Arenas vip y mucha acción – GENTE Online
 

Arenas vip y mucha acción

Uncategorized
Uncategorized

La movida fashion, está claro, está al sur del faro de Punta Mogotes. Por allí se ven guarums –una suerte de toldo Indian style, con telas y almohadones–, se escucha música dance y chill out (provista por djs conocidos), las playas tienen spa y amenities, como los mejores hoteles…

TOP ENTRE TOPS. Hace seis años que Personal Beach Peralta Ramos se transformó en la opción deluxe de las playas del Sur. Si quiere empezar el día como un rey, el Spa Personal Beach (a cargo de los especialistas de la clínica de estética del doctor Gabriel Rapán) está altamente recomendado. Imperdibles: las clases de spinning de Mutti (el gym más exclusivo de Mardel) en el playón de Pony.

Los más chicos pueden divertirse en el espacio Mimo & Co/Ilolay, que cuenta con un deck de goma con paredes de almohadones, a prueba de traviesos y chichones. Después del mediodía, Nacho Goano anima la tarde en vivo por Acqua 105.9. Seguramente relatará el beach soccer de Quilmes, con los futbolistas más importantes del país, y por qué no alguno de los porrazos en la pista de skate de Gatorade. En esta playa, los socios del Club Personal gozan de descuentos en algunos de los servicios. La movida joven hace base en Fyra. Por la tarde, en sus decks en desnivel, pasan su música distintos DJs, los fines de semana tocan bandas en vivo, y el living de Beldent se puebla de famosos.

VESTIDOS PARA LA OCASION. Pasado el mediodía, las chicas caen a la arena enfundadas en minis de jean. Ellos, con bermudas estampadas. ¿Lo último? La onda gladiadora, con vestidos desflecados y sandalias con tiras hasta la rodilla. Los colores, bien encendidos. No archive su ropa animal print, porque sigue vigente. ¿Las gafas? ¡Enormes! Aquellos anteojos como los que usaba Lennon ya puede regalarlos: no van más. ¿Los bikinis? Este año se los ve en todos sus tamaños: grandes (tipo culotte), medianos y diminutos. Eso sí, siempre en colores vivos.

ME VOY PARA EL SUR. A 17 kilómetros del centro de Mar del Plata, sobre el kilómetro 541 de la Ruta 11, Manantiales Club de Mar es el lugar ideal para disfrutar del océano y la naturaleza en su esplendor: siete kilómetros de bosque, con unos acantilados imponentes en caída libre a las olas. En ese marco, el Spa de Mar, la única pileta con agua marina a 40 grados. Parece que la talasoterapia rejuvenece y revitaliza más que cualquier cirugía. Y, si es por alejarse del ruido de la city, los dormis y cabañas a metros del mar son “la” opción. Quienes quieran una jornada movidita, el Fun Club organiza actividades desde las nueve de la mañana: surf, aeróbics, arco y flecha. A la hora del almuerzo, Club de Mar tiene entre sus restó, Casa de Playa y el Bar de Playa Pelícano.

Los que viajen en plan de diversión y no visiten Abracadabra Fusion Beach se habrán perdido uno de los paradores con más onda Bali. Este año, además, presenta el Spa Philosophy: jacuzzi para 15 personas, menú de comida sana y masajes con piedras calientes y frías. Pegadita, se encuentra La Caseta, una buena opción para la familia y para los sub-23 que empiezan a mostrar sus primeras armas. Unos 500 metros al norte aparece Arena Beach, donde las tribus rockeras (ricoteras, piojosas y ésas…) producen un híbrido de culturas y se juntan con los amantes del sonido pop y del dance. Los que llegan en 4x4 bajan en Playas del Balcón.

En 2009, la tecnología llegó a las playas: ahora son interactivas. ¿El link? Arnet Point, en Playa Varese (Peralta Ramos y Colón) te da Wi Fi sobre la arena, simuladores de surf y Wii bajo el sol. El 16 de enero toca Leo García, un chico electrónico. Los que no aguantan el receso del fútbol paran en el B-12 de Punta Mogotes, elegido por los jugadores. A cinco minutos de Mogotes, volviendo a la ciudad, se encuentra Playa Grande. La sede del Yacht Club reúne a las familias más tradicionales de Mar del Plata y la arena y los chiringos cercanos al mar juntan a los surfers que no quieren viajar hasta su reducto, que es el balneario Seis Brujas.

LA CIUDAD NO DUERME. Con el horario K, la playa y el boliche casi se juntan. La parrilla La Soñada –cuesta 65 pesos una parrillada para dos– es un buen lugar para sentir la previa de Alem, donde cada noche Mr. Jones ofrece cuatro ambientes para comer y bailar dance, hip hop y clásicos remixados. Aunque pocas opciones son tan típicas de Mardel como los sandwiches de La Princesa, el bar que eligen los surfers, sobre la calle Bernardo de Irigoyen. Este año, la novedad en la noche de Mar del Plata llega desde Buenos Aires: INK MDQ se instala en Urquiza y la costa. La disco y restó con la mejor vista al mar, la impronta de Mini Vázquez y fiestas de las buenas: ochentosas, latinas y sets de música electrónica con los Djs más importantes. A una cuadra de Alem –sobre Irigoyen– aparece Samsara, con dos niveles de música y dos patios al aire libre.

El otro polo del pre-dance es Güemes. El irish pub para tomar la mejor cerveza que llega desde el Viejo Mundo se llama Kerry Kill. En Los Cuencos (Roca y Olavarría) se puede pedir pasta y frutos de mar (la paella para dos vale 70 pesos). Para la alta noche hay que ir a Constitución, el gran polo bolichero. ¿Un poco de rock and roll? GAP. ¿La música más divertida? Esperanto. En Sobremonte, que ya es un clásico, Fernando Maldonado recibe a todas las figuras del showbizz. Las Quilmes Sessions a cargo de djs invitados tendrán lugar en El Virrey, donde además habrá bandas en vivo.

LOS MEJORES REFUGIOS. El Costa Galana es el único hotel de gran lujo con salida directa hacia la playa. Mirtha Legrand, Diego Armando Maradona y David Nalbandian lo eligen por sus suites únicas, sus gimnasios con rutinas personalizadas y su Beauty & Health Centre. Torres de Manantiales es un apart hotel muy completo: con pileta al aire libre y climatizada, gimnasio y sauna. Desde Las Nubes, uno de sus bares del piso 29º, se disfruta de la mejor vista de Mardel. Entre las otras opciones deluxe figuran el Sheraton y el Provincial, que reabrió sus puertas con servicios premium. Las playas exclusivas de Mardel quedan pasando Mogotes y convocan a las diosas más cool. ¿Los bikinis? Un poquito más grandes que otros veranos.

Las playas exclusivas de Mardel quedan pasando Mogotes y convocan a las diosas más cool. ¿Los bikinis? Un poquito más grandes que otros veranos.

Personal Beach Peralta Ramos cumple seis años este verano y apuesta –una vez más– a brindar los mejores servicios de playa. Tiene spa, gym, wi fi: no le falta nada.

Personal Beach Peralta Ramos cumple seis años este verano y apuesta –una vez más– a brindar los mejores servicios de playa. Tiene spa, gym, wi fi: no le falta nada.

El deck Fyra y sus camastros: la mejor vista al Atlántico.

El deck Fyra y sus camastros: la mejor vista al Atlántico.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig