Ahora leyendo
Un adiós solitario: Mirtha no pudo despedirse de Goldy

Un adiós solitario: Mirtha no pudo despedirse de Goldy

Avatar
El último adiós de Goldy. Mirtha no pudo estar en el entierro.

Debido a las estrictas normas impuestas por el aislamiento social, sólo dos personas pudieron asistir al entierro de Goldy, la hermana gemela de Mirtha Legrand.

Familiares cercanos y amigos tuvieron que despedir a la distancia a Goldy, que falleció el primero de mayo a primeras horas de la tarde. Su yerno Alfredo Solari junto a su hijo Santiago fueron los únicos presentes en el entierro de la hermana de Mirtha Legrand, que se realizó al mediodía del sábado dos de mayo en el cementerio parque Memorial, en Pilar.

Los dos familiares presentes junto a dos personas de la cochería -todos con medidas protectoras: babrijos, antiparras y guantes- llevaron el cajón en un clima de especial silencio y soledad.

Sólo Alfredo Solari -yerno de Goldy- y su hijo Santiago pudieron asistir al entierro de la hermana de Mirtha.
Sólo Alfredo Solari -yerno de Goldy- y su hijo Santiago pudieron asistir al entierro de la hermana de Mirtha.

El aislamiento obligatorio obliga a tomar precauciones, incluso en los momentos de extremo dolor como la despedida de un ser querido.

Mirtha, que ayer recibió la dura noticia de parte de su hija Marcela Tinayre y estuvo acompañada por Carlos Rottemberg y su nieto Nacho Viale, no pudo despedirse de su adorada hermana. Aunque durante la ceremonia se realizó una videollamada para que Mirtha pudiera estar presente de alguna manera.

Ni siquiera los más cercanos a Goldy, como su sobrina Marcela o sus nietos Juana y Nacho pudieron asistir a la ceremonia de entierro. Tampoco grades amigos, como Susana quien se quebró al recordar la íntima relación que la unía a Goldy, la hermana de Mirtha Legrand.

Puede interesarte

Mirtha no pudo asistir al entierro de su hermana Goldy. Los únicos que pudieron despedirla fueron su yerno y su nieto.
Mirtha no pudo asistir al entierro de su hermana Goldy. Los únicos que pudieron despedirla fueron su yerno y su nieto.
Cortejo fúnebre solitario, un signo de los tiempos.
Cortejo fúnebre solitario, un signo de los tiempos.

Fotos: Christian Beliera y Fabián Uset.
Ir Arriba