Es importante c ontar la historia de la gente que estuvo ahí"." /> Al rescate de la memoria – GENTE Online
 

Al rescate de la memoria

"Dios, mantén a tu lado y protege con tu infinito amor a estos hijos que

entregaron sus vidas por la patria" (Leyenda de la placa en homenaje a los
caídos del crucero General Belgrano, que será colocada junto a los restos del
navío en el Atlántico Sur).

Dos de mayo de 1982, alrededor del mediodía. Desde la profundidad del mar
austral, el operador de radio del submarino nuclear HMS Conqueror lanza la
pregunta en un inglés ansioso:

-¿Debemos hundirlo? ¿Es una amenaza aunque esté fuera de la zona de exclusión?

La respuesta llega de inmediato desde el cuartel general de la Royal Navy en
Northwood, donde la nave británica había zarpado el cuatro de abril con rumbo
sur. Durante la guerra de Malvinas, el mando de los submarinos de la Task Force
estaba a cargo del capitán Richard Hask. La voz -metálica, fría, profesional-
cruzó como un látigo casi diez mil kilómetros de mar:

-Disparen a hundir.

Un minuto después de las cuatro de la tarde, un torpedo MK 8 -según la versión
inglesa- atravesó el casco del crucero General Belgrano, que navegaba
aproximadamente a 30 millas de la zona exclusión trazada por el alto mando
británico, a la altura del palo de popa. Instantes después, otro disparo
destrozó la proa. A las cinco de la tarde, se fue a pique. De los 1093
tripulantes que comandaba el capitán de navío Héctor Bonzo, 323 murieron, casi
la mitad del total de bajas argentinas en la guerra. Excepto los siete que
sucumbieron al frío y a las heridas en las balsas de rescate, cuyos cuerpos
fueron rescatados, el resto yace en la tumba helada del Atlántico Sur.

Dos de marzo de 2003, tres de la tarde. El Seacor Lenga, buque de la National
Geographic Society, zarpa del puerto de Ushuaia. A bordo lleva una misión
científica, que durará, si el tiempo ayuda, un par de semanas: descubrir los
restos del General Belgrano, filmarlo por fuera y regresar con material para un
documental que será emitido en junio. En el mar, el operativo está a cargo de
Curt Newport, un especialista de la National Geographic. Pero la estrella será
el minisubmarino de tipo ROV (remote operating vehicle, vehículo operado por
control remoto) llamado Magellan, que filmará los restos del navío. Ezequiel
García Corado (26) es uno de los argentinos envueltos en esta expedición.
Representa a Outland, empresa nacional encargada de la coordinación y logística
del equipamiento provisto por la corporación norteamericana Oceaneering.
Ezequiel explica su funcionamiento: "Es un radio de aproximadamente cuatro
kilómetros de rastreo, a 360 kilómetros de Ushuaia -100 millas náuticas- y a 180
kilómetros de la Isla de los Estados. Desde la superficie, se emplea un escáner
con dos posiciones: la dada por la Royal Navy y la Armada argentina. Cuando haya
un indicio certero, se montará una grúa y se sumergirá el Magellan. Las olas, el
clima y los cuatro mil doscientos metros de profundidad, dificultan la tarea.
Pero saldremos airosos. Sentimos que estamos haciendo historia"
.

HOMENAJE. En el Seacor Lenga también navegan, codo a codo, dos sobrevivientes
argentinos del hundimiento, el ex segundo comandante del crucero, capitán de
navío Pedro Galazi, y el capitán de fragata Carlos Castro Madero, y dos
tripulantes del HMS Conqueror. Los argentinos tendrán, además, un mandato
trascendente: colocar una medalla y una placa con los nombres de los caídos, a
modo de justo homenaje. Es un cubo de acrílico de 40 centímetros de arista, con
agujeros para que ingrese agua de mar -y así equiparar las presiones- con base
de hierro, que será depositado sobre los restos o en el lecho marino.

El operativo será monitoreado desde Washington por John Bredar (42 años, casado,
dos hijos). Es productor senior de National Geographic Television & Film y,
entre otros premios, obtuvo el Emmy por el documental Camarógrafos de combate de
la Segunda Guerra Mundial. Desde su búnker, el lunes a las cinco de la tarde,
habló con GENTE: "La expedición está yendo bien. Llevan navegadas 26 horas, y
están por llegar al lugar donde creemos que está el General Belgrano. El clima
es bueno, pero los partes dicen que lo tendremos en contra dentro de un día o
dos. Es importante, porque si el barco no navega en línea recta, no podremos
maniobrar bien el escáner. En fin, esperemos buen tiempo
."

Este productor sabe que Malvinas es un tema sensible, una de las pocas
cuestiones que unen a los argentinos sin distinción. Por eso habla con
delicadeza de lo que harán, y de las razones que los llevaron a emprender esta
expedición: "Encontramos al Titanic, al Bismark y a otros barcos famosos. Y
empezamos a pensar en el General Belgrano cuando se cumplieron 20 años de la
guerra de Malvinas (SIC). Creemos que será bueno contar la historia de la gente
que estuvo ahí. Nosotros somos una sociedad científica y educativa, y no hacemos
política. Por eso invitamos a sobrevivientes de ambos lados. Ellos se
encontraron en Ushuaia hace un par de días, y se vieron a sí mismos como
profesionales que hicieron su trabajo, y que entre ellos no había nada
personal".

-¿El submarino también filmará el interior del barco?
-No tocaremos el barco. Los argentinos fueron bien claros en ese sentido. Y no
es nuestra intención hacerlo. Hablamos con muchos sobrevivientes del Belgrano, y
la mayoría estuvieron de acuerdo con la expedición.

-Cuando en el documental se refieran a las islas, ¿las llamarán Malvinas o
Falklands?
-Usaremos los dos nombres, como lo hacemos en toda la cartografía que produce
National Geographic.

por Hugo Martin y Federico Fahsbender
fotos: Alejandro Carra, gentileza National Geographic Society, Armada Argentina y diario La Nación, y Archivo Atlántida

Dos de mayo de 1982, el crucero General Belgrano, herido de muerte, se hunde en el Atlántico Sur.

Dos de mayo de 1982, el crucero General Belgrano, herido de muerte, se hunde en el Atlántico Sur.

El capitán de fragata Carlos Castro Madero y el ex segundo comandante del crucero, capitán de navío Pedro Galazi, frente al Seacor Lenga, antes de zarpar. Ellos colocarán una placa en memoria de los caídos.

El capitán de fragata Carlos Castro Madero y el ex segundo comandante del crucero, capitán de navío Pedro Galazi, frente al Seacor Lenga, antes de zarpar. Ellos colocarán una placa en memoria de los caídos.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig