Sabrina Garciarena: “Me encanta ser mamá, lo disfruto y lo doy todo” – GENTE Online
 

Sabrina Garciarena: “Me encanta ser mamá, lo disfruto y lo doy todo”

La actriz, que brilla en la obra ‘Madres’, una comedia que protagoniza junto a Florencia Otero, Viviana Puerta y Anita Martínez en Paseo La Plaza, reflexiona en diálogo con GENTE sobre el notable cambio que significó la maternidad en su vida. Además, cuenta cuáles son los siguientes pasos en su carrera artística.
Íntimos
Íntimos

A Sabrina Garciarena (38) se la ve ‘como pez en el agua’ cuando navega. Así lo demostró durante la producción de fotos que protagonizó en el impecable barco de Norberto Corbara y también en la posterior entrevista que brindó para el Íntimo de GENTE

En un reportaje donde respondió a cada pregunta, la actriz habló de todo: su experiencia como madre de León, Beltrán y Mía, su destacado trabajo en la obra ‘Madres’, la madurez y el crecimiento que encontraron con Germán Paoloski (47) como pareja, y las ganas de volver a rodar películas y/o series (dentro y fuera de nuestro país). 

El homenaje a su abuelo

“Disfruto mucho del río y los animales -acá en casa, por ejemplo, aparecen familias de 30 carpinchos-. Me gusta vivir en la naturaleza, me gusta el campo y el agua”, señala Sabrina al contar que se siente a gusto con la naturaleza que la rodea en su hogar de Tigre.

Al referirse al origen de su relación con los barcos, comenta que su abuelo paterno “era marinero, entonces siempre me crié con sus historias. Él hacía, además, carpintería y hacía unos barcos de madera divinos, y siempre me contaba un montón de historias, lo cual me generó una gran curiosidad por todo lo que tiene que ver con lo marítimo”. 

He manejado barcos, me siento cómoda en eso. No le tengo miedo al agua. Me puede tocar un barco que se está moviendo de punta a punta y están todos vomitando, pero yo estoy parada perfecta. Me siento bien ahí. Con el trabajo he filmado días enteros arriba de un barco, moviéndose. Además es un lugar que me tranquiliza, me da paz, asevera.

- ¿Tenés un tatuaje de un barco?

- Si, es un tatuaje que me dibujó Germán. Yo le dije que quería hacerme algo que tenga que ver con mi abuelo. Mi abuelo falleció a los 90 años en febrero de 2013. Y él me dibujó en una servilleta un barquito. Lo agarré, fui y me lo tatué; era como el símbolo de él y quería tenerlo presente. No había podido disfrutar de mis otros tres abuelos, entonces para mí él representaba lo que eran los abuelos. Entonces, el agua, el barco y él tiene que ver con todo ese mundo mío.

Una obra que interpela

Con funciones los viernes a las 21.30 y los sábados a 19.30 en Paseo La Plaza, ‘Madres’ es una comedia donde el espectador no podrá evitar sentirse identificado con las emociones que atraviesan estas cuatro madres (Sabrina Garciarena, Florencia Otero, Viviana Puerta y Anita Martínez) que se reúnen con la excusa de celebrar un baby shower.

‘Madres’ es un proyecto que ya está en la tercera temporada, y ya estamos pensando en pasar al Metropolitan. Además, el año que viene va a ser un año de gira nacional e internacional, anticipa Garciarena sobre la obra que está actuada, dirigida y realizada íntegramente por mujeres.

Consultada sobre el origen de este proyecto, Garciarena cuenta quesurgió en plena pandemia. Es una obra que se hizo en Broadway durante muchos años y acá la adaptó Ricardo Hornos, que para mi gusto es un gran director y escritor, e hizo que funcionara muy bien para lo que es el humor argentino”.

En cuanto a qué la motivó a sumarse a la obra, la artista aclara que leyó la obra entera y que “lo primero que me atrajo fue la historia y todos sus personajes”. En ese sentido, Dani fue el personaje con el que más se visualizó en escena, “porque era la primeriza, era la madre que lee toda la teoría y después a medida de que tiene el bebé empieza a decir: ‘ah, bueno. La teoría es muy linda, pero la práctica es muy diferente’

Me visualizaba todo el tiempo en la energía, cuando la leía no podía verme en otro personaje. Los otros personajes son mucho más grotescos, son personajes incluso de más edad, con más experiencia y con hijos más grandes”, agrega.

Llevando su personaje al terreno de la experiencia personal, Sabrina advierte que “cuando fui madre primeriza, también estaba como en una nube de amor. Y la verdad que está buenísimo, es verdad que es hermoso, pero también es verdad que es muy agotador.

“Y me pareció entretenido transitarlo desde el humor, encontrarle cosas diferentes. Por ejemplo, mi personaje es muy ordenado, muy meticuloso, tiene todo perfecto, listas de todo; y de repente te das cuenta que cuando te viene un hijo te da vuelta la vida, la casa, el cuerpo y la cabeza. Y que nada de lo que tenías organizado vuelve a ser igual, o por lo menos no en la primera instancia”, reflexiona.

En cuanto al proceso de preparación, ya que su personaje canta, baila y hasta transita la mayor parte del tiempo en escena con una panza falsa, Garciarena detalla que “fue un trabajo arduo de preparación durante casi tres meses. Y después, por supuesto, uno le fue encontrando el toque personal. Tuve tres embarazos ya, así que hay un registro ahí, que tiene que ver con la postura”

“Hay embarazos que te pegan como muy energéticos y que hasta el último momento te agachas, corres y caminas; y hay otros que te pegan como más tranquilo, y yo acá juego mucho. Depende del día, está más energético o menos energético. Me gusta mucho variar los días de mi personaje, tan distintos según el día de la obra, comenta. 

- ¿Cómo te llevas con tus compañeras de elenco (Anita Martínez, Viviana Puerta y Florencia Otero)?

- Anita entró hace poquito, me parece una grosa, una actriz muy completa y con unos registros impresionantes. El personaje de ella tiene mucha comedia, así que ella está justa en ese personaje. Antes lo habían hecho Paula Kohan y Luly Drozdek, y fue el único personaje que fue cambiando en un punto. Pero se acopló muy bien. Y después con Vivi y Flor ya somos como hermanitas, nos llevamos muy bien. Nos entendemos un montón arriba del escenario, nos cuidamos mucho.

La maternidad en primera persona

Fuera del papel de Dani (su personaje en ‘Madres’), Sabrina es mamá de León (8), Beltrán (4) y Mía (2). En cuanto a su propia maternidad, expresa: La vivo bien, la vivo feliz. Me encanta ser mamá, por eso tengo tres. El otro día un actor amigo me decía: ‘¿¡cómo tuviste tres!? Con uno ya estaba bien’. Y yo le digo: ‘Es que a mí me encanta’. Me encanta ser mamá, me gusta verlos crecer y estar con ellos

Lo disfruto y lo doy todo. Hay días que estoy más cansada que otros, pero porque mis hijos duermen conmigo. Mía todavía toma teta. Pero me gusta criarlos, lo hago con mucho amor y trato de dejar todo lo que puedo. Sin dejar de trabajar y seguir con mis cosas, pero mi prioridad absoluta son ellos, destaca. 

A la hora de describir la relación que tiene con cada uno de sus hijos, Sabrina remarca, en principio, queLeón fue hijo único durante tres años y fue una relación muy pegote y hermosa. Germán en ese momento trabajaba mucho. Yo salía de grabar la tira que hacía en Pol-Ka, y yo estaba todo el día con León e iba para todos lados con él”. 

Y agrega: Tenemos una relación de mucho diálogo, y hay veces que me dice ‘bue, mamá. Pero te equivocaste acá’. Y le digo ‘si, mamá no es un súper héroe, mamá es humana y se equivoca. Y te pido perdón’. Me gusta que entiendan que sus papás son humanos, nosotros a veces nos ponemos en un lugar donde nos convertimos en sus ídolos, y no es así. Soy una persona que se equivoca

En cuanto a Beltrán, el segundo hijo de la pareja, la actriz advierte que es “un clon del papá”. “Energéticamente y en la personalidad son muy parecidos, él es muy divertido. Es un nene que une mucho a la familia, está todo el tiempo con ‘vení a jugar, vení conmigo’. La cuida mucho a la hermanita y es muy compañero nuestro. Maneja la casa, te dice: ‘Vino tal, me dijo que te diga tal cosa’. Es muy social, tiene mil amigos y siempre arma un montón de planes, destaca.

Mientras que en Mía, la menor de la familia, Sabrina encuentra a su compinche: “Me encanta estar con ella. Es un juego completamente diferente, nos conectamos distintos. Ella me entiende. A los chicos los tengo que correr para cambiarlos o decirles que se cambien, pero ella viene con sus zapatitos y me dice ‘me quiero poner esto’. A futuro percibo que va a ser mi gran compañera, disfrutamos mucho estar juntas”.

- ¿Ves alguna veta artística en alguno de ellos?

- Lo veo un poco más en León, lo noto. Me sorprendió que la otra vez vino por primera vez a un programa de televisión conmigo y se sintió cómodo. Estudia canto y le gusta bailar, y me acompaña en el teatro.

- ¿Cuál es el más parecido a vos?

- Por ahora lo noto en León, él es el que más cosas parecidas tiene a mí.

- ¿Cómo te definirías como madre?

- No soy estructurada, pero con el tema escolar sí. No soy una mamá que se queda dormida y los chicos faltan al colegio, es más no faltan nunca porque me gusta que cumplan y no se pierdan el día. Después, hay momentos donde tenés que ser un poco permisivo para algunas situaciones, pero trato de poner horarios con el tema del baño y la comida. Si usan un teléfono o ven un dibujito después de bañarse o comer, que sea un ratito antes de dormir. En el día a día, me di cuenta que necesitan una rutina, porque se levantan temprano y tienen muchas actividades entonces necesitan a tal hora bañarse o a tal hora acostarse. 

- ¿Qué cambios notaste en estos ocho años desde que sos madre?

- Soy una mamá que lee mucho, que está muy preocupada en tratar de hacer las cosas bien. Si veo alguna cosa que ellos me llaman la atención y me dicen ‘esto no me gusta’, les digo ‘bueno, la próxima va a ser distinto, lo hacemos diferente’. Mucho diálogo, eso me parece importante, que puedan confiar en mí

Cambié mi vida entera a partir de que soy madre, tenía otra dinámica en mi día a día. Un hijo te viene como a volver a tirar los dados y las prioridades cambian rotundamente”, dice convencida. 

La historia de amor de Germán y Sabrina

Sabrina Garciarena y Germán Paoloski ya cuentan 13 años de relación, pero se conocieron mucho tiempo antes. Consultada por los orígenes de su historia de amor, la actriz recuerda que vienen deun grupo de amigos de toda la vida. No del medio artístico, sino del barrio. De hecho son nuestros amigos hoy en día. Yo era amiga de estos chicos, y Germán era amigo de mis amigos”. 

“Durante muchos años salíamos todos juntos para todos lados, y yo tenía a mi novio y él tenía sus novias. Éramos amigos, hasta que yo me separé de un novio que había tenido y él de la su novia. Empezamos a vernos más seguido. De repente, él venía a mi casa y yo iba a la suya; pero siempre en grupo con amigos”, relata. 

Luego de comentar que él fue el primero en “confundirse” sobre su relación amistosa, ella recordó que “se sentía muy cómoda” junto a él y que todo comenzó a encaminarse hacia una relación romántica tras una primera cita que fue 100 por ciento planificada por él: “Me había dicho que íbamos a ir todos a cenar (en relación a sus amigos), y de repente estamos nosotros dos solos en un restaurante sin gente, y yo decía ‘qué raro esto’. Después me terminó diciendo que él planeó todo, que él había cerrado el lugar

Nos dimos el primer beso un 14 de febrero, casualmente. Así que ese es nuestro aniversario, hace 13 años que estamos juntos”

Los primeros años de pareja -confiesa- no fueron fáciles: Cuando empecé a salir con él, vivía en Madrid. Iba y venía (a Buenos Aires), tenía trabajo acá y allá. Y la verdad que no tenía ganas de estar comprometida con nadie porque, primero, venía de muchos años de estar de novia y después no creía mucho en que uno puede tener un vínculo con alguien a distancia. Esa época fue más caótica en el sentido de que nos distanciamos un montón, pero siempre hablando las cosas y con cariño”. Y añade: En 2011 o 2012 ya me quedé en Buenos Aires y ahí la relación comenzó a fluir mucho más. Pero siempre hablábamos las cosas, con mucho respeto y amor”. 

- ¿Qué te sigue enamorando de él?

- Una de las cosas es que vamos creciendo juntos. Fuimos madurando y construyendo no solo nuestra relación, sino que también nuestra familia, que es un día a día. El pilar es el amor, sino es imposible todo lo que logramos, y después la admiración también. Lo conocí a Germán parada en un lugar, y veo todo un crecimiento en él y una pasión que le pone a lo que gusta. Eso me pone bien porque lo veo contento y, por otro lado, lo sé acompañar. Y él a su vez hace lo mismo conmigo. 

- ¿Entre tus proyectos está la posibilidad de tener un cuarto hijo con Germán?

- Me lo preguntan, y la verdad es que no. Estamos bien así, pero nunca descarto la posibilidad de un cuarto hijo. Pero no lo tengo en mis proyectos, porque me parece que ya estamos bien así. Pero si viene, sería feliz. Me gustan las familias grandes, no llego a ser Maru Botana (risas)... pero me gusta. Hay que saber disfrutar a nuestros hijos y también disfrutarnos a nosotros como pareja. Así que no es algo pendiente ni que estemos planificando.

Ahora puedo estar más abocada a mi trabajo en Argentina y a mis hijos. Y el día de mañana me veo viviendo en España y acá, yendo y viniendo. Mi esencia sigue siendo la misma, pero estoy en un momento donde quiero estar cerca de ellos (sus hijos), concluye sobre un presente que la encuentra con la maternidad a pleno, pero con la mira también puesta en nuevos proyectos vinculados a la televisión y los sets de grabación, tanto en Argentina como en el exterior. 

Fotos: Fabián Uset.

Producción y estilismo: Sofía Perez y Santía. 

Contenido multimedia: Elisabet Correa y Camila Uset.

Maquilló: Carol H para Frúmboli Estudio (@carolhmakeup).

Peinó: Eddie Rodríguez para Frúmboli Estudio (@eddierodriguez_23).

Agradecemos a: Cibeles, Justa Petra y muy especialmente a Norberto Corbara por el barco. Para cursos virtuales y presenciales de timonel, yate y vela a motor en Olivos y San Isidro contactarlo al 1140853424.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig