Ahora leyendo
Lali crítica con el universo de las ficciones de Cris Morena, en el que creció: “Hoy elijo dar otro mensaje…”

Lali crítica con el universo de las ficciones de Cris Morena, en el que creció: “Hoy elijo dar otro mensaje…”

Karina Noriega

En la nota de tapa de GENTE, la cantante pop reflexiona sobre lo que representaban las series infantiles que protagonizaba y cómo hoy sus canciones son superadoras: “Mi mensaje siempre se focaliza en la diversidad y en lo único que es cada uno”.

“Más madura” y “sin presiones”, Lali volvió a la música en plena cuarentena con Lo que tengo yo, anticipo de su nuevo disco y en el que trabajó junto a sus amigos Mau y Ricky, Camilo y Tainy, productor de Bad Bunny y J Balvin. Y ese modo en el que hoy se reencuentra con lo que más ama, consciente de que tiene un buen mensaje para dar en un momento como la pandemia, también la pone más reflexiva a la hora de cierto revisionismo acerca del mensaje de las ficciones en las que actuó de pequeña.

“Hoy veo una niña de diez años y me cuesta creer que empecé a trabajar de tan chiquita. Pero me remite a esa sensación de ‘desde cero’, que tiene una connotación del esfuerzo y de que nadie te regala nada”, rememora. Y analiza: “Tengo claro que siempre he contado muy bien mi historia, de dónde vengo, qué familia tengo, y desde donde me gané los logros profesionales y creo esa honestidad es la que siente la gente que está del otro lado”, asegura Lali, quien empezó su carrera artística a los 10 bajo la escudería de Cris Morena en Rincón de luz y se hizo arriba del escenario con Casi ángeles: “Es muy loco cómo cada uno fue tomando su aprendizaje y eligiendo una cosa. A mí me siempre me tiró la parte del show en vivo”.

Acerca de lo que representaban las ficciones de Cris Morena y en relación al mensaje que intenta propagar en sus canciones, Lali explica: “Aún inmersa en el universo estético de Cris Morena, donde sabemos que siempre tuvo gran protagonismo la belleza, nunca necesité ser perfecta. Soy muy consciente de la sociedad en la que crecí. Siempre tuve personajes divertidos y tuve claro que prefería pararme desde un lugar artístico. Bailo y canto, mal o bien, pero nunca necesité la aprobación de lo hegemónico“.

Pero en sus canciones y en sus videos, el mensajes es muy distinto al estereotipo de perfección que imponían las tiras en las que actuaba. “En Lo que tengo yo sentía la necesidad de que se hable de lo especial que es cada uno, porque a pesar de haber avanzado mucho como sociedad los estereotipos que nos imponen siguen prevaleciendo y están muy presentes”, detalla Lali, quien asume que la finalidad es que “todos nos sintamos empoderados y hasta reírnos de los bullyneros”.

–¿Y alguna vez hubo crueldad de tu parte a la hora de mirarte al espejo? A la hora de entrar en un talle, por ejemplo…

­–Sí, totalmente. Aún hoy hay crueldad, lo escucho en mis amigas y me pasa a mí cada tanto de tener un mal flash como ‘uy, estoy morfando de más en cuarentena’, pero tengo una suerte de alarma. Ya desde adolescente cuando pensaba ‘por qué si todas son de tal manera, yo soy distinta’ siempre tuve como un aviso de bajarme la exigencia. Siempre elegía poner la atención en las cosas que servían y me hacían bien, que podía ser la parte artística o mi personalidad. Yo nunca vendí un personaje perfecto, aunque aparezca producida o me haga la linda en los videos. Y el mensaje que hoy elijo dar es el de que cada uno es único.

Puede interesarte

Leé la nota completa de LALI en la versión digital de la revista.

Fotos: gentileza Iván Resnik para Lali+47 “Beat Street”. Make up y pelo: Lucía Scarselletta.

Ir Arriba