Al este, en busca del paraíso – GENTE Online
 

Al este, en busca del paraíso

Uncategorized
Uncategorized

La imagen -apagada, de cabeza gacha y pasos arrastrados- recuerda aquellas fotos color sepia eternizadas en
el puerto de Buenos Aires a mediados de los cuarenta, cuando centenas de inmigrantes españoles e italianos bajaban con arcones y trastos de interminables barcos de madera, huyendo de la cruda posguerra ajena y buscando un porvenir menos doloroso del otro lado del océano.

Recuerda, pero no lo es. En cambio, lo que se ve es una película a todo color y movimiento, también obtenida en el puerto de Buenos Aires pero a principios de este milenio, cuando decenas de emigrantes argentinos suben valijas y autos a modernos ferries, huyendo de la crisis social y económica propia y buscando un aire más puro del otro lado del río. Los hijos de quienes llegaron parten, sí. Y Punta del Este, Uruguay al centro, parece ser el horizonte elegido. Una fría estadística, y a los ejemplos.

. En 2001, 558 argentinos tramitaron la residencia legal para vivir en suelo charrúa. Es decir, el 30% de los extranjeros que la inician.
. 114 lo hicieron entre noviembre y diciembre; 18 de ellos, en el departamento de Maldonado, al que pertenece Punta.
. Dos por día inician su radicación y 30 efectúan averiguaciones en la oficina local de inmigraciones.
. De 12 a 20 familias consultan diariamente colegio para mandar a sus hijos.
. El 25% de los alumnos que arrancarán las próximas clases aquí nacieron en nuestro país.

¿Quiénes? ¿Por qué? ¿Cómo? ¿Para qué? Con ustedes, los protagonistas:


Emigrantes argentinos I: "Hartos de las presiones laborales, el estrés y los problemas".
Desde que se mudaron al Este, el último 7 de marzo, Florencia Gómez (37) y Fabián Pla (34) no volvieron a pisar Buenos Aires, a pesar de los apenas 40 minutos de avión que separan a un país del otro. "Jamás olvidaremos la fecha: esa tarde, cuando tocamos el Uruguay luego de debatir si nos convenía Punta o Puerto Madryn, comenzamos a cumplir un sueño de siempre", concuerdan instalados en la casa para veraneo de Manantiales construida por Martín, el hermano de Flor, que poco a poquito convirtieron en Hostería La Ballenera. "Estábamos hartos de la Capital Federal, del trabajo, las presiones laborales, el estrés y los problemas", admiten Fabi (ex propietario de una fábrica de insumos hospitalarios) y su mujer. También analizan el bien temido primer hay que pasar el invierno: "Nos fue mejor de lo que suponíamos. En nuestras cuatro habitaciones para huéspedes recibimos a varios turistas extranjeros", i
nforman satisfechos, agregando que en plena temporada el alquiler oscila entre 80 y 140 dólares, desayuno incluido. "Quizá es buen negocio la amable atención en un amable lugar, ¿no?", se pregunta la pareja, que logró adaptarse sin problemas, conoció amigos de varias nacionalidades y todavía no inició el trámite de radicación. "Pero cuidado -adelantan-,

no leas entre líneas: de volver, olvidate."

por Leonardo Ibáñez y María Noel Alvarez
fotos: Leandro Montini y Alejandro Carra
(Desde Punta del Este)
(Agradecemos a la Dirección Nacional de Migraciones del Uruguay)
Florencia y Fabián acaban de comprar la hostería La Ballenera. Vinimos a Punta buscando tranquilidad".">

Florencia y Fabián acaban de comprar la hostería La Ballenera. "Vinimos a Punta buscando tranquilidad".

Frente del <i>St. Catherine´s School</I>, y los Fedre tras anotar a sus hijos en el Instituto Uruguayo-Argentino.

Frente del St. Catherine´s School, y los Fedre tras anotar a sus hijos en el Instituto Uruguayo-Argentino.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig