«Amalia es la reina de nuestra casa» – GENTE Online
 

"Amalia es la reina de nuestra casa"

Uncategorized
Uncategorized

Ahí, en la intimidad de la habitación real, una de las cincuenta de la Villa
Eikenhorst, Wassenaar, a kilómetros de La Haya, salió al mundo otra vez. De
testigo, las orquídeas blancas, cortesía de su abuela porteña, María del Carmen,
que las había comprado la semana anterior al parto. Mamá, papá y la reina
Beatrix, su abuela con corona -la que un día ella se calzará-, juegan con sus
pies y sus manitos. No podría ser mejor…

"Queríamos esperar el momento apropiado para mostrarnos los tres juntos",
suspiraron Máxima y Guillermo Alejandro a sus íntimos. Y también les confiaron:
"Amalia es la reina de nuestra, la beba nos cambió la vida". El mundo entero
quería ver un retrato de la familia unida, desde aquel 7 de diciembre donde Catharina Amalia Beatrix Carmen Victoria hizo su debut en esta vida en el
hospital de Bronovo. Pero Máxima prefirió encerrarse en su casa (decorada con
mucho arte argentino contemporáneo) y recuperarse del extenso parto de ocho
horas sin anestesia, además de ajustarse a una dieta para contrarrestar los
kilos que subió durante el embarazo. Entonces, una amiga, la fotógrafa argentina
Graciela Rossetto -novia de Coen van Dijk, íntimo de la infancia del príncipe
Guillermo-, quien fue de la partida en la despedida de soltera de Máxima, y tomó
las imágenes del anuncio de compromiso de la pareja en 2001. Entonces, ¡click! y
aquí las ve. Un retrato perfecto.

Guillermo Alejandro y Máxima, locos por su beba, en su habitación en la Villa Eikenhorst.  Para estas Navidades, la visitarán sus tíos Juan e Inés, y sus abuelos Jorge y María del Carmen.

Guillermo Alejandro y Máxima, locos por su beba, en su habitación en la Villa Eikenhorst. Para estas Navidades, la visitarán sus tíos Juan e Inés, y sus abuelos Jorge y María del Carmen.

Guillermo, Máxima, Catharina Amalia y Beatrix, chocha con su nieta. Todavía no la pelaron ni le pusieron aritos, pero siempre luce clásicos vestidos de encaje, que usaron sus antepasados. Una costumbre muy royal.

Guillermo, Máxima, Catharina Amalia y Beatrix, chocha con su nieta. Todavía no la pelaron ni le pusieron aritos, pero siempre luce clásicos vestidos de encaje, que usaron sus antepasados. Una costumbre muy royal.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig