“Aunque me deprime un poco cumplir años, acá la pasé bien chévere” – GENTE Online
 

“Aunque me deprime un poco cumplir años, acá la pasé bien chévere”

"Para qué te lo voy a negar, me deprime un poco cumplir años, por eso del paso del tiempo y qué sé yo, rollos que tenemos las mujeres con la edad. Pero acá en Paraguay la pasé bien chévere, me hicieron vivir el cumple más divertido de mi vida”, confesaba Catherine Fulop en tierra guaraní, mientras un grupo de mariachis entonaba: “Si Adelita se fuera con otro, la seguiría por tierra y por mar…”. La venezolana movía los pies, agitaba las manos y sonreía feliz, observada de cerca por su marido, Osvaldo Sabatini (40), y sus hijas, Oriana (9) y Tiziana (6), mientras le acercaban la torta y soplaba las velitas. Pero, ¿qué hacía la star venezolana en el Paraguay celebrando sus 41 pulposos años?

Digamos que fue la invitada de honor en la inauguración de un megacomplejo deportivo, de esparcimiento y relax llamado Rakiura –voz maorí que significa “bajo un sol resplandeciente”–, que está ubicado estratégicamente a metros del aeropuerto de Asunción, un sitio paradisíaco, donde Fulop grabará en breve su programa Catherine 100%, que se emite por Fox Sports. “La vegetación de este lugar es espectacular, ideal para filmar nuestro programa. Además, tendrá un gimnasio de más de 1.200 metros cuadrados, spa, peluquería, court de golf con 9 hoyos y las canchas de tenis de polvo de ladrillo que inauguró Guillermo Vilas. Sí querido, te lo aseguro: me van a ver muy seguido por aquí”, comentó Cathy durante la recorrida por el parque, mientras sus hijas, Oriana y Tiziana, le suplicaban que se pusiera su bikini para zambullirse en las piscinas del complejo.

Como acá no tenemos mar, diseñamos esta pileta con un sistema mecánico que genera olas enormes”, le explicó Roberto Costa Zanella, el empresario argentino radicado hace años en Paraguay y mentor de la obra. Cuando observó el vaivén de las aguas, Catherine le pidió a Ova que él también se pusiera su traje de baño, y terminaron jugando ambos con sus hijas, todos montados sobre un salvavidas gigante. Después vino la proeza de la venezolana, que fue invitada a arrojarse desde los toboganes gigantes de 25 metros de altura, similares a los que hay diseminados por el mundo en los parques de Disney. “Ponéte una remera, porque vas a llegar abajo sin corpiño”, le sugirió su asesora de imagen, Silvia Aperowicz. Pero Fulop ya estaba muy alto para escucharla. Se arrojó a grito pelado, y llegó intacta, a pura risa y, lo más importante, con el soutien en su lugar. “¡Ay, Dios! ¡Qué bella sensación que viví! Les aconsejo que se tiren. Esto es pura adrenalina”. Y tomó de la mano a Oriana y Tiziana y se volvió a lanzar con ellas. “La estoy pasando increíble. Creía que me iba a sentir algo triste lejos de la Argentina, pero la verdad es que nunca la pasé tan bien. Los paraguayos son muy cálidos. No conocía Asunción, pero me hace acordar mucho a Caracas por sus calles y su gente”.

–Todos me dijeron que le pregunte cómo hace para mantenerse tan… tan… despampanante, diría yo. Sé que el término es bastante antiguo, pero creo que es el que mejor la define.
–(Sonríe) Me cuido, mi amor. Hago mucha gimnasia, como lo más sano posible… Por supuesto que me gusta tomarme mi vinito, pero no puedo excederme. Si no, se nota… Aunque todas las mujeres tenemos celulitis. La que te dice que no, miente.

–Cuénteme qué siente una mujer a los 41…
–Me siento más libre, me quiero más, me respeto más, tengo menos miedo. Lo que me cuesta aceptar es que con el correr de los años todos nos vamos deteriorando físicamente. Pero bueno, ahí aparece lo rico, lo interesante, porque la imagen, lo exterior, pasa de largo, y lo que queda es lo de adentro, los sentimientos, lo que uno es realmente, intacto y mejorado. Cada día me siento más segura, más mujer, con los pies sobre la tierra y con una familia hermosa. Eso es lo más importante que tengo.

El domingo por la tarde, papá Ova y Oriana se ríen junto a Cathy en las olas gigantes de una de las piletas del complejo  Rakiura, bajo la atenta mirada de Tiziana.

El domingo por la tarde, papá Ova y Oriana se ríen junto a Cathy en las olas gigantes de una de las piletas del complejo Rakiura, bajo la atenta mirada de Tiziana.

Cathy en familia: Osvaldo, Oriana y Tiziana.

Cathy en familia: Osvaldo, Oriana y Tiziana.

De día, los Sabatini disfrutaron del clima y el sol de Asunción. Y el sábado por la noche celebraron el cumple en la residencia de Roberto Costa Zanella. Mónica, la esposa del empresario, se sentó en la mesa principal junto a Fulop, Osvaldo, Oriana, Tiziana y la asesora de imagen Silvia Alperowicz. La venezolana se maravilló con los mariachis, cantó junto a ellos y luego sopló las velitas junto a su familia.

De día, los Sabatini disfrutaron del clima y el sol de Asunción. Y el sábado por la noche celebraron el cumple en la residencia de Roberto Costa Zanella. Mónica, la esposa del empresario, se sentó en la mesa principal junto a Fulop, Osvaldo, Oriana, Tiziana y la asesora de imagen Silvia Alperowicz. La venezolana se maravilló con los mariachis, cantó junto a ellos y luego sopló las velitas junto a su familia.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig