Ahora leyendo
Se filtran videos y fotos de la previa de los rugbiers: Alcohol, baile meneaíto en la playa y el descontrol en el boliche

Se filtran videos y fotos de la previa de los rugbiers: Alcohol, baile meneaíto en la playa y el descontrol en el boliche

Avatar

Exclusivo en GENTE: Las imágenes de las 48 horas previas al crimen de Fernando Báez Sosa que podrían incriminar a los 10 rugbiers y desmentir el resultado de la pericia toxicológica.

Las 48 horas de los rugbiers previas al crimen en Villa Gesell fueron bien agitadas. En la imagen, todos juntos en la playa antes del asesinato de Fernando.

Como si se tratara de un grupo de adolescentes de 15 años en sus primeras vacaciones, los 10 rugbiers que viajaron a Villa Gesell vivieron 48 horas intensas. Más de lo que ellos mismos imaginaron. Máximo Pablo Thomsen (20), los hermanos Ciro (18) y Luciano Pertossi (19) y su primo Lucas Pertossi (20), Matías Franco Benicelli (20), Ayrton Michael Viollaz (20), Enzo Tomás Comelli (19), Blas Cinalli (18), Alejo Milanesi (20) y Juan Pedro Guarino (19) salieron de Zárate y recorrieron en micro los 470 kilómetros que separan sus casas de la ciudad balnearia.

Ciro Pertossi, Milanesi, Lucas Pertossi (el encargado de filmar todo, incluida la muerte de Fernando) y Enzo Comelli en el chalet que alquilaron, antes de salir hacia Le Brique.
Máximo Thomsen, el principal implicado. Además de figurar en el video de Lucas Pertossi, los chats que envió al grupo luego de la muerte de Fernando lo comprometen seriamente.

Llegaron a la terminal y abordaron varios taxis para llegar hasta la casa que habían alquilado. El lugar se llama Departamento Los Horneros y queda sobre la Calle 203, a 300 metros de la disco Le Brique. El sábado se levantaron a primera hora del día, fueron al supermercado por algunas provisiones y luego a la playa. Desde muy temprano arrancaron con cerveza y mucho alcohol. Lucas Pertossi era el encargado de filmar todo lo que pasaba en las vacaciones.

La imagen que se encontró en el celular de Ayrton, dentro del Boliche Le Brique.
Matías Benicelli, uno de los acusados por los testigos: “Me sorprendió cómo pegaba el chico de rodete”, aseguraron.

Y ahora, cuando los expertos de la División de Operaciones Técnicas de la Agencia Regional de la PFA revisaron los nueve teléfonos secuestrados en el chalet de Villa Gesell –seis iPhone, dos Huawei y un Motorola; el único que no tenía celular es Ayrton Viollaz–, se encontraron con todos estos videos que, de alguna forma, permiten reconstruir cómo fue su estadía. En este primer video se ve al jugador del CASI Máximo Pablo Thomsen bailar un meneaíto mientras de fondo suena Perreito, el tema de la norteamericana Mariah.

El segundo video que aparece en el celular de Pertossi es otro en el mismo lugar, en la playa, haciendo un brindis y celebrando con más alcohol, mientras de fondo se observan fuegos artificiales. La vuelta en la casa incluyó una cena con fideos y una previa donde todos se vistieron y se cambiaron para ir a Le Brique a ver el show del trapero oriundo de Merlo (conurbano bonaerense) Sebastián Chinellato, más conocido como Neo Pistea. Como el boliche quedaba a tres cuadras de la casa, hicieron la previa ahí y se tomaron fotos bebiendo cerveza, Fernet con Coca Cola y vino.

Una de las fotos que más viralizaba Máximo Thomsen: él jugando con la camiseta del CASI. Luego de comprobarse en los videos que él había sido quien le dio las patadas finales a Fernando, el club decidió suspenderlo (no expulsarlo).
Thomsen junto a Enzo Comelli. En la revisión médica le encontraron una marca en la mano. Lo que se investiga es si se la hizo la noche de la muerte de Fernando.

El siguiente video es adentro del boliche, todos saltando, bailando y tomando alcohol en medio de la pista, mientras de fondo suena paradoja del destino el tema Criminal. Lo que sorprende es que a pesar de que en todas las fotos y videos están tomando alcohol, el resultado del análisis les haya dado negativo. “Esto es algo que nadie puede explicar. Se parece mucho a lo que pasó con El Pepo”, confirman desde Tribunales. Lo cierto es que este último video se corta en medio de los saltos, porque ahí es cuando, supuestamente, se produce el roce entre uno de los rugbiers y un amigo de Fernando. Si uno mira las imágenes, se da cuenta de que es imposible que, en medio de ese éxtasis y ese pogo generalizado, la gente no se choque.

Puede interesarte

Alejo Milanesi junto a su mamá. El chico de 20 años es el único al que no reconocieron los testigos y que no figura en ningún video.
Juan Pedro Guarino junto a su novia. Desde el penal de Dolores aseguran que fue el más afectado cuando ingresó. No recordaba cuál es su segundo nombre.

Para sorpresa de los policías, en el celular de Lucas Pertossi encontraron el escalofriante video que muestra –como nunca se vio– la forma en que sus amigos asesinaron a Fernando. “El video es tan cruel y tan duro que se te hace difícil verlo hasta el final”, confiesa Fernando Burlando, el abogado defensor de la familia. Lo que más indignación causó y que determinó que les dictaran la prisión preventiva fue ver que la mayoría estuvo hasta las seis de la mañana mandando mensajes por WhatsApp a sus amigos, donde contaban cómo habían matado a ese “negro de mierda”.

Producción periodística: Cristian Calvani

Ir Arriba