Ahora leyendo
Noelia Marzol revela cómo se reconcilió con su novio, Ramiro Arias: “Soy insoportable, no sé cómo me aguanta”

Noelia Marzol revela cómo se reconcilió con su novio, Ramiro Arias: “Soy insoportable, no sé cómo me aguanta”

Karina Noriega

La actriz de Sex virtual reivindica que los hombres “ya no tienen el monopolio de lo que nos excita”, habla de cuánto necesita “alguien que respete mi libertad” y revela su reencuentro con su pareja, a quien conoció como fan.

Cada quince días y con ocho experiencias de Sex virtual (la obra de José María Muscari) en su haber, viene encendiendo los deseos y la imaginación de muchos de los participantes, incluso parejas, que recurren a este estímulo multisensorial para redescubrir o despertar el deseo. Como le ocurrió a su propio novio, el futbolista Ramiro Arias (27), quien pasó de ser fan e “ir al teatro con el objetivo de conquistarme” a instalarse en su casa. En una charla sincera y sin red, Noelia Marzol (33) habla del impacto del feminismo, la reconciliación con su pareja –con quien rompió hace poco por el desgaste de la cuarentena– y cómo fue el proceso con el que se descubrió despertando la conciencia de otras mujeres.

“A mí, respetame mi libertad y nunca te voy a hacer algo que te haga mal. Es importante que una pareja entienda que necesito hacer este personaje súper sexual sin necesidad de dudar. Básicamente, necesito que sepan diferenciar muy bien la ficción de la realidad”

–Fui parte de la experiencia y más allá del contenido erótico, lo que más me llamó la atención fue tu manifiesto a favor del deseo de las mujeres. ¿Cómo te encontraste descubriendo en vos ese sentir y transfiriendo ese mensaje?

–Para serte sincera, hace poco más de un año que llevamos con Sex y siempre fui muy abierta, no tuve problemas con exponer mi cuerpo de modo artístico. Pero lo que me pasó es que me puse en contacto con chicas que padecen la exposición de la mirada ajena, de mujeres que tienen parejas que no las dejan ser y con familias opresoras. La comunicación con el público, que es muy directa, me abrió mucho la cabeza. Y me di cuenta que yo tengo el medio para poder transmitirlo y que somos muchas las mujeres que tenemos ganas de seguir haciendo un cambio social.

–La lucha contra las imposiciones del patriarcado por parte del feminismo, ¿cómo te impactó a vos?  

–Siento un gran avance y un apoyo enorme por parte de todas las mujeres que nos sabemos seres deseantes. Hasta hace muy poco, el hombre tenía el monopolio del deseo, pero ahora somos nosotras a quienes les excita exponernos y vernos. Lo hacemos por nosotras mismas, como queremos, sin pudor, con imperfecciones, como somos realmente. Y dimos vuelta eso de ser objetos de deseo: hoy nos pusimos en el lugar de las deseosas. Ya no nos importa la mirada del otro y nuestro objetivo no es excitar a los hombres.

–¿Cómo se dio esa consciencia hacia adentro del elenco femenino que contabas antes?

–Con las chicas de la troupe hablamos un montón y Srta Bimbo nos ayudó a poner en palabras algunas de esas cosas. Es decir, a mí siempre me fue fácil bailar sensual pero, más allá del hecho de poder demostrar lo que pensaba, empezamos a tener estas conversaciones. Y a mucha gente del otro lado le pasa lo mismo. Incluso hay muchos hombres que apoyan la causa.

–¿Cómo vivís ese intercambio con el público masculino que paga por una experiencia erótica?

–El hombre entiende que el topless que hago es porque lo quiero hacer y nadie me lo impuso. Como el público no elige lo que quiere ver, respeta tanto a quien quiere mostrar todo como a la que prefiere excitar desde el canto o la palabra.

“Como pareja, soy jodida. Me gusta que revean conceptos que se transmiten y que los tienen arraigados pero nadie se para nunca a analizarlos. Y soy caprichosa al mil. Me encantan los dulces, por ejemplo, y el café después de comer ya ni lo pido, es una orden”.

–¿Y en lo privado cómo llevás esa libertad? A veces hacerle entender eso a una pareja y explicarle que lo disfrutás y es trabajo, no debe ser fácil.

–Justamente con Rami (el futbolista Ramiro Arias), que está acá conmigo, rescato que justamente pertenece a ese grupo de hombres que nos apoyan con hechos y discurso. Él nunca me hizo un cuestionamiento sobre mi exposición o por qué lo dejo de hacer. Entiende que éste es un personaje súper sexual y ya es de esos que vinieron con el chip cambiado. Que mientras me filmo hot, hace las cosas de la casa.

­–Es decir que están reconciliados. ¿Y qué generó la reciente separación?

–¡Sí! Como a cualquier pareja, la rutina empieza a desgastar y a tornar todo insoportable. Pensá que al ser jugador de fútbol se quedó sin nada y con un futuro muy indeterminado. En junio ya no había jugadores libres ni movimientos de compra, y eso lo afectó mucho. Así que preferimos tomarnos un tiempo, siempre de una manera muy amigable.

–¿Y qué sucedió que cambió todo?

–¿La verdad? Es una bendición que haya vuelto el fútbol. Gracias a Dios, cerró contrato con Quilmes. Y en el tiempo separados se organizó de tal manera de tener, como decimos nosotros, un kiosquito. Se puso un centro de estética con un amigo y eso nos dio un respiro bastante grandioso.

“Soy muy obsesiva con mi trabajo. No sé si molesta, pero tener la cabeza 24/7 en lo laboral puede tornarse pesado y denso. Él entiende que es mi pasión, que sin esto no vivo. También pienso que hacía sólo nueve meses que salíamos y hacía falta conocernos más. Viste cómo es la cuarentena… Empezamos a ver todo lo que no nos gustaba del otro”

–¿Cómo fue el reencuentro?

–Habíamos decidido separarnos, pero nunca dejamos de hablar. Al poco tiempo se fue a Rojas, de donde es él, y un día apareció en casa para hablar en persona. Ahí empezó a fluir todo diferente. Soy insoportable. No sé cómo hace para bancarme.

–¿Qué es lo más difícil que tenés como pareja?

–Soy muy obsesiva con mi trabajo. No sé si molesta, pero tener la cabeza 24/7 en lo laboral puede tornarse pesado y denso. Él entiende que es mi pasión, que sin esto no vivo. También pienso que hacía sólo nueve meses que salíamos y hacía falta conocernos más. Viste cómo es la cuarentena: empezamos a ver todo lo que no nos gustaba del otro.

–¿En qué necesitás que alguien te acompañe especialmente?

–A mí respetame mi libertad y nunca te voy a hacer algo que te haga mal. Es importante que entienda que necesito hacer este personaje súper sexual sin que el otro esté dudando. Básicamente, necesito que sepan diferenciar muy bien la ficción de la realidad. Yo en mi vida estoy al natural, amo estar en familia, no salgo y si pudiera, viviría las 24 horas del día en joggineta.

Puede interesarte

–¿Cómo elige definirte como novia Ramiro?

(Lo pone al teléfono): Una gran compañera.

–Contaste que lo conociste siendo fan de Sex. Él también empezó consumiéndote en la experiencia.  

–Tal cual. Sacó las entradas para venir a verme, convencido de que me iba a conquistar. Cuando me seguía por todos los cuartitos, pensé que estaba un poco trastornado. Después de tantas veces que fue a verme la gente ya lo conocía y yo aprovechaba y me re zarpaba. Lo agarraba de rehén.

–¿Y cómo logró llamarte la atención?

­–Me empezó a chamuyar hasta que tomamos algo.

–Pero se hizo la difícil –acota Ramiro–.

–¿Te negaste?

–Me hice la difícil (y responde dirigiéndose a él­): Te clavé el “visto” un par de veces pero no te conocía tampoco. ¿Te cuento la verdad? Lo admití cuando reconocí que era el que me iba a ver. Le entré al perfil y era un bebotón. Fuimos a tomar algo y ya se instaló desde la primera noche.

–¿Cuáles fueron las pruebas de que quería instalarse?

–Me dejó el cepillo de dientes y a la semana ya me dejaba calzones tirados. Pero me quedé pensando en lo que me preguntaste antes. También tengo de difícil que me gusta que las personas revean conceptos que se transmiten y los tienen arraigados pero nadie se para nunca a analizarlos. Y soy caprichosa al mil. Me encantan los dulces, por ejemplo, y el café después de comer ya ni lo pido, es una orden.

“Libres y sexuales nos queremos”

Junto a Diego Ramos, Gloria Carrá, Felipe Colombo, Adabel Guerrero, Agustín “Cachete” Sierra, Militta Bora, Tucu López, Srta. Bimbo, el sexólogo Patricio Gómez Di Leva, el actor porno Cristian Sam, Ana Devin, La Chica de Fuego, Facundo Quirós, Fernando Gonçalves Lema, Jesi Videla, Melody Luz, Pau Renne, Nacho Saraceni, Uriel Sambrán, Max D’Amico y Nacho Gonatta, Noelia forma la troupe de Sex virtual. Cada quince días y por 72 horas, los protagonistas de la experiencia que se vive a través de WhatsApp, Telegram, Zoom, Twitter e Instagram comparten contenido privado y sexual. Acerca de la creación de José María Muscari –la primera en retomar el Gorriti Art Center con protocolo sanitario; la próxima, el 11/9 con Favio Posca, Daniela La Chepi y el cocinero Rodrigo Cascón como invitados–, Marzol dice: “Siempre fui muy abierta y de exponer mi cuerpo, pero gracias a este espacio encontré un medio para transmitir que el hombre ya no tiene el monopolio del deseo”.

Ir Arriba