«André es el mejor regalo que nos dio la vida» – GENTE Online
 

"André es el mejor regalo que nos dio la vida"

Uncategorized
Uncategorized

Nació. Se llamó André, como mamá y papá tanto lo prometieron. Pesó 3,560
kilos, midió 51 centímetros, en la habitación 501 del Sanatorio Trinidad, allá
por Palermo. Le costó un poquito a Celeste. Diez horas de trabajo de parto, con
Emmanuel Horvilleur -padre de la criatura- pegadito a su lado, con ambo verde de
médico. La fecha prevista era el 26 de agosto. "Pero por ser primeriza, el parto
se me atrasó"
, dice ella. Entonces, fue el último jueves, para un chequeo de
rutina, y bueno, quedó internada. Y a las 21:05, ese mismo día, radiante de
salud, llegó André. Lo que sigue, palabras de ella: "Emma cortó el cordón
umbilical, y lo escuchamos llorar al bebé. Nos emocionamos muchísimo. Ahora,
sólo queremos verlo crecer. Y disfrutar"
. Un rato después, lo estaría
amamantando. Cosas milagrosas. Y universales.

Tan sólo unos simples veinte años, tal la diferencia entre madre e hijo. No se
imaginaba mamá tan pronto. Pero sí que a su hijo lo iba a tener sea como sea. Lo
único que se imaginaba, cuando la panza se le ponía más grande, la misma panza
que ella y Emmanuel saludaban a dúo con un "Hola, bebito", ya no iba a ser más
panza, sino bebé. A upa de ella. "Me trajo luz", remató. Y mientras Celeste y
Emmanuel -con André en brazos-, salían del sanatorio en la mañana del último
domingo, en ellos, se veía luz. No eran los flashes intermitentes sobre su Honda
Civic color uva. Era algo genuino, en sus sonrisas casi épicas, y el bebé, ahí,
dormidito. Era, para André, el viaje a casa.

Celeste ya dejó su departamento de soltera en Palermo, y convive hace un tiempo
con Horvilleur en la casa de él, en Colegiales. La habitación de André es toda
blanca, con detalles… sí, celestes. Desperdigados, juguetes bien coloridos,
todos para él, y su ropita blanca en los cajones. Como primera medida, acostarlo
a dormir.

Después, llegan esos debates de pareja que surgen cuando uno tiene hijos. Claro,
¿a quién se parece el nene? ¿A ella o a mí? Emmanuel es el que toma la posta en
el asunto. Muy pronto para saber.

por Pablo Procopio
informe: Flavia Romero y Georgina Dellepiane
fotos: Matías Campaya, Alejandro Carra, Leandro Montini, Fabián Uset y Diego Soldini

Domingo a las 10.50: André sale en brazos de mamá del Sanatorio Trinidad para ir hasta su casa del barrio de Colegiales. Emmanuel, al volante. Celeste, radiante.

Domingo a las 10.50: André sale en brazos de mamá del Sanatorio Trinidad para ir hasta su casa del barrio de Colegiales. Emmanuel, al volante. Celeste, radiante.

Celeste y su bebé, a punto de entrar a su casa de Colegiales.

Celeste y su bebé, a punto de entrar a su casa de Colegiales.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig