ELA: algunos cambios en la retina podrían ser síntomas tempranos de la enfermedad – GENTE Online
 

ELA: algunos cambios en la retina podrían ser síntomas tempranos de la enfermedad

La Esclerosis lateral amiotrófica podría detectarse de forma temprana a través de cambios que se producen en la retina, según un estudio realizado por distintos organismos españoles.
Salud
Salud

Algunos síntomas de la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) pueden ser revelados a través de algunos cambios que se producen en las retinas, según comprobaron investigadores españoles. De esta manera, la retina vuelve a ser importante como biomarcador de algunas enfermedades neurodegenerativas.

La ELA tiene la característica de dañar a la médula espinal y a las neuronas cerebrales, aunque también deteriora el tejido de la retina, según el estudio que lideraron científicos del Instituto de Investigaciones Oftalmológicas Ramón Castroviejo de la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

Este trabajo de investigación publicó sus conclusiones en "Neural Regeneration Research". Una de ellas es que existe la posibilidad de que los pacientes con ELA sufran cambios en las microglías. Estas son las células que defienden y protegen a las neuronas. Además, pueden perder algunas células ganglionares, que son las neuronas de la retina.

“Estas alteraciones detectadas en esta enfermedad podrían servir como biomarcadores para el diagnóstico y seguimiento de los pacientes con ELA, así como para comprobar la eficacia de diferentes tratamientos mediante su monitorización de forma sencilla, no invasiva y más barata”, declaró una de las investigadoras de la UCM, Pilar Rojas.

El trabajo científico no solo explica los cambios en la retina, sino que describe las modificaciones que tienen una evolución a lo largo de la enfermedad. Según explicó otra investigadora, Rosa de Hoz: “Esto se había observado en la médula espinal de estos pacientes, pero no en la retina, lo que supone un avance, porque la monitorización de los pacientes puede ser menos invasiva”.

Además del mencionado Instituto Oftalmológico, también fueron parte del proceso investigativo el departamento de Bioquímica de la UCM, el Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid, la Red Oftalmológica OFTARED del Instituto de Salud Carlos III y la red RetiBrain del Ministerio de Ciencia e Innovación.

El proceso de comprobación que realizaron los profesionales fue registrar las alteraciones retinianas a través de una tomografía de coherencia óptica. Este test, que no es invasivo, se encarga de analizar el estado del nervio óptico y de la retina. Además, detalla las alteraciones que no suelen ser visibles por el ojo humano, informó una de las coautoras: Ana Isabel Ramírez.

Al ser detectado in vivo en los seres humanos, los científicos no tardaron en chequearlo en un modelo animal, informó la UCM en un comunicado oficial.

“Nuestro grupo ha investigado ampliamente sobre los cambios retinianos en distintas enfermedades neurodegenerativas como la enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, concretamente en la ELA, pocos estudios han descrito qué ocurre en la retina y más específicamente en las células microgliales”, resaltó José Manuel Ramírez, catedrático de Oftalmología de la UCM y Director del Instituto de Investigaciones Oftalmológicas Ramón Castroviejo.

Con información de EFE

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig