Lourdes Sanchez, al borde de la muerte, confiesa cómo vivió los días más difíciles de su vida – GENTE Online
 

Lourdes Sanchez, al borde de la muerte, confiesa cómo vivió los días más difíciles de su vida

Portada
Portada

Fue sorprendida por una fuerte infección –provocada por una rara bacteria– que le costó la extirpación de sus trompas de Falopio. A días de la intervención quirúrgica de urgencia, la figura de Multitalent que brilla en Súper Bailando (ShowMatch, eltrece) cuenta en GENTE cómo vivió los días en los que estuvo al borde de la muerte.

“¡Pablo no me pediría matrimonio ni en la situación más drástica! Pero ya no lo necesito: lo que se bancó ese santo hombre fue inmenso. Estoy locamente enamorada de él y volvería a elegirlo, como hace once años”

A los siete años tuve un aneurisma. Tres meses después del nacimiento de Valentino debieron operarme de la columna, con riesgo de quedar lisiada. Y esta vez me sorprendió una infección tan grande (en la pelvis, lo que le costó las trompas de Falopio) que la doctora que me atendió de urgencia me dijo: ‘Un par de días más y no contabas el cuento’”, revela Lourdes Sánchez (33). “Los dos primeros días lloré mucho, pero finalmente entendí el riesgo que corría de no haber hecho esa cirugía. Cada vez que pienso que me podría haber muerto me convenzo de que fui tocada por la mano de Dios. Hoy creo en los milagros”.

–¿Cuándo comenzaron los problemas?
–En Nueva York (a donde viajó para ver musicales en Broadway), al subirme al taxi que me llevaría al aeropuerto para volver a Buenos Aires, sentí dolores insoportables y hasta tuve fiebre. Vomité varias veces antes de subir al avión y en el vuelo el cuadro empeoró. Por protocolo, las azafatas no pudieron darme ni siquiera un Reliveran. Luego de aterrizar en Ezeiza fui directo al Sanatorio de Los Arcos, donde me diagnosticaron “gastroenteritis”. Pero el dolor se intensificó y deduje que se trataba de mis ovarios. Entonces Guillermina Tasari, mi ginecóloga y nuevo ángel guardián, decidió internarme para extirpar un quiste que detectó en una ecografía.

–¿Y cómo fue que por un quiste te extirparon las trompas?
–Estando totalmente anestesiada –había pasado una hora en el quirófano– se comunican con Pablo (Prada, 53) para advertirle que no de no hacer la extracción de las trompas podría morir. Habían descubierto una bacteria que actuó rápida y silenciosamente. Él ni lo dudó. Minutos después vuelven a llamarlo, para avisarle que además debían sacarme el apéndice. Fueron cinco horas en el quirófano.

“Ya no podré quedar embarazada de manera natural. Pero si el día de mañana vuelvo a sentir ganas de ser mamá, no dudaría en recurrir a algún otro método para lograrlo”

–¿Cómo fue el post operatorio?
–Los dos primeros días lloré mucho, pero enseguida hice el clic. Siempre veo las cosas buenas de la vida y soy muy agradecida a Dios. En casa sentí que la recuperación fue mucho más rápida. Hoy sigo con antibióticos.

–¿Ni después de este duro trance lograste que Pablo te ofreciera casamiento?
–¡Ni en la situación más drástica me lo pediría! Pero ya no lo necesito: lo que se bancó ese santo hombre fue inmenso. Pablo es increíble, el mejor papá y marido del mundo. Estoy locamente enamorada de él y volvería a elegirlo, como hace once años.

–¿Esto podrá con tus ganas de volver a ser mamá?
–Ya no podré quedar embarazada de manera natural, pero si el día de mañana vuelvo a tener ganas de tener un hijo, estoy segura de que habrá algún otro método para lograrlo.

Los dos primeros días lloré mucho, pero enseguida hice el clic. Siempre veo las cosas buenas de la vida y soy muy agradecida a Dios. En casa sentí que la recuperación fue mucho más rápida.


–¿Cuándo volvés a trabajar?
–El viernes regreso a LAM (eltrece) y en quince días al Súper Bailando (ShowMatch, eltrece), porque bailar me sana. Mientras tanto disfruto a Valentino (2). Lo tengo pegadísimo. Está muy mamero. n

Peinó: Rodrigo Mesina.
Agradecemos a Peuque y Converse.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig