Ahora leyendo
Mery del Cerro relata el minuto a minuto de un parto “con miedo y paranoia”

Mery del Cerro relata el minuto a minuto de un parto “con miedo y paranoia”

Karina Noriega

En primera persona, la modelo, actriz y conductora –figura de Multitalent y tapa de GENTE– cuenta “step by step” cómo fue el dificultoso nacimiento de la primera bebé celebrity nacida en plena pandemia.

“A las mujeres que están por parir durante esta pandemia les digo que todo va a estar bien y que las preocupaciones van a pasar. Ante todo, hay que tener fe y tranquilidad”, le dice Mery a GENTE.

“Angustiante pero mágico”, se desmarca Mery del Cerro al elegir contarle a GENTE cómo vivió el haber dado a luz en un marco extraordinario, en plena pandemia, mientras Cala, la recién nacida (según la libreta: 14 de abril, 3 kilos 554 gramos y 51 cm de largo), fruto de su relación con Meme Bouquet (35), toma pecho “a libre demanda”.

El martes 14 tenía el último control con su obstetra, Sandro Percichetti: la fecha posible de parto, según lo previsto, era el 22 de abril. Caminó desde su casa hasta el consultorio, ya con contracciones pero no eran regulares. Poco después les envió una foto con barbijo a Zaira Nara y Paula Chaves, sostenedoras espirituales y súperamigas en su chat grupal con más archivos multimedia: bautizado “La vecindad”.

“Cuando me revisa el obstetra, tenía 3 de dilatación y el cuello de útero totalmente borrado. Nos quedamos en Capital e hice lo de siempre, me metí en la bañadera para tranquilizarme”, cuenta Mery, quien a las tres de la tarde se encontraría en el tercer piso de la Suizo con Lara, su partera. “Como después no respondí más, Paula intuyó que había noticias y le escribió a Lara”, relata la figura de Multitalent. La respuesta de la comadrona a su amiga no se hizo esperar: “Vos siempre estás en todo”.


Cala Bouquet, nacida el 14 de abril, con 3 kilos 554 gramos y 51 cm de largo.

UN PARTO “DOLOROSO Y CON MUCHA TENSIÓN”. Como Cala estaba girada, con la cabeza contra el sacro, las contracciones eran letales. Cuenta que no entendía por qué atravesaba tanto sufrimiento. “Y costaba mil, porque pujaba y se iba para arriba de vuelta”, narra en detalle Mery, quien con Mila atravesó “un parto mucho más fácil”. A pesar de que le habían dado la peridural sintió todo: “Por eso me tranquilizaban y me decían que ya me la habían aplicado, pero luego me dieron un poquito más”.

Mery, en la habitación de su casa en zona norte, donde junto a Meme, Mila y Cala protagonizaron
una casera e histórica producción de tapa para GENTE en plena pandemia.

Apenas llegó a la clínica, comenzó el duro “y tensionante” trabajo de parto en el que Meme, según dijo, tuvo un rol importantísimo (“No dejó que tirara la toalla, repitiéndome que yo podía”). El alumbramiento duró exactamente desde las 15.30 hasta las 19.07hs, horario en el que finalmente, entre lágrimas, recibió a Cala sobre su pecho.

–¿Cómo se vive un momento de extrema emoción en medio de tanta congoja y aislamiento? La pulsión de la vida en medio de una realidad tan agónica…

–Después de parir te quedás maquinando y reconstruyendo las partes en las que por ahí yo no estaba del todo consciente, o con los ojos cerrados, y él me relataba cómo había sido cada cosa. Más allá de todo no deja de ser un momento único, especial y diferente al otro parto. Fue un momento mágico. Habrás visto el video que filmó la partera, imágenes que van a quedar guardadas para siempre en mi corazón.

Fotos: gentileza familia Bouquet.

Ir Arriba