Sofía Reyes: «Pasé momentos de miedo y me aferré a Dios» – GENTE Online
 

Sofía Reyes: "Pasé momentos de miedo y me aferré a Dios"

En el Íntimo de la semana de GENTE, la cantante mexicana que acaba de lanzar Casualidad, su nuevo hit en colaboración con la superestrella portorriqueña Pedro Capó –una persona "mágica" a quien se unió "por obra de la causalidad"– habla sobre religión, feminismo y superación personal. 
Íntimos
Íntimos

La cantante mexicana Úrsula Sofía Reyes Piñeiro, más conocida como Sofía Reyes (25), acaba de lanzar Casualidad, su nuevo hit en colaboración con la superestrella portorriqueña Pedro Capó, una persona "mágica" a quien se unió por obra de la causalidad. Ese "propósito" que el universo nos tiene guardado, asegura.

Espiritual y aferrada a Dios, la popstar nacida en Monterrey está en boca de todos. Colaboró Derulo, Sean Paul, Michael Buble, Prince Joyce, Thalía y Anitta –entre muchos otros–, y sus trabajos con Sia (en el remixe de 1+1 junto a Yandel) y su amiga Rita Ora (con quien participa en Seaside, nuevo single de Diane Warren) supera los millones de reproducciones. Este último trabajo la llevó a convertirse en Tendencia en YouTube, con 2,5M de views.

Tras batir récords, consolidar su carrera en la canción e internacionalizar su perfil a escala masiva, en el Íntimo de la semana de GENTE Reyes habla sobre el machismo en la industria, la creciente hermandad que surgió entre artistas latinoamericanas que se impulsan y difunden entre ellas, el hate en las redes sociales, la batalla con la autoestima y cómo fortalecer su fe en Dios –que afirma, está presente en su vida y en su música– le permitió superar el miedo y momentos de angustia.

-A propósito del título de tu nuevo single, ¿cómo creés que las causalidades y las casualidades han jugado en tu carrera?

–Principalmente no creo que no existan las casualidades, creo que todo tiene un propósito y un para qué, y ver la vida de esa manera a mí me ha dado mucha paz. Todo en la vida, cómo se me han presentado oportunidades y cómo he vivido hasta hoy, han sido causalidades. Y estoy súper agradecida con cada una de ellas.

–También leí que escribís y compartís muchas frases motivacionales referidas al miedo y las oportunidades y estar abiertos para tomar lo que el universo tiene listo para nosotros. ¿Siempre has tenido inquietudes espirituales? ¿Cómo nació este costado en vos?

–Desde chiquitita me hacía muchas preguntas y siempre he sido así. Crecí en una familia católica que siempre ha creído en Dios pero yo no entendía mucho esa conexión porque en mi casa no éramos tan practicantes. Con el tiempo pasaron ciertas cosas en mi vida, sobre todo un momento de mucho miedo en cuanto a un tema de seguridad de mi familia, que me hizo buscar más a Dios. Como no sabía a quién pedirle ayuda y ese fue el principio de mi relación con él. Después entro en relación con una familia muy diferente a la mía, que era muy cristiana (N.d.R: los Montaner, gracias a su relación con Ricky Montaner) y empiezo otro ángulo de mi relación con Dios, muy distinto con el que yo crecí.

–¿Cómo repercutió eso en tu búsqueda personal?

–Empecé a ver todo desde otra perspectiva y después de esta relación siento que es mi momento de encontrar mi camino más personal con Dios sin saber mucho lo que estaba buscando. Empecé a ir a ciertas iglesias, a leer literalmente la Biblia y a hacerme muchas preguntas. Creo que en ese año empecé todo mi journey (viaje), mi despertar espiritual y a vivir cosas personales muy bonitas sobre ese tema. Esto pasa antes de la cuarentena. Así que estos fueron dos años bien intensos en ese sentido. Y me he dado cuenta de que el mundo de la espiritualidad lo es todo para mí.

–Dios está presente en muchas de tus canciones, también.

–Dios está en muchas de mis letras y canciones. Sí, porque ha cambiado mi vida. Y para mí es importante compartir algo que cambió mi vida para bien y poder seguir el camino desde el amor, que creo que ese es el verdadero poder. Siento que si puedo usar este mensaje a través de mis canciones, pues lo voy a hacer. Tampoco es algo que me gusta forzarlo. Cuando escribo sobre eso, viene siempre de una manera genuina, muy natural.

–En Casualidad colaborás con Pedro Capó, ¿cómo fue la conexión con él, en la vida y en la creación de esta canción?

–La conexión ha sido muy bonita. Más allá de artista-artista, hemos podido conocernos más de humano a humano. A él lo admiro y lo respeto como persona y como artista. Además, esta colaboración ha sido muy personal y le agradezco muchísimo por este acompañamiento tan lindo.

–Has dicho en su momento que con Capó estaban "abiertos a cualquier posibilidad", ¿cómo definirías tu relación con Pedro y cuál es la magia que los une?

–Claro, abiertos a cualquier posibilidad. Creo que eso va de la mano con no creer en las casualidades y saber que la gente se presenta en tu vida siempre en el momento perfecto. Es importante tener esta capacidad de escuchar la voz de Dios y moverse siempre donde haya paz y las cosas se sientan bien. Y pues, con Pedro me he sentido así. No me gustaría la idea de definir la relación porque creo mucho en el fluir y simplemente es ver a dónde nos lleva la vida.

–Has colaborado con artistas como Rita Ora, Anitta y Thalia, entre muchas otras otras. ¿Cómo creés que el feminismo repercutió en el modo de impulsarse entre mujeres artistas? 

–Creo que hay un movimiento muy fuerte en todo el mundo de la mujer y creo que no hay mejor momento que ser mujer y ser mexicana. Hay mucho talento femenino, incluyéndome (Risas), y creo que es muy bonito ver cómo cada vez más estamos colaborando entre nosotras y cómo los artistas hombres buscan colaborar con nosotras. Me da gusto porque tenemos un chorro de poder, somos impresionantes y creo que por mucho tiempo se nos estuvo apagando eso. Es hermoso ver cómo estamos todas brillando y agarrándonos de la mano. Me encanta ser parte de este movimiento y poder trabajar con todas estas amigas talentosísimas que admiro.

–Por lo que se ve el vínculo con Rita Ora es muy cercano, ¿cómo surgió esa amistad/hermandad?

–Con Rita me llevo muy muy bien. El tiempo que he convivido con ella fue bien bonito y la verdad es que la amo. Ella me parece maravillosa. La admiro y nos tenemos un respeto mutuo y hemos podido conectar con otras situaciones más allá de la música, con las cosas que vivimos. La verdad es que espero seguir colaborando con ella porque es una mujer increíble.

Junto a Rita Ora.

–¿Cómo surgió la colaboración para el remix de Sia? Has dicho que era un "sueño cumplido" trabajar con ella... ¿Tuviste contacto con ella?

–No he tenido contacto con ella; sé que ella trabaja de una manera muy especial, cosa que me fascina. Esta oportunidad me llegó a través de Warner y la tomé de una. Pienso en los mejores compositores del mundo y tener una canción con ella y con Yandel es un sueño. Para mí fue un reto increíble escribir mi parte, considerando que estaba componiendo junto a Sia, que ella tenía que aprobar si le gustaba o no lo mío y que tenía solo una semana para poder componer y grabar. Es muy interesante porque la letra de Sia es muy simple y muy poderosa al mismo tiempo, muy bien pensada, y escribir en español no es fácil, a veces nos queremos ir muy poéticos. Me divertí mucho haciendo una letra positiva, sencilla, que llegue a todas las edades y que no se escuche cheesy, como roñosa. Me siento orgullosa de mi aporte al tema.

–¿Sentís la responsabilidad de conscientizar socialmente sobre ciertos temas y usar la potencia de alzar tu voz? 

–Cien por ciento. Para mí ha sido importante ser una voz que traiga algo positivo al mundo, más allá de mi música. Ha sido muy interesante ese camino para mí porque viene desde muy chiquita, la búsqueda de conocerme más y lo que me gusta, en lo que creo, qué resuena conmigo y trabajar eso en relación con la gente que me sigue, eso ha sido un reto para mí. En este viaje espiritual que ya lleva dos años he aprendido mucho y ha llegado a mi vida gente muy interesante como psicóloga, por ejemplo, herramientas muy importantes que he sentido la necesidad de compartir.

–Has contado que superaste la depresión...

–Siento que mi vida ha cambiado para bien y yo he cambiado muchísimo. Y he tratado de compartirlo lo más posible con mi gente. De hecho empecé en la cuarentena este proyecto que se llama Rincones de mi casa, que yo misma me ponía a editar como seis horas seguidas. Ahora no tengo tanto tiempo pero es muy importante, porque es un espacio en el que comparto pensamientos, libros, podcasts y distintos contenidos que a mí me han hecho muy feliz. Creo que mi verdadero propósito es servir pero para poder servir uno tiene que estar conectado y bien con uno mismo.

–¿Alguna vez te han hecho sentir desigualdad por el hecho de ser mujer?

–La verdad es que mi madre es una mujer que sueña y logra, con mucho poder interno, y estoy rodeada de mujeres idénticas, muy trabajadoras y muy fuertes. Entonces mi círculo cercano ha sido muy protegido en ese sentido. Pero obviamente he visto la desigualdad en la industria, esto de que se le ha dado más oportunidades a los hombres, y de que se les paga menos a las mujeres. A mí personalmente no me ha pasado tan así, estoy muy agradecida por eso pero lo puedo observar desde afuera y con mujeres cercanas. Claro que creo que somos iguales y que no debería haber ningún tipo de diferencia. Nadie es más ni menos, así que espero poder ser un ejemplo para eso.

–¿Cómo lidiás con el hate de las redes sociales? ¿Te han hecho sentir vulnerable? 

–El hate de las redes sociales me afecta y obviamente que hay ciertos comentarios que te pueden doler un poco, pero yo trabajo mucho en no aferrarme a los comments que no son lindos. Entendí que no hay que tomarlos como algo personal y cuando empecé a verlo de esa manera, que habla más de la persona de quien viene y el por qué está proyectándose de esa manera, cambié la perspectiva. Creo que uno da lo que tiene, lo veo desde otro lado y lo suelto.

–¿Cómo creés que afectan la autoestima las redes sociales que amplifican tanto la belleza hegemónica?

–Es una realidad. Las redes sociales tienen una parte mala y una parte buena. Al menos yo crecí en una cultura en la que vivimos comparándonos, quién está más flaca, si estás con alguien, si pensás en tener una familia. Es una constante conversación y eso carga un peso grande con el que todos nosotros vivimos de alguna manera. De cualquier manera creo que somos nosotros mismos los que nos hablamos peor que nadie y que el gran trabajo es aceptarnos y amarnos tal como somos. Es más fácil decirlo, también, y algunas veces piensan que como artista uno tiene la autoestima hasta el cielo y la verdad es que todos somos humanos y lidiamos con eso. Me ha dado cuenta de cómo me digo ciertas cosas con temas de mi cuerpo que quisiera mejorar, así que es un constante aprender.

Junto a Pedro Capó.

–Qué le dirías a la Sofía de aquel entonces, cuando soñaba con dedicarse a la canción?

–La Sofía de ese entonces me diría que lo voy a lograr y que viva mis sueños cada día. Y yo le diría que nunca se rinda y que siga creyendo en ella.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig