Ahora leyendo
Sabrina Garciarena: “No tendría a mi hija fuera de un hospital”

Sabrina Garciarena: “No tendría a mi hija fuera de un hospital”

Avatar

De veinticinco semanas –y con fecha de parto probable para el 27 de abril–, la actriz, que ya considera que el próximo verano serán un “batallón”, cuenta la historia de la inesperada familia que conformó junto a Germán Paoloski y sienta posición respecto de la polémica del parto humanizado: “Soy miedosa y no pondría en riesgo la salud de mi beba”.

A mí no me salen hijos mega soñadores y tranquilos: son todos de una personalidad fuerte, reflexiona Sabrina Garciarena (36) en la Parada 28 de La Mansa. Son las tres de la tarde y su pareja, el periodista y conductor Germán Paoloski (45), disfruta de la frescura del mar junto a sus hijos, León (5) y Beltrán (2), mientras ella toca con naturalidad su vientre, en el que lleva desde hace seis meses a su futura “taurina”, que “será muy Tierra”.

–¿Imaginabas que ibas a formar una familia con Germán?

–¡Y no! Yo anduve con mi valijita, viajando sola y tranquila por todo el mundo durante seis o siete años y de repente… ¡bum!, familia. Pero son etapas. Empecé a trabajar a los quince e hice de todo. Y el volver a Buenos Aires significó bajar cambios y armar mi casa, mi nido. Esta etapa está buena, porque yo disfruto de cuidarlos y atenderlos.

–Teniendo la experiencia de haber vivido afuera, ¿te irías con todos?

–A Ger y a mí nos suelen surgir proyectos laborales que nos llevan a pensar en mudarnos, pero decidimos quedarnos en la Argentina, porque el país nos encanta y acá están nuestros familiares y amigos. Igual, yo haría algunas cosas que impliquen estar unos meses afuera y que no vuelvan locos a los chicos.

–Este embarazo que te tiene tan reluciente, ¿provocó que canceles trabajos?

–Sí, tuve que darme de baja de una obra de teatro con la que me había comprometido sin saber que estaba embarazada y que ya había empezado a ensayar. Es que me di cuenta que era mucho. ¡Aparte estoy con una panza que parece que voy a dar a luz mañana, cuando faltan tres meses! (ríe). Debe ser por mi contextura, porque me pasó lo mismo con los otros dos. Pero siento que éste es el último y lo estoy disfrutando tranquila.

–¿Estás en tu último embarazo oficialmente?

–Como dicen, nunca digas nunca, pero creo que sí, porque tenía muchas ganas de vivir la experiencia de ser mamá de una niña y nos tocó.

–¿Ya empezaste a prepararle el cuarto?

–Voy a arrancar en febrero, cuando volvamos a casa. Lo que sí ya hice fue comprarle algo de ropa… Es que su llegada me cambia la cabeza. Mi casa está llena de autitos y aunque yo de chica era medio india y no jugaba con muñecas, por como va mi cabeza ahora, me imagino que mi hija va a salir medio princesita.

–¿Creés que Germán va a ser celoso con ella?

–¡Ay! No lo pensé. Es responsable y “cuida”… Pero no creo, porque él se crió con dos hermanas y con su mamá. Incluso nosotros, como pareja, somos bastante libres.

–¿En qué sentido son libres?

–(Ríe) Estamos súper comprometidos y tenemos una vida re normal. Me refiero a que nos respetamos un montón y tenemos una tranquilidad en casa que hace que el trabajo fluya mejor. Obvio que también tenemos un millón de defectos.

–¿Alguno que se pueda contar?

–(Ríe) Discutimos, porque tenemos personalidades fuertes y cada uno es de defender su opinión. Pero son más las cosas buenas que las otras…

–Y cumplen once años este Día de los Enamorados.

–Sí, ¡pero de casualidad! Éramos amigos, salimos todos juntos un 13 de febrero y lo nuestro se dio después de las doce. Pero no fues un noviazgo tradicional, porque al principio, como yo vivía afuera, tuvimos muchos baches.

–¿Qué dirías hoy que es el amor para vos?

–Al comienzo es algo mágico que el otro te genera en el alma, y después es una construcción, es ir para el mismo lado y hacer un trabajo diario para hacer feliz al otro y para que te hagan feliz. Y eso puede con todo.

–¿Te ves para toda la vida con Germán?

–Hoy no me imagino otra vida que no sea ésta. Me re casaría con él, sólo que todavía no se dio.

“Germán (Paoloski) es un papá súper cariñoso, atento y lúdico, que todos los días se toma hasta una hora y media para hacer figuras de arena con los chicos. Este verano les hizo un tiburón, autos de carrera, tortugas y muchos otros animalitos”

¿EL NOMBRE DE SU BEBA? “Tenía uno elegido para mujer, pero como tengo tantas hermanas –somos cinco–, una de ellas terminó poniéndole ese nombre a una de mis sobrinas. Así que quedó descartado. Y ahora tenemos tres o cuatro opciones dando vueltas, incluyendo el de una abuela de Ger”, cuenta la actriz, quien ofrece una pista: “Todos son cortos, de cinco letras o menos. Y el nombre será uno solo”.

Puede interesarte

–Se volvió a instalar el tema del parto humanizado (popularizado por Paula Chaves y Zaira Nara). Vos, ¿qué postura tenés?

–Yo respeto a la gente que tiene partos en su casa, pero soy más miedosa. Ante la duda y ante un riesgo, confío en el médico que elegí y voy para adelante. Por ejemplo, cuando me dijeron que León “la estaba empezando a pasar mal” y que íbamos a cesárea, les dije: “¡Por supuesto!”. Y ahora que pienso, a Beltru, mi segundo hijo, lo tuvieron en Neo una semana porque le costó adaptarse al aire… Si a mí me hubiera pasado eso en casa, me habría muerto. Ante cualquier riesgo, prefiero tener a mi hija en un hospital.

–¿Es decir que tu próximo parto va a ser por cesárea?

–Supongo que sí, porque ya tuve dos.

–¿Ya pudiste ver su carita 5D?

–¡Todavía no! Pero va a ser en poquito tiempo. Igual, ya sé que todos salen parecidos a Germán.

–¿Decís que no tienen nada tuyo?

–Buscando, puedo decir que León tiene mi color de pelo, mis ojos y mis pestañas, y que a Beltrán le veo un parecido en la boca y la nariz.

–¿Qué querés para ellos?

–Que sean felices, que no tengan miedo, que se puedan defender y que no sufran. Quiero darles las herramientas para que sean buenas personas y responsables. Y con todo lo que está pasando, a Germán y a mí nos parece que la educación es lo más importante.

–Queda implícito el caso de Pinamar. ¿Te preocupa pensar en el día que salgan?

–¡Me preocupa todo! Soy de las mamis que van a todos los cumpleaños y miran a fondo si la casa es segura. Hoy estoy en esa etapa, pero sé que en todas la base va a salir de nuestra casa.

Fotos: Christian Beliera y álbum personal S.G. Make up: Paola Chianese (@paolachianeseee). Agradecimientos: Justa Petra y Lagomarsino.

Ir Arriba