Benjamín Vicuña y su cruzada en favor de la niñez: “Cuidar la infancia es la única manera para cambiar el estado de las cosas” – GENTE Online
 

Benjamín Vicuña y su cruzada en favor de la niñez: “Cuidar la infancia es la única manera para cambiar el estado de las cosas”

Desde su condición de embajador de UNICEF y “defensor a ultranza de los derechos del niño”, el protagonista de la ficción del año (El primero de nosotros), pone el cuerpo y entrega el alma para el nuevo principio de GENTE, ahora relacionado a la defensa y protección de los chicos.  
Principios
Principios

“Ya es hora. ¡Hablamos de una problemática que no se puede posponer!”, pregona sin medias tintas el intérprete de El primero de nosotros (Telefe), enfocando su pensamiento hacia ellos. “Los chicos son el presente y sin dudas también el futuro. Con ellos no se puede esperar. Sus demandas son impostergables. Un compromiso fuerte de los adultos, sepámoslo, es velar por sus derechos y cimentar su porvenir, y un deber de todos cuidar su infancia”, explica enfático Benjamín Vicuña Luco (43).

Y lo hace en el marco del nuevo Principio de GENTE asociado –para el mes que corre– a los niños. Hablamos de la causa que denominados Defender las infancias, y forma parte de un itinerario temático social que venimos desarrollando desde inicios de 2021 en las distintas plataformas de Grupo Atlántida, y ya contó con referentes de la talla de Natalia Oreiro, Flor Peña, Cazzu, Lizy Tagliani, Juana Viale, Santi Maratea, Susana Giménez, Jey Mammón, Wanda Nara, Pampita, Darío Barassi, Fabiola Yáñez, Esteban Bullrich y María Becerra, entre otros.

Entretanto, el requerido actor chileno, que es embajador del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, admite, refiriéndose a su costado solidario, que al principio era una de esas personas “que quería ayudar sin aparecer. Hasta que entendí que como actor conocido podía ser un puente comunicador entre los niños, sus necesidades y la gente, amplificar sus demandas, sacar la basura de debajo de la alfombra. Desde ese lugar empecé a participar activamente y sucedió lo inverso: hasta pasó a tener sentido ser conocido.

Vicuña interactuando con los ganadores de la iniciativa El Obrador, del Centro Cultural Recoleta. Se trata de un grupo de chicos de 13 a 18 años que durante 2021 formuló, a lo largo de doce encuentros, un proyecto para transformar algún aspecto de la realidad que los preocupaba. Entre otros temas, como la diversidad sexual y de género, las emociones y la crisis ambiental e imaginación, un jurado de referentes le otorgó el primer premio a este equipo, que desarrolló una formulación sobre el bullying.
 

–¿Qué es un niño para usted? –le consultamos.

–Es el protagonista de la etapa más importante de nuestras vidas: la de formación, donde se construye la autoestima. Un chico para mí es algo especial, y lo más vulnerable y frágil. Ni hablar cuando encontramos a uno refugiado, en orfandad o atravesado por la pobreza, la miseria, el hambre, la delincuencia, el hacinamiento: hay situaciones muy complejas que superan nuestra imaginación y nos doblegan desde el dolor.

A lo largo de la nota, Vicuña también se muestra crítico de cara a la sociedad y su aporte a la niñez: “En la vida, en el quehacer, en los diarios, en la literatura ni en la televisión los chicos tienen el lugar que deberían ni la representatividad para poder soñar en grande. Todos sentimos y creemos en ellos y en su futuro y sin embargo, al final no hay ningún plan que los incluya de manera general y les brinde el sitio que merecen”, sostiene.

–¿Cuáles son las tres palabras que se me ocurren para despertar en serio y esperanzarnos con que los derechos del niño finalmente se cumplan?

-"Conciencia”, "responsabilidad” y "empatía”. A los chicos se los escucha, pero al mismo tiempo se los subestima. Si en nuestras casas hiciésemos el ejercicio de escucharlos más, seguro seríamos más sabios.

–¿Qué necesitamos enseñarles a ellos?

–Que existen mejores opciones, y darles alas para que crean en sus ideas. Hay que fomentar su masa crítica, su autoestima, hacerlos creer que tienen todo el derecho a imaginarse lo mejor, que nadie puede detener sus anhelos. Los adultos debemos acercarles los elementos para que puedan pensar en un futuro de verdad. Aunque suene idealista.

“El trauma de un niño hoy significa un pequeño gran dolor mañana –ensaya una última reflexión, Benjamín–. Algo en lo que perdemos todos y no sólo enfocándonos desde lo más gráfico e ilustrativo de imaginar que por ser vulnerable pueda terminar delinquiendo, sino desde el amor y el sentido común de pensar que con un chico que perdemos, todos como sociedad vamos perdiendo un potencial. Hay dos posibilidades: mirarlo y entenderlo como la frustración de un ‘Ya perdimos’, o dar un paso más allá y buscar una solución de estructura. Quiero creer en la última”, cierra ilusionado.

Fotos: Fabián Uset

Estilismo: Roxana Harris

Asistente de producción: Gimme Bright

Peinado y make up: Belèn di Natale

Seguimiento periodístico en las distintas plataformas: Elizabet Correa

Filmaciones y edición de videos para gente.com.ar y redes sociales: Manuel Adaro

Vestuario: Levis, Félix, Herencia Argentina, Converse, Benito Fernandez y Dream Emporium

Agradecemos a Alejandra Silva, Maricel Seeger, Matías Bohosla y Sabrina Gallego (por UNICEF Argentina), a Ana María Ojeda (UNICEF Chile), a Noelia Andía y al Centro Cultural Recoleta y Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig