Ahora leyendo
Roberto García Moritán habla de su vida con Pampita: “Tuve momentos en los que la pasé muy mal, porque descubrí…”

Roberto García Moritán habla de su vida con Pampita: “Tuve momentos en los que la pasé muy mal, porque descubrí…”

Avatar

El marido de Pampita contó cómo fue para él el shock de comenzar a ser “una persona de interés”.

Desde su casa, y mientras su mujer, Carolina “Pampita” Ardohain (42), se encontraba trabajando, el empresario gastronómico Roberto García Moritán (45) contó que a él el tema de los paparazzi lo “agarró en un momento de mucha madurez”, pero que hubo cosas que lo sorprendieron: Yo siempre tuve bien claro que Caro era mucho, lo que no me di cuenta nunca era que era tanto. Yo con ella viví cosas que sólo veía en televisión, como acompañarla a un evento y que la gente se le tire encima como si fueran los Rolling Stones y que nos tengan que sacar con seguridad mientras la gente pedía fotos. Esas situaciones son raras y fuertes y todavía no me acostumbro, pero hoy lo transito con un poquito más de normalidad”.

¿Si en algún momento la pasó mal? Roberto responde: “Sí, tuve momentos en los que la pasé muy mal, porque descubrí que la prensa es capaz de decir cualquier cosa, ¡cualquier cosa! Con tal de vender son capaces de escribir el título que sea, con la impronta que sea, con la intención que sea, y eso al principio me chocaba mucho. Lo que decidí ya hace un par de meses es no leer más, no meterme. El mundo de ella es de ella y lo respeto. Entiendo el juego y ella lo juega muy bien. Mi forma de cuidarme es no ínvolucrándome. Sí, ya sé que fui a PH, pero lo hice porque Andy es un amigo y no podía decir que no, pero la realidad es que estoy tratando de salir sólo en casos extraordinarios”.

Las familias de ambos, ensambladas en el cumpleaños número 8 de Beltrán.

¿Cómo es Carolina sin cámaras? Su marido desde hace ocho meses, con orgullo, define: “Es una chica del interior con muchísimos valores, muy cariñosa, muy madre y muy relajada. Ella llega a casa, se saca el personaje de Pampita, juega un rato con cada uno de sus hijos y prepara el té para todos nosotros. Es cariñosa, está constantemente viendo cómo está cada uno y le encanta que estemos todos juntos. De hecho, le gusta amontonar familiares y llama a su tía, a su hermano, y a mí me pregunta por mis hermanos, mis sobrinos, está muy pendiente de todo. Es muy generosa y es perfecta”.

Realmente creo que soy una de las personas con más suerte del mundo, porque es todo lo que necesitaba para poder dar un salto de calidad en mi vida… Caro me cuida en todos los aspectos. Es una persona muy genuina, honesta y que no caretea las cosas. Te las dice de una forma en que te agrega valor. Es una mujer inteligente y yo me saco el sombrero por su valentía y su entereza. ¡Ah! Y es muy amiga de sus amigas. Me sorprende el lugar que les da a sus amigas en todo: así como amontona familiares, también amontona amigas y es muy fiel con ellas“.

La pareja en su casamiento junto a las 30 damas de honor de Pampita.
Ir Arriba