Aunque no lo crea, Pamela se puso más lolas – GENTE Online
 

Aunque no lo crea, Pamela se puso más lolas

Uncategorized
Uncategorized

Las lolas fueron, son y serán su marca personal. La impactante figura que conquistó a los hombres de todo el mundo en la serie Baywatch no deja de tomar nuevas formas. O sea, de inflarse y desinflarse. Para cumplir el sueño que la desvela desde el colegio
secundario

-"ser una bomba en las playas de California"- Pamela Anderson no dudó en implantarse siliconas cuando comenzaba su carrera. Centímetros más, centímetros menos, se convirtió en un símbolo sexual de los noventa. Un símbolo indeciso y sinuoso. 

A los 22, Pam se hizo su primer implante, que fue corrigiendo -o mejor dicho, aumentando- a lo largo de los años. Entre sus logros artísticos figuran cuatro películas, seis tapas de
Playboy y un sitio de Internet, Pamtv.com, con 250 mil visitantes diarios. En abril de 1999, cansada de ser reconocida por el tamaño de sus pechos, Pam tomó una decisión drástica. La modelo-actriz se hizo una cirugía para reducir sus implantes de siliconas. Así, sensual pero más modesta en sus atributos, se la vio cuando vino a la Argentina hace un par de veranos. No obstante, en su continuo afán de inflarse y desinflarse, hace menos de un mes se habría operado nuevamente. Pero esta vez, para recuperar las medidas perdidas. 

RUBIA DEBILIDAD. Como muchas de las celebridades de Hollywood, la vida de Pamela estuvo cargada de escándalos. La intimidad sexual de su matrimonio con el baterista de Mötley Crue, Tommy Lee, recorrió el mundo a través de un video erótico que fue vendido por Internet. Todavía hoy la ahora ex pareja sigue investigando cómo fue robada esa filmación de su casa en Malibú. Para Pamela fue un golpe terrible. De su primer matrimonio le quedaron dos hijos, Brandon y Dylan, y un divorcio ruidoso -causado por los abusos físicos de su marido-. Su primer novio oficial después de la separación fue Marcus Schenkenberg, modelo y cantante, que la acompañó en su última visita a la Argentina. Pero con él las cosas tampoco funcionaron. Hoy, a los 34, vive un apasionado affaire con otro músico, Kid Rock. ¿Habrá sido él quien le sugirió el nuevo implante de siliconas? 

La ex guardavidas de <i>Baywatch</i> paseó sus nuevos contornos por Malibú, California, donde vive. Ni ella ni sus nuevas lolas pasaron inadvertidas.

La ex guardavidas de Baywatch paseó sus nuevos contornos por Malibú, California, donde vive. Ni ella ni sus nuevas lolas pasaron inadvertidas.

Apenas unos meses atrás, con menos pechera.

Apenas unos meses atrás, con menos pechera.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig