salvo una invasión marciana, pasamos por todas"." /> «A los 62 años, tengo el cuerpo de una mujer de 40» – GENTE Online
 

"A los 62 años, tengo el cuerpo de una mujer de 40"

Tal vez, si Herbert George Wells no hubiese escrito su novela La máquina del tiempo en 1895, se podría inferir que Nacha Guevara, de cronom
etrados 62 años, estaría en perfectas condiciones de hacerlo (aunque -obvia diferencia- llevando hacia atrás las agujas del reloj). Y ya no como novela, sino como autobiografía. O bien como Memorias, algo que -veremos- está en sus planes. Esta mujer, con tres hijos y varios nietos en el haber personal, parece cada día asombrosamente más joven. A esta altura, es inevitable caer en ese lugar común para una figura que le huye a los parámetros "normales" de su edad. ¿Cuál es el misterio? ¿Cuál su secreto mejor guardado? Lo sabremos.

Por estos días, Nacha está en España, preparando el estreno de su obra 60 años no es nada en Barcelona, tras 45 días a sala llena en Madrid. Acaba de almorzar, mientras en Buenos Aires promedia la mañana, y cuenta con orgullo su éxito en la capital española, adonde la acompaña un seleccionado creativo argentino ciento por ciento. "Anotá -exige-:
Alberto Negrín (escenógrafo), Diego Pernía (diseñador de sonido), Ariel del Mastro (iluminador), Gustavo Woms (coreógrafo), Manuel González (vestuarista), Gerardo Gardelín (arreglador musical), un equipo de lujo". 


-Repaso la lista: Diego Pernía, además, es su pareja. Doble ventaja tenerlo allí.

-Sí, pero no quiero hablar de mi vida privada. Para eso voy a escribir mis memorias (ríe). Ya estoy en tratativas.

-Memorias de una mujer a la que le sucedió de todo. Desde la protesta y el café concert de los años 60 hasta el yoga y la dieta ayurvédica, mucha agua pasó bajo su puente.

-Y en los 60 fue cuando me conocieron, pero en mi infancia también me pasaron muchas cosas interesantes. La niñez revela lo que será una persona.

-¿Cómo era de chica?

-Muy tímida. Tuve algunas fracturas afectivas que les suceden a las personas que luego se hacen artistas... o delincuentes (ríe). Pero eso será parte del libro…

-Entonces, desmintamos el título de su obra. ¿60 años no es nada, Nacha?

-Depende de la hora del día. Hay momentos en los que 60 años se sienten como 120, y otros que parece que tuviera 30. No creo en la edad cronológica. Y ahora mucho menos. Una misma persona pasa por varias edades a lo largo de un día.

Según Nacha, además de un importante componente genético, con un tratamiento a base de embrioninas (un agente natural, bioestimulante) logró retrasar el desgaste orgánico.

Según Nacha, además de un importante componente genético, con un tratamiento a base de embrioninas (un agente natural, bioestimulante) logró retrasar el desgaste orgánico.

Hoy, el país entero es un patito feo, salvo la docena de cretinos que se quedaron en la punta de la pirámide. Esperemos que, como en el cuento, todo termine bien, y que se este gestando el cisne"">

"Hoy, el país entero es un patito feo, salvo la docena de cretinos que se quedaron en la punta de la pirámide. Esperemos que, como en el cuento, todo termine bien, y que se este gestando el cisne"

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig