Árbol – GENTE Online
 

Árbol

Uncategorized
Uncategorized

Es muy tentador para un periodista comenzar a relatar esta entrevista con frases tales como: “El fruto de un arduo trabajo”, “Desde las raíces del Oeste” o, tal vez, “Las ramas de un árbol que no paran de crecer”. Toda tentación vegetal o botánica, asumo, sería caer en una obviedad… Por lo tanto me limito a contar que Árbol, la banda oriunda y fanática de Haedo –que ahora ensaya en Chacarita–, acaba de lanzar Hormigas, su más reciente trabajo; que lo editaron en CD y también en DVD, con imágenes exclusivas de la interna de su registro en los estudios Panda, y que en el proceso de grabación afrontó dos situaciones muy particulares: encargarse de la totalidad de la producción artística –luego de trabajar desde Chapusongs con el gurú Gustavo Santolalla–, y lidiar con el alejamiento de Eduardo Schmidt, uno de sus cantantes principales.

Aquí y ahora están Hernán Bruckner y Martín Milán, guitarrista y baterista de la agrupación, dispuestos a contar cómo viven esta etapa con nuevo álbum en la calle –que ya lleva más de 10 mil copias vendidas– y del que afirman con seguridad: “Fue el disco que más disfrutamos grabar”.

–¿Cuál era el objetivo al encarar este nuevo proyecto?
–Martín: Todo comenzó en un momento muy especial, que coincidió con la partida de Edu, y en el que recién nos instalábamos en una sala de ensayo nueva. Nos “guardamos” allí y compusimos cerca de 35 canciones. Hubo mucho juego y experimentación y trabajamos a pleno todos, a un nivel de hormiga. Allí se empezó a gestar la idea del disco. Desde ya que el título sintetiza cómo vivimos esta nueva etapa.

–La producción corrió por cuenta de ustedes. ¿Cómo vivieron esa experiencia, sin Gustavo Santaolalla?
–Hernán: Sabíamos que era un desafío, pero también habíamos compartido la producción de Guau! con él, e incluso hubo etapas de ese disco en las que trabajamos solos. A eso le sumamos que Pablito –Romero, vocalista y segunda guitarra– y yo tenemos experiencia produciendo a otras bandas y somos bastante fanáticos del sonido y el audio. Para esta placa, hicimos mucho trabajo previo en la sala y elegimos tres técnicos de grabación distintos para las etapas de bases, accesorios y voces y mezcla, respectivamente.

–¿Cómo fue tener a Fernando Ruiz Díaz de invitado en la canción Memoria?
–Martín: Fue un lujo y un momento muy emotivo. Se dio de manera muy espontánea: estábamos grabando en los Estudios Panda, tanto Catupecu como nosotros, y Fernando pasó a buscar un bajo. Entró al control para escuchar lo que estábamos haciendo justo cuando Pablo estaba cantando Memoria, y se emocionó mucho, se puso todo muy emotivo. Entonces salió Pablito y nos pusimos a charlar entre todos. A los cinco minutos estábamos diciéndole “dale cantá, ¡cantá!”.

–Haciendo un corte arbitrario en su historia, ¿qué queda de la banda que grabó Chapusongs?
–Hernán: Persiste eso que admiramos de grupos como Los Beatles: captar la atención de la gente, ser popular, pero a la vez mostrar algo nuevo, correr la frontera un poco más. Cuando surgió el formato Chapusongs, donde lo más relevante era la canción, descubrimos que podíamos hacer cosas deformes, experimentar con el sonido y con distintos estilos y con instrumentos no tan convencionales en el rock. Eso, de alguna manera, marcó el sello del grupo.

Guau! tenía canciones que hicieron que los chicos más pequeños se subieran al tren del rock. En ese sentido, ¿en qué se diferencia Hormigas de su antecesor?
–Hernán: Creo que ese público creció con nosotros. Al seguir con la idea de no repetirnos, esta vez buscamos un sonido un poco más aguerrido, muy de “la vieja escuela”. Fue grabado a cinta abierta, lo que genera una intención más roquera. Es bastante directo, y esa es la principal diferencia con respecto a Guau! Lo que va a pasar con la gente lo dirá el tiempo.

–¿Tuvieron repercusiones del público en el mes que lleva el disco en la calle?
–Martín: Nos acaban de contar que ya llevamos 11 mil copias vendidas.
–Hernán: Fue sorpresivo y una alegría enorme.
–Martín: Cuando hicimos la firma de discos, la mayoría de los chicos venía con el CD cerrado, pero tenían el álbum en su reproductor de mp3. Entonces abríamos el disco allí y lo autografiábamos. Es una generación que está acostumbrada a los MP3 a full, y que hayan comprado Hormigas es impresionante.

–¿De qué manera encararon el hecho de editar, además, un DVD? ¿Se sienten más expuestos?
–Hernán: Fue para que no lo pirateen, porque un DVD ¡pesa más! Jaja. Hablando en serio, la idea fue hacer partícipe a todos los que no pudieron estar en el meollo, la interna de la grabación.

Párrafo aparte merece la partida de Eduardo Schmidt, hasta el año pasado, el vocalista, compositor y arreglador principal del grupo. Como sucede en estos casos, mucho se dijo y se opinó. Hernán y Martín aseguran a dúo: “Fue lo más maduro y lo más sano para todos”. Pero Bruckner agrega: “Edu dijo que había cuestiones personales y que la música había que hacerla desde un lugar de buena onda. Y sentía que no lo podía hacer en Árbol. Él tenía un cierto control sobre la música, que no tiene nada de malo, es una forma de trabajar, pero no era lo que la banda necesitaba en ese momento. Por eso fue una decisión muy madura en la que desde luego hubo muchos sentimientos, discusiones y peleas internas que quedaron entre nosotros, pero que ya están solucionadas".

–¿Cómo los afectó como banda su salida?
–Hernán: Tal vez si nos contabas en noviembre del año pasado todo lo que iba a suceder en 2007, no lo hubiéramos creído. Arrancamos como sacudidos por el terremoto y la primera reacción ante eso fue armar canciones. Enseguida los temas empezaron a salir y comenzamos a recuperar la alegría y confianza en nosotros mismos, porque Edu era un integrante muy importante.

–¿Irían a verlo a los shows que está haciendo con su banda?
–Martín: Aún no fuimos porque estamos con muchas cosas en este momento. Y la verdad es que hoy por hoy no nos vemos. La distancia en ese sentido hace que todo se aplaque un poco. Tal vez en un tiempo…
. –Hernán: Hubo una separación de caminos: él está trabajando en su proyecto y nosotros en el nuestro. Eso genera una obvia distancia. Pero estamos seguros que con el tiempo, quién te dice, habrá algún invite mutuo.

–Que así sea…

Más información: Página oficial de Árbol.

Para ver el lado B de esta entrevista, chequeá: El Pentagrama.

El todo es la suma de la partes, y algo más: Pablo Romero, voz y segunda guitarra, Martín Milán, batería, Hernán Bruckner y Sebastián Bianchini.

El todo es la suma de la partes, y algo más: Pablo Romero, voz y segunda guitarra, Martín Milán, batería, Hernán Bruckner y Sebastián Bianchini.

Con el trabajo de la diseñadora Laura Varsky y Germán Garbarino, Hormigas, el más reciente álbum de Árbol ya lleva más de 10 copias vendidas en un mes en las bateas.

Con el trabajo de la diseñadora Laura Varsky y Germán Garbarino, Hormigas, el más reciente álbum de Árbol ya lleva más de 10 copias vendidas en un mes en las bateas.

Sin Eduardo Schmidt como uno de sus cantantes principales, el cuarteto se afianzó y priorizó la unión y el goce por la música. Fue el disco que más disfrutamos grabar", aseguran.">

Sin Eduardo Schmidt como uno de sus cantantes principales, el cuarteto se afianzó y priorizó la unión y el goce por la música. "Fue el disco que más disfrutamos grabar", aseguran.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig