Amenaza nuclear en Nueva York – GENTE Online
 

Amenaza nuclear en Nueva York

Pánico sobre pánico. Según la revista TIME, en octubre pasado una operación de Al Qaeda habría intentado introducir en la isla de Manhattan una bomba de 10 kilotones de plutonio. Para decirlo más claro, los seguidores de Osama Bin Laden planeaban (habrían planeado) matar a 100 mil neoyorquinos, afec
tar la salud de otros 700 mil mediante los efectos de la radiación y dejar un cráter de un kilómetro y medio de diámetro en medio de Manhattan. Hay una duda: nadie sabe si la bomba entró o no al territorio norteamericano. 

Paranoia sobre paranoia. Según TIME, la CIA detectó esta operación luego de que un espía, cuyo nombre de guerra es Dragonfire, acercó la información y confirmó un contacto con un alto general ruso, quien admitió la pérdida de una bomba nuclear de, casualmente, 10 kilotones (un kilotón es igual a mil toneladas de dinamita).
Inmediatamente se activaron todos los resortes de autodefensa, inteligencia y contraespionaje. La primera orden del presidente George W. Bush (orden impartida hace meses y bajo un secreto tal que ni siquiera el entonces alcalde Rudolph Giuliani, según declaró, estaba al tanto) fue crear un gobierno fantasma, una réplica en las sombras, ministro por ministro, de su gobierno público, para que asuma las responsabilidades de conducción nacional ante una eventual catástrofe nuclear.

Además, los agentes del Nuclear Emergency Search Team (Equipo de Investigaciones para Emergencias Nucleares) buscan la carga explosiva sin tener, hasta hoy, demasiada suerte. 

El artefacto de destrucción masiva que las autoridades norteamericanas están buscando sería, como ya se dijo, un remanente de los arsenales que el ejército ruso descuidó durante sus años de combate en Afganistán. Sin embargo, algunos especialistas comenzaron a alertar a la comunidad de Inteligencia sobre la facilidad de construir una bomba nuclear.
"El know how para fabricar armas nucleares está al alcance de cualquier persona en
Internet"
, afirma William Perry, profesor del departamento de administración, ciencia e ingeniería de la universidad de Stanford y ex secretario de Defensa de los Estados Unidos.
"Los controles de seguridad -continúa Perry en su ensayo sobre la era de los atentados publicados por la Fundación Foro del Sur-
que se aplicaban al enorme arsenal de armas nucleares, las que suman decenas de miles, se hacen cada vez más dudosos. Y la prosperidad del mercado negro de materiales susceptibles de ser fusionados para su uso nuclear sugiere que la demanda es alta".

Primero fue el atentado, luego el pánico por el ántrax. Ahora la amenaza retorna bajo el fantasma nuclear. Los habitantes de Manhattan, tal como prometió Osama, no han vuelto a vivir tranquilos.

Primero fue el atentado, luego el pánico por el ántrax. Ahora la amenaza retorna bajo el fantasma nuclear. Los habitantes de Manhattan, tal como prometió Osama, no han vuelto a vivir tranquilos.

Osama Bin Laden es el arquitecto del miedo que desde hace meses envuelve a los Estados Unidos. Su captura sigue sin producirse.

Osama Bin Laden es el arquitecto del miedo que desde hace meses envuelve a los Estados Unidos. Su captura sigue sin producirse.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig