaba y era feliz porque tenía laburo.

-La gente está convencida de que sos más bueno que el pan. Pregunta:
¿sos más bueno que el pan?

-No sé si soy tan bueno. Tampoco hubo un malo dentro de la casa. Ojalá sea
como piensa la gente, me emociona y les agradezco, pero la verdad es que no lo
sé.

por Leonardo Ibáñez (leibanez@atlantida.com.ar) y Alejandro Seselovsky
fotos: Jorge Luengo y Maximiliano Vernazza
producción: Inés Azumendi
fotos del programa: Diego Soldini, Diego García y Mariana Satue
peinó: Sebastián, para Gino Lozano
agradecemos a Aridza Bros, Ricky Sarkany, María Vázquez, Luna Garzón y
Wrangler
<i>Gran Hermano ganaba 500 pesos por mes. ¿Cuándo me iba a comprar una casa con ese sueldo? Bueno, ahora me la voy a comprar."">

"Antes de entrar en Gran Hermano ganaba 500 pesos por mes. ¿Cuándo me iba a comprar una casa con ese sueldo? Bueno, ahora me la voy a comprar."

<i>">

"Más que bueno, me siento un tipo común"

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig