«A partir de agosto, a la Argentina le irá muy bien» – GENTE Online
 

"A partir de agosto, a la Argentina le irá muy bien"

La Guerra Santa ya estalló y durará hasta el 2009. George W. Bush puede morir
antes de terminar su mandato. Hacia el final de la década, los Estados Unidos
pueden ser atacados con una bomba nuclear. Este invierno habrá movimientos
sísmicos en la Argentina, y tal vez nieve en Buenos Aires. La Iglesia Católica
será perseguida por más de treinta años. Delfines y ballenas se suicidarán en la
cuenca del Plata. Etcétera. Si alguien anunciara tales desastres y desaguisados
lo más campante, sería tomado por loco. Pero dichos por el hombre que, en 1963,
por el viejo Canal 9 y en el programa Mensaje Astral, sentenció que "Dentro de
cuarenta días el presidente Kennedy morirá asesinado, y si mis cálculos no
fallan, será el 22 ó el 23 de noviembre"
, habrá que anotarlos, y rezar…

Porque el hombre es Horangel (Horacio Germán Tirigall), y la predicción del
crimen de Dallas, el 22 de noviembre, no fue su único y sombrío acierto: también
intuyó la tragedia de las Torres Gemelas, el tsunami que se llevó trescientas
mil vidas, y… Pero me corrige:

-No fueron ni son intuiciones. Se trata de cálculos. De previmetría.

-¿Qué es la previmetría?
-El arte (o la ciencia, ¿por qué no?) de anticipar sucesos a partir de la
historia, la geografía, la estadística y una cantidad de disciplinas.

-¿Y la influencia astral?

-También, pero de modo muy relativo. Hay que desmitificar la idea de que el
horóscopo funciona igual para todas las personas. Dos personas pueden nacer el
mismo día, mes y año, pero si una nace en la Patagonia y otra en el extremo
norte, una nace rica y la otra pobre, no tendrán el mismo carácter ni el mismo
destino.

-¿Cuándo advirtió que tenía un poder de percepción especial?
-A los seis años. Ante una situación, necesitaba apenas treinta segundos para
ubicarme, hacer un cálculo y predecir -o mejor, deducir- en qué derivaría esa
situación.

-¿Es cierto que asesoró y aún asesora a importantes empresas?
-Absolutamente sí, y desde hace muchos años. Por ejemplo, a mis 24, conocí al
entonces presidente de Mercedes Benz, vi a su hijo, y le dije: "Este chico va a
ser operado de un oído"
. Al tiempo, mientras el chico andaba en bicicleta, se le
rompió la cadena, cayó sobre las ramas de un árbol recién podado, y una de ellas
le perforó el oído. Desde entonces, su padre me contrató como asesor. También le
aconsejé a unos empresarios no fundar una fábrica de planchas en Córdoba porque
podía prenderse fuego. No me hicieron caso, y a los seis meses se quemó.

-¿Pueden ser casualidades?
-No, porque son demasiadas. En una reunión me presentaron a la baronesa equis
(prefiero reservar su nombre), y le dije: "Usted tiene una marca muy profunda en
el pecho"
. Asombrada, se abrió la blusa, me mostró una gran cicatriz, y me dijo:
"Mi marido me pegó un tiro, y se suicidó. Esta es la marca de la bala". Tengo
tantas historias parecidas, que podrían llenar un libro…

-¿También es cierto que lo consultan líderes políticos y hasta presidentes?
-Presidentes, y hasta reyes.

-¿Qué puede decir del presidente Kirchner? ¿Lo estudió?
-Desde luego. Tiene carácter explosivo. Es de Piscis, como su mujer, pero ella
me parece más centrada y cuidadosa. Debe hacer un esfuerzo para conocerse mejor
a sí mismo y lograr autocrítica y maduración. Le cuesta comunicar, y por eso, a
veces, cae en el exabrupto, aunque después se arrepiente. No dudo de sus buenas
intenciones, pero es un pisciano tangencial…

-¿Qué significa eso?
-Que le gusta dar golpes de efecto, pero superficiales, no basados sobre un
proyecto.

-Luego de Juan Pablo II, ¿qué Iglesia vendrá, teniendo en cuenta su predicción
respecto de las persecuciones que sufrirá?
-Una Iglesia más cerrada, con más espíritu de ostra, para defenderse de los
ataques. Pueden surgir nuevos caballeros templarios… (N. de la R.: orden de
caballería fundada en 1118, con sede junto al templo de Salomón, que aseguraba a
punta de espada el libre camino de los peregrinos hacia Jerusalén.)

-¿Es cierto que usted habló del feng shui mucho antes de que se pusiera de moda?
-Totalmente: vengo hablando desde los años setenta.

-¿Tiene base cierta?
-No como lo están usando aquí. No es una cuestión de arquitectos ni de
decoradores, de pintar las paredes de tal o cual color, de poner los muebles
mirando al sur o al norte. Eso es el negocio del feng shui, nada más…

-¿Qué es, realmente?
-Se basa en el culto de los muertos, y está vinculado con la estrella polar…
¡que es del hemisferio norte! Nada que ver con nosotros. Feng shui quiere decir
viento y agua. El alma de un muerto debe convertirse en energía y unirse a la
energía universal: un rito que necesita un maestro de ceremonias, geomante y
astrónomo, que trace un mapa entre el féretro del muerto y la posición de la
estrella polar… Un rito complicadísimo que nada tiene que ver con la cama
mirando al norte y todo ese macaneo. Además, como estamos en el hemisferio sur,
si seguimos las pautas del hemisferio norte… ¡todo nos sale al revés!

-En su último libro, usted habla mucho del sol quieto. ¿De qué se trata?
-Cada doce años y dos meses, en el sol se producen tremendas explosiones, y
luego sigue un período de quietud total que dura tres años.

-¿Eso es bueno o es malo?
-Bueno y malo. Las pistas de esquí se quedan sin nieve, como sucedió en el año
95, pero el agujero de ozono se cierra y se estabiliza. Nos espera un invierno
poderoso, con lluvias violentísimas, granizo y fríos muy raros en la última
semana de junio. No sería difícil que nevara en Buenos Aires.

-Algo más importante que el frío: ¿habrá guerra en el mundo?
-Si siguen los atentados terroristas y Bush y sus aliados responden con la
política de la llamada guerra preventiva, no sería difícil que desaparecieran
tres países. Y hay posibilidad de que en esta década los Estados Unidos
intervengan en América del sur, y en un país muy cercano a la Argentina.

-Una última predicción: ¿cómo va a salir esta nota?
-¿De qué signo es usted?

-De Géminis.
-Bien. Fíjese en mi libro cuáles son sus días propicios.

-Ya me fijé: el 22 de marzo. Pero hoy es 23…
-Bueno, no se preocupe. Los astros inclinan, pero no determinan.

Horangel: más de 40 años de estudios, libros, programas de televisión y conferencias en medio mundo para desentrañar los misterios del cielo y su relación con el destino.

Horangel: más de 40 años de estudios, libros, programas de televisión y conferencias en medio mundo para desentrañar los misterios del cielo y su relación con el destino.

Predecir solamente sobre la base del zodíaco es poco serio. Yo hago previmetría, que es algo muy distinto"">

"Predecir solamente sobre la base del zodíaco es poco serio. Yo hago previmetría, que es algo muy distinto"

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig