Ahora leyendo
Nueve meses después, Roberto Moritán reflexionó sobre su relación con Pampita: “Sí… nos casamos muy rápido”

Nueve meses después, Roberto Moritán reflexionó sobre su relación con Pampita: “Sí… nos casamos muy rápido”

Avatar

El marido de Carolina Ardohain reveló más detalles sobre el inicio de su atípica historia de amor.

Desde su casa, y en charla con su amigo periodista Guillermo “Macu” Mazzuca, Roberto García Moritán (42) detalló cómo comenzó su historia con Carolina “Pampita” Ardohain (42), la modelo y conductora con la que lleva ocho meses de matrimonio.

Dijo: “Yo estaba yendo a Rosario y se me cruzó Pampita en mis pensamientos. Le conté lo que me había pasado a mi socio, Marcos, y él me dijo que la llamara. Yo busqué un intermediario, que es una amiga en común, y cuando hablé con ella me dijo: ‘Bueno, dejame chequear’, y al rato: ‘Sos un candidato’“.

“De hecho, me tiró: ‘Pero llamala mañana mismo, invitala a salir’. A lo que yo le contesté: ‘No, Ori, mañana me estoy yendo a Perú’. A lo que me respondió `Nooo, no puede ser, ¿para qué me decís?´”, recordó Roberto. “El tema es que yo me iba a Perú y ella después se iba a Ibiza, por lo cual por un mes desde ese momento hasta que volviera no nos íbamos a poder ver. Igual le escribí desde Perú y empezamos a estar en contacto, y esa posibilidad de conocernos más allá de lo físico fue fantástica porque no teníamos la posibilidad de tomar un café ni de mirarnos a los ojos, era 100% tratar de contar y describir cómo éramos, tratar de compartir ideas y sueños”.

Arrancamos escribiéndonos y a los tres/cuatro días pasamos a hablar por teléfono unas tres o cuatro horas todas las noches, y al final ya era con cámara, por FaceTime. Pero ese encontrarnos desde un lugar totalmente diferente estuvo bueno, porque conectamos desde otro lugar que no tiene nada que ver ni con la piel ni con el aspecto”, dijo.

Puede interesarte

“Eso nos permitió entender y medirnos desde un lugar mucho más maduro y racional. Y la realidad es que nos dimos cuenta de qué teníamos muchos proyectos en común, de que éramos muy parecidos y eso hizo que se acortaran mucho los caminos. Sí, nos casamos muy rápido y que desde el primer momento en que nos vimos (el 29 de julio del año pasado en un lugar en el que le cociné lejos de curiosos) no nos pudimos separar. Pero también es verdad que nosotros ya sabíamos que habíamos pasado todos los filtros, éramos el uno para el otro. Después todo el camino fue muy fácil”.

Ir Arriba