Ahora leyendo
Luli Fernández habló con GENTE tras la detención del ladrón que asaltó su casa: “Reconocí mis maquillajes y fue clave para la causa”

Luli Fernández habló con GENTE tras la detención del ladrón que asaltó su casa: “Reconocí mis maquillajes y fue clave para la causa”

Karina Noriega

“El prófugo más buscado en la cuarentena” fue detenido el martes en Ituzaingó, cuando intentó retirar un auto que le habían secuestrado con un DNI falsificado. La palabra de la modelo y panelista.

Marcelo Ricardo Viera (48) estaba con su hermano cuando efectivos de la Comisaría Primera de Ituzaingó lo detuvieron el martes en el cruce de las avenidas Rivadavia e Intendente Gatti de esa localidad del Oeste del Conurbano. Había ido a retirar un automóvil que le habían secuestrado con un DNI falsificado.

El hombre –el prófugo más buscado de la cuarentena tras haber robado 40 millones de pesos en un country de Hudson y asaltado a Luli Fernández (32) y a su familia meses atrás– posee varios antecedentes penales.

Viera había sido liberado del Penal 48 de San Martín con libertad asistida el 6 de abril y, sólo durante el período de aislamiento obligatorio decretado para mitigar la propagación del coronavirus acumuló tres pedidos de captura, según informan, “por hechos cometidos entre el 19 y el 28 de abril”.

Según explicó un policía que trabajaba en su captura, “la detención se dio de casualidad”. Había ido a un registro automotor a efectuar un trámite para retirar un auto que permanecía secuestrado por una falta municipal. “Presentó un documento trucho. El empleado se dio cuenta, llamó al 911 y fue arrestado”, especificó la fuente de esa fuerza.

También se supo que al trámite había asistido junto a su hermano, Daniel Alberto Viera (48), también prófugo en la causa por el robo a Luli y a su marido, el abogado Cristian Cúneo Libarona. Pero logró escapar.

.Es una gran noticia que lo hayan detenido a Viera. Ahora sólo falta que arresten al hermano, que a través de su defensa intentó conseguir nulidades y hasta pidió una eximición que le fue rechazada. Lo mejor sería que se ponga a derecho”, había dicho Cúneo Libarona.

Recordemos que el letrado, además de haber sido una de las víctimas del robo millonario, actúa como querellante y es testigo clave en la causa. El esposo de la modelo y panelista –que hoy reemplazó a Yanina Latorre en LAM (eltrece)– fue quien (entre otros) identificó a los hermanos Viera como los autores del asalto del que fueran víctimas el 21 de abril pasado en la quinta que tienen en el barrio Los Nogales de Villa de Mayo, partido de Malvinas Argentinas.

Marcelo Ricardo Viera, el prófugo más buscado en la cuarentena.

Me hicieron tirar al piso. Nos amenazaron con armas, me dijeron que se querían llevar a Indalecio, había relatado Luli. Los ladrones se habían llevado dinero en efectivo y los relojes que ella, su marido y su madre llevaban en la muñeca. Y había dicho, aún asustada por el violento asalto: “Me imagino que en cuarentena van a poder encontrar a dos personas que están en un auto blanco circulando por la zona. Esta gente es la peor pandemia que nos rodea a los argentinos hace muchísimos años. Ojalá los agarren”.

En diálogo con GENTE, Luli dio detalles de la causa como principal damnificada. Reveló datos que fueron clave para el proceso y contó la sensación que tuvo al conocer la noticia de que la persona que la había mirado a los ojos y amenazado con secuestrar a Indalecio está detenida.

“Nos enteramos por ser parte del proceso. Nos avisaron que había sido detenido y después Cristian ahondó en la causa, por ser daminificados”, relata Luli.

–A Marcelo Viera lo detienen con documentación falsa cuando quería recuperar un auto que le habían secuestrado. ¿Cómo reaccionaste?

–Me dio tranquilidad. El empleado que recibió el documento trucho es de esos héroes anónimos que ayudan a que las cosas se resuelvan. En nuestro caso, el robo fue al voleo. Unos meses antes habían entrado a robar la casa de al lado. Nos tocó como puede tocarle a tanta otra gente. No tuvieron reparos en delinquir aunque no se pudiera circular. Y quiero aclarar que no lo detuvieron por mi valentía a la hora de salir a hablar: fue la Policía la que actuó con vocación.

–Y tenía libertad asistida cuando delinquió.

–Le faltaban seis meses para cumplir la condena y tenía salidas monitoreadas. En ese interín cometió tres hechos: el 19 de abril robó en Pilar, el 21 en mi casa y el 28 en el country Los Ombúes, donde le robó 40 millones a un empresario tabacalero. En esa causa hubo cinco detenidos y quedaba este señor.

–¿Marcelo Viera es quien te amenaza con secuestrar a Indalecio “si no le das todo”?

–Sí, y ahora su hermano está prófugo. Ese día que nos entran a robar, entran dos personas que saltan el portón y cometen los hechos. A Cristian lo agarran en el escritorio y lo llevan hacia el cuarto, donde estábamos mi mamá, Indalecio y yo. El otro delincuente va hacia el fondo donde estaban los cuatro empleados trabajando en el pérdida de gas y los lleva a la habitación donde estábamos nosotros. Y en teoría había una tercera persona afuera que no vimos, de apellido Fernández, que fue detenida en los últimos días, cruzando material de las cámaras de seguridad.

–En el reconocimiento fue clave tu marido, ¿verdad?

–Sí. No se pudo hacer la clásica rueda de reconocimiento, pero sí un reconocimiento fotográfico y se utilizó el material de las cámaras de seguridad del barrio. No sólo los identificó mi marido, sino también los hombres que laburaron con nosotros y fueron súper valientes.

–¿Cómo violaron la seguridad?

Puede interesarte

–No es un barrio cerrado. Es lindero al club de rugby CUBA y queda a cuatro cuadras de Los Abrojos, la quinta de Mauricio Macri. Siempre fue una zona muy tranquila. Hay un móvil que patrulla y gente en las garitas que va rotando.

–En el asalto, Viera y su hermano se llevaron dinero y relojes. ¿De qué suma hablamos?

–Era el dinero para pagarle a la gente que trabajaba en esta obra de gas importante y una suma para poder pasar la cuarentena ahí. Después, más allá de los relojes, no se pudieron llevar joyas, porque no tengo más que cadenitas y cosas de fantasía. El dato clave es que me robaron todos mis maquillajes y, gracias a que encontraron algunos de ellos es que empezaron a inculparlos.

–¿Cómo es eso?

–Me empiezo a enterar que se hicieron allanamientos y tuve que reconocer maquillajes. Entre esos productos encuentro paletas de sombras y pinceles de marcas nacionales y extranjeras, que eran mías. Por supuesto, los identifiqué dentro de un conjunto en los que había otros make up que no eran míos. Esos objetos se los encontraron a Ocampo en su cuarto. Él es quien proveyó el auto que se usó de apoyo para el robo, y es yerno del detenido.

–¿La obra la iban a pagar ese día o faltaba que la terminaran?

–Faltaban unos días más, pero ya contábamos con el total del dinero para pagar el trabajo. Fue a las doce del mediodía y sólo les llevó seis minutos. Por supuesto no se llevaron ni celulares siquiera, para no ser localizados.

–¿Es cierto que recibiste mensajes de familiares de uno de los detenidos?

–Sí, recibí recibir mensajes vía Twitter de parte de familiares de Ocampo, detenido por encubrimiento. Me decían que era inocente. Pero yo no tengo nada que ver con ninguna decisión. Sólo quiero que los agarren y nada más. No contesté nada y no me interesa hacerlo. No lo consideré un hostigamiento; es la Justicia la que tiene que proceder .

Ir Arriba