Ahora leyendo
Por qué Nicole Neumann se niega a hablar del supuesto hombre que habría hoy en su vida

Por qué Nicole Neumann se niega a hablar del supuesto hombre que habría hoy en su vida

Karina Noriega

En diálogo con GENTE, la conductora de Las 10 de Nicole (KZO) asegura: “Siempre es momento para estar enamorada”.

“No voy a contar nunca más con quién estoy”, sentenció Nicole Neumann (39). “Nunca lo sabrás”, aseguró recientemente –para que no queden dudas de su postura– durante una emisión de Nosotros a la mañana (eltrece), programa del que es panelista, y en el que dio a entender que no le falta compañía.

“Qué ganas de estar en cuchita, comiendo en la camita, mirando tele Es un planazo”, dijo en ese programa ante la mirada de Pollo Álvarez. Enseguida, Tomás Dente inquirió: “Lindo plan, ¿pero con quién?”. Su respuesta fue, una vez más, esquiva: “Con mi persona me es suficiente”. Tras la insistencia de sus compañeros, que le recalcaban que la conocían desde hace dos años y nunca había contado nada, aclaró: “No voy a contar nunca más nada. Aprendí“.

Tras los rumores de que mantiene una relación, consultada por GENTE la conductora de KZO insistió: “No hablo de mi vida privada hace dos años” y aclaró que “siempre tengo ganas de estar enamorada”. “¿Puede ser éste el momento?”, se le repreguntó, y Nicole afirmó: “Sí, siempre es el momento”.

Hace dos años y recién divorciada del padre de sus hijas, Fabián Cubero, después de 11 años de amor, la modelo se refería en una nota con GENTE a cómo había sido “ponerle firma a una gran frustración” y cómo se preparaba para sanar y ser conquistada por un hombre “que lleve los pantalones más puestos que yo”.

“Me niego a quedarme en la zona de confort. Apunto a la excelencia, a aprender de a dos, a la evolución con quien tengo al lado”, respondía, para asegurar de inmediato: “Siempre fui noviera y no hay mejor estado que el estar enamorado”.

“Hoy no busco un nuevo amor, pero lo espero con los brazos abiertos. Yo creo –y no voy a dejar de creerlo jamás– en el amor para toda la vida”, contaba Nicole, quien prefería calificar así a quien vuelva a enamorarla: “A mí me gusta el rey de la selva”.

Puede interesarte

Y dejaba en claro que le era imposible enamorarse de una pareja que titubea: “Para mí la admiración siempre fue a la par de la líbido. Ver a un hombre dudar me la baja”.

Desde entonces, Nicole asegura que elige vivir con intensidad su vida, sin necesidad de compartir su privacidad o dar detalles de quién la acompaña o con quién disfruta. Como dijo haber aprendido, piensa “que la costumbre nunca es buena y la felicidad merece que nos la juguemos por ella”.

Ir Arriba