Ahora leyendo
Benjamín Vicuña íntimo: “Voy a ser papá y estoy feliz de acompañar el embarazo minuto a minuto”

Benjamín Vicuña íntimo: “Voy a ser papá y estoy feliz de acompañar el embarazo minuto a minuto”

Avatar

El actor chileno se refirió al bebé que está en camino, a la crianza de sus otros cuatro hijos junto a la China Suárez y a la vida en cuarentena.

“Voy a ser papá de nuevo, así que estamos felices, viviéndolo en este momento extraño pero rescatando lo positivo que es que puedo estar ahí minuto a minuto acompañando este embarazo y también viendo el crecimiento de mis hijos, como Magnolia, que tiene dos añitos y está aprendiendo a hablar y a hacer muchas cosas… nos divertimos mucho”, comenzó el ex protagonista de Argentina tierra de amor y venganza (eltrece) a la periodista chilena María Luisa Godoy en su primer Instagram Live. Luego, se refirió a los días en que él y la China Suárez (28) estaban en países separados: Cuando arrancó la pandemia yo estaba en Chile y la verdad es que sentí mucha ansiedad y angustia de que me agarrara lejos de mis hijos y mis seres queridos, pero logré llegar acá y pasar esto con mi familia que es lo más importante, porque sino no me imagino el nivel de angustia que tendría”.

Después, como si nada, ella le dijo: “¡Que rico que vayas a tener otra wawa!”. Y luego, le preguntó por qué todos sus hijos, menos Magnolia, (Blanca –quien falleció en 2012–, Benicio, 5, Bautista, 12, y Beltrán, 7) arrancan sus nombres con la letra B. A lo que él respondió: “Fue una cosa rara. Ahora, el 15 de mayo, fue el cumpleaños de Blanca y ella nació un 15 al igual que mi mamá, Isabel, quien estaba de viaje antes de su nacimiento y me dijo `Voy a llegar el día de mi cumpleaños y sé que ella me va a esperar´. Y como soy muy apegado a mi vieja, la amo mucho, quise ponerle su nombre Isabel Margarita y ella me dijo `No, ponele el nombre de mi mamá: Blanca´, una señora muy linda, súper especial, mística y religiosa. Y después tuvimos el segundo hijo en Argentina y a mí me gustaba mucho el nombre Benicio, y ya quedamos prisioneros de las B. Quedó como una seudo tradición que se dio. En cuanto a cómo está transitado su duelo –”porque eso no se acaba nunca”–, dijo: Los duelos son muy personales. En mi caso yo opté por la vida y el amor, pero entiendo y respeto a la persona que no puede levantarse de su cama. Mi manera de honrar a mi hija es a través de mi trabajo, del cariño que le doy a mis hijos, de la vida, de la luz, del amor y del derecho que tenemos de ser felices. Y es bonito lo que pasa porque tu vida cobra un sentido. Todos nos sentimos chiquitos y vulnerables cuando enfrentamos la perdida de un ser querido, pero yo no tengo ningún manual, sólo que a mí el abrazar la vida y el entender que falta mucho y que la vida es hermosa, me ayuda”.


También conversó sobre los otros efectos de la cuarentena: “Yo le estoy buscando el costado positivo a toda esta pandemia e incertidumbre mundial que nos tiene muy angustiados. Tengo a todos los compañeros actores en una situación súper terrible de no trabajo no como prácticamente. Hoy estoy con una fundación acá en Argentina repartiendo bolsones de comida. Es algo que me moviliza y me gusta porque creo que nuestro peor enemigo va a ser el hambre. Es real, y eso ya se empieza a ver. Vamos a tener que apelar a nuestro espíritu solidario más que nunca”.

Puede interesarte

¿Qué pasó con sus proyectos laborales? “Los teatros están cerrados y sabemos que fuimos los primeros en parar y quizás vamos a ser los últimos en volver. Va a ser una de las áreas mas golpeadas y lo estamos viviendo con mucho dolor. Pero sabemos que el teatro nunca muere y que la ficción ha sido muy compañera en estos tiempos, porque nos permite pensar en otros mundos. Por eso creo que vamos a volver a trabajar como nunca. Yo interrumpí las grabaciones de una teleserie nocturna que estaba haciendo en Chile y eso está en stand by. Igual lo laboral es chiquito, todos postergamos nuestros intereses. Yo tengo una casa preciosa, hijos, perro y mucha vida dando vueltas. Así que si bien todos tenemos pensamientos negativos y bajones, también tengo muchas cosas por las que brindar, así que en ese sentido soy optimista. Elijo creer que viene un mundo mejor, que esto fue una cachetada de humildad a la humanidad. Ahora nos vamos a prestar ropa, a escuchar, a vivir como comunidad, ¿seré muy soñador?”.

Ir Arriba