«Ahora lo único que me importa es proteger a mi hijo» – GENTE Online
 

"Ahora lo único que me importa es proteger a mi hijo"

Uncategorized
Uncategorized

Todo cambió en la vida de Nancy Dupláa. Hace diez días, le llegó una noticia desesperada: su hijo Luca, de dos años, podría ser secuestrado.

EN ALERTA. La advertencia vino con un llamado a Pol-ka, la productora del programa 099 Central que la tiene como protagonista. Una mujer había escuchado una conversación en un bar en la que dos hombres describían datos puntuales y escalofriantes: su dirección y la de Matías Martin (su ex, el padre del nene), el horario en que Luca entra y sale del jardín, qué días duerme en su casa y cuáles en la del papá, todo. Y todo, precisamente, indicaba que se trataba de un futuro secuestro. La mujer decidió dar aviso, y la actriz, agradecida y preocupada a la vez, decidió hacer la denuncia en la justicia. La causa recayó en el
Juzgado Nº12 en lo Criminal y Correccional de Capital Federal a cargo del juez Ricardo Warley, quien decidió poner una custodia policial en los domicilios de ambos padres. "Ahora lo único que me importa es proteger a mi hijo", dijo Nancy a
GENTE, y prefirió no dar más detalles de su nueva vida, amenazada.


ASALTO VIP.
El miedo y la angustia que toda la sociedad vive ante la creciente ola de violencia, robos y secuestros, llegó también a los famosos. Y para ellos, que llevan una vida de alto perfil, que es fácil averiguar dónde viven, qué autos usan y quiénes son sus hijos, es aún más preocupante. El caso de Dupláa no es excepcional, sino que se repite en muchas familias ligadas al mundo del espectáculo. 

La actriz Julieta Ortega, hija de Ramón Palito Ortega, y el músico-actor Iván Noble vivieron muy de cerca el miedo. Cuando recién casados se mudaron a una hermosa casa en la localidad de Las Cabañas, en Ituzaingó, no imaginaron que iban a ser víctimas de la ola de inseguridad. El miércoles 28 a las 23:30, Noble salió de su casa para guardar el auto cuando dos jóvenes armados lo abordaron y entraron a la casa. En el cuarto principal se encontraba Julieta. Los llevaron al living y les dijeron: "Estén tranquilos que ustedes son famosos y nos le va a pasar nada". Se llevaron dinero, un par de zapatillas
Nike, las alianzas y huyeron llevándose el auto, que fue encontrado horas más tarde en la zona. La experiencia fue suficiente para que, asustados, decidieran mudarse por unos días a lo de un amigo. La casa tiene custodia las 24 horas, pero nadie atiende el timbre ni el teléfono. "Veíamos lo que pasaba en la televisión y sabíamos que en cualquier momento también nos podía pasar a nosotros. Hoy, después de lo que vivimos, tenemos miedo de volver a nuestra casa. Todos estamos en la mira, ya nadie es inmune. No veo otra solución que irnos a vivir a un barrio privado", concluyó Julieta Ortega.

MAXIMA SEGURIDAD.
Pero el temor es aún mayor cuando -como para Nancy Dupláa- un hijo puede convertirse en víctima de la violencia. Fue el caso de Osvaldo Sabatini y Catherine Fulop, por suerte con final feliz. En junio recibieron el llamado del comisario Aníbal Degastaldi (Jefe de la Delegación Departamental de Investigaciones de San Isidro), quien les informó que habían detectado una pareja con intenciones de secuestrar a sus hijas, Oriana y Tiziana. Los sospechosos fueron descubiertos haciendo inteligencia en la casa que la familia tiene en el barrio de San Isidro y en el colegio de las nenas. Enseguida fueron detenidos y a los Sabatini se le brindó protección policial. "Sabíamos que la situación era difícil, pero no tomamos real conciencia hasta que sucedió eso
-comentó Osvaldo a GENTE-. A pesar de las precauciones, seguimos con miedo. Por eso nos vamos a mudar". Los Sabatini se suman a la ola de familias de clase media y alta que optaron por vivir encerrados, en un country o en un barrio privado. La mudanza sería inminente, ya que no se sienten a salvo.

VIVIR CON PANICO.
Otra famosa que optó por la seguridad del country es la actriz Araceli González. Desde hace meses, ella y su ahora ex marido, Adrián Suar, adoptaron cuidados para la seguridad propia y la de sus hijos Tomás y Florencia. "Tomé precauciones que no quiero divulgar por seguridad", contó Araceli en marzo a GENTE. Pero desde que el matrimonio se separó y él dejó la casa en San Isidro, Araceli vive sola y cada vez con más miedo. Por eso tomó la decisión de mudarse con Tomás y Flopi a un country de Pilar. Allí, Araceli parece haber encontrado mayor tranquilidad. "Imaginar sólo por un segundo que mis hijos puedan caer en manos extrañas me quita el aire. Un día Flopi me dijo: 'Mamá, no quiero vivir así'.
Ahora nos sentimos más seguros y relajados". 

Custodia privada, autos blindados, barrios cerrados y countries son algunas de las nuevas costumbres de famosos y empresarios. El bajo perfil es otra. Toda la sociedad se adapta como puede a la terrible ola de inseguridad. Saben que ellos y sus familias no quedan excluidos. Es más, saben que están en la mira.

Dupláa preocupada por su hijo Luca. Desde que ella y su ex, Matías Martin, hicieron la denuncia ante la posibilidad de que puedan secuestrar al nene, viven custodiados por un oficial de la Federal.

Dupláa preocupada por su hijo Luca. Desde que ella y su ex, Matías Martin, hicieron la denuncia ante la posibilidad de que puedan secuestrar al nene, viven custodiados por un oficial de la Federal.

Desde que amenazaron con secuestrar a Luca, no puedo pensar en otra cosa"">

"Desde que amenazaron con secuestrar a Luca, no puedo pensar en otra cosa"

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig