Pamela David: "Soy menos exigente y más compasiva conmigo misma" – GENTE Online
 

Pamela David: "Soy menos exigente y más compasiva conmigo misma"

La conductora, que descubrió en el vino una forma de “enraizarse” a Mendoza y así comenzar un nuevo desafío personal, es la protagonista del Íntimo de GENTE de esta semana. En una charla amena y sincera, repasa sus comienzos, la maternidad y la familia ensamblada, su lugar en la televisión, y qué es lo que más le gusta de Daniel Vila.
Íntimos
Íntimos

El escenario elegido para el photoshoot de este ÍNTIMO fue el restaurante ROLDÁN, ubicado en el barrio porteño de Palermo. Luego de finalizar la producción, que tuvo al vino como figura estrella, Pamela David (43) le confiesa a GENTE que haber hecho estas fotos le despertó el recuerdo de aquellas tapas de la revista que tuvieron como protagonistas a figuras como Andrea Frigerio, Araceli González y Catherine Fulop -a las que ella considera “siempre potras”- y en donde hablaban de “la plenitud de los 40”

Un concepto que, asegura, no sentirse identificada en lo absoluto:A mis 40 no estaba en ninguna plenitud, estaba con una crisis existencial tremenda. Pero me sentí plena de volver hacer fotos con Chris Beliera. De volver a hacer las mismas que había hecho cuando tenía 20. Una tapa sexy, pero ahora desde otro lugar. De sentirme una mujer linda. Disfruté montarme y jugar a la mujer sexy, me encantó”.

“MI ESPÍRITU LIBRE”: PAMELA DAVID INCURSIONA EN EL MUNDO DEL VINO CON SU PROPIO SELLO

Entre diciembre y enero comenzó a distribuirse la primera tanda de vinos que pertenecen a Mi Espíritu Libre (MEL), la reciente e innovadora línea de vinos que tiene como autora a Pamela David. La conductora, que posa junto a su MEL en el restaurante que incorporó sus dos vinos -rosé y espumante- a su vinoteca y a su carta, advierte que esta es una actividad que “la apasiona”.Me tiene muy contenta y entusiasmada, estoy involucrada y todos los días le dedico un tiempo al negocio, que es real lo que me decían de que no es fácil. Pero me apasiona mucho y la idea es crecer año a año”, dice convencida.

“Todo es una decisión, hay que invertir, no es un camino fácil. Y toda la gente que se dedica (a los vinos) me lo tiró abajo, me decían '¡ojo! que esto no es un camino fácil', pero me gustó hacerlo igual. Me metí de lleno a aprender de mucha gente, asevera. 

En esa línea, dejó en claro que colaboró con personas que “supieron escuchar e interpretar lo que quería” para el producto final que lleva su nombre: “Estoy acompañada de gente que sabe sobre cada tema, como el etnólogo Gustavo Ozamis y la bodega Piccolo Banfi.

Además, recordó cómo fue su reacción al probar el vino rosé por primera vez: “Me pareció una exquisitez, ahí dije: 'Es por acá. Esto es lo que quiero: más cítrico y más seco'”. En ese sentido, remarcó que el sabor y el color fueron un plus que llegó de sorpresa:La reacción de la uva es una cuestión divina. Ya no tiene que ver con los que estudiaron ni con las máquinas o el tiempo, es como la uva quiere reaccionar”. Y añade: “Quedó un rosé súper rojizo, un color maravilloso que le llama muchísimo la atención a quienes lo probaron”. 

MENDOZA, LA PANDEMIA Y LA BÚSQUEDA DE LA LIBERTAD: LAS SEMILLAS QUE IMPULSARON “MI ESPÍRITU LIBRE”

Luego de tres temporadas al aire de América, Pamela David cerró un ciclo -profesional y también personal- con el final de “Pamela a la tarde” en 2019. El COVID-19 llegó a todo el mundo en 2020, y encontró a la presentadora junto a su familia en Mendoza cumpliendo con la cuarentena estricta, que se instaló con fuerza en marzo de ese año.

En ese contexto, surgió la idea de “enraizarse” con la provincia natal de su marido, Daniel Vila (68), a través del emprendimiento que en estos últimos meses tomó conocimiento público con el lanzamiento de sus vinos al mercado. Al respecto, recuerda: Viajamos casi todos los fines de semana como familia a Mendoza. Generalmente, en enero nos quedamos el mes entero. Pero en 2020 -que nadie sabía lo que iba a pasar- viajamos por dos semanas y nos terminamos quedando todo el año”.

“Y a mí me pasó de decir 'voy y vengo, me hace faltar enraizarme, tener algo mío ahí'. Si bien Daniel me acompaña, esta idea es mía y solo mía, y lo cuido como lo que es: algo tan importante para mí. Quiero que crezca y le voy a poner todo. Es un riesgo, pero lo quiero afrontar. Pero, sobre todo, por esto: tengo un motivo para volver. Ahora ese es mi lugar. Hoy en Mendoza tengo familia, pero me faltaba lo mío propio y que no sea de carácter transitivo, cuenta.

En cuanto al origen del nombre -MEL: Mi Espíritu Libre- , Pamela explica que “tiene que ver con la libertad. Me pasó en 2020 esto de sentirme encerrada en un lugar hermoso (Mendoza), pero sin libertad”. 

Terminé 'Pamela a la tarde' en 2019 diciendo 'soy la que decide qué hago con mi vida', no me sentía feliz haciéndolo y dije quién más que yo va a tomar la decisión de dejar el programa -con todo lo que eso significa, porque te llevas puesto sin querer otros puestos de trabajo si se termina un programa-. Cuando al fin tomé esa decisión, terminamos encerrados todos por algo ajeno -la pandemia en este caso-”, reflexiona con humor a la vez señala a “la libertad como una palabra que tenía mucha presencia en aquel momento”

Y continua: Quiero desde una etiqueta (en referencia al vino) aportar a que se expanda esa libertad. Tiene que ver con la búsqueda espiritual que vengo haciendo hace años. Parece muy enroscado, pero tiene que ver con una idea tan simple como querer que los demás se liberen”. 

En paralelo, advierte que “no hace foco” en las dificultades que puede encontrar en su reciente emprendimiento: “Cualquier dificultad que haya aparecido la sorteamos. Todos los días me levanto temprano para dedicarle un poco de tiempo, para llamar y conectar con personas que me ayuden a aprender. Yo lo vendo, básicamente. Te llamo por teléfono y te lo ofrezco, nada me detiene”. 

“Para mí, este vino rosado tiene que ver con el disfrute, y no con el disfrute de una fiesta, mucha gente, evento, cumpleaños o aniversario. Tiene que ver con el disfrute de una sola persona, donde no tiene que ver con el género o con un número. Tiene que ver con 'hoy estamos, mañana no sabemos: ¡disfrutemos!'

PAMELA DAVID EN LA TELEVISIÓN: QUÉ SUCEDERÁ CON “LA RULETA DE TUS SUEÑOS” Y CUÁL ES SU FUTURO EN AMÉRICA

“Hoy estoy desempleada”, bromea tras escuchar la pregunta vinculada a su presente en la televisión. Luego, se corrige: “No, porque las palabras crean realidades: hoy estoy en una transición, explicaba en el momento que se realizó la entrevista, previo al debut de “Los Ángeles de la Mañana” por la pantalla de América

En cuanto a “La Ruleta de tus Sueños”, el programa de juegos que la tuvo en la conducción durante estos últimos meses, David asevera que se trató de una primera temporada y que ahora “lo guardaron” hasta que en algún momento se decida ir adelante con una segunda entrega. “No es que se termina, se guardan como todas las cosas que empiezan y vuelven a salir. No me parece mal, es una estrategia que el canal quiere probar y me parece que está bien”, considera.

- ¿Podemos decir que este año vamos a tener a Pamela David de vuelta en televisión?

- Si, seguro que si. De hecho, este mes y el mes que viene -calculo- el canal va a estar acompañando los nuevos programas, porque está todo puesto para que le vaya bien. Eso no quita que, en paralelo, ya empiece a ver qué es lo que se podría hacer. Pero hay que ver cómo reacciona la tele, cómo reacciona ante estos cambios para América, que ojalá sean buenos

YANINA LATORRE, LAM Y SU POSTURA ANTE LOS RUMORES 

- No puedo dejar de consultarte por Yanina Latorre, más que nada porque en las últimas búsquedas de Google te encuentro relacionada a ella.

- Si, es increíble. A mí también me pasa que las últimas notas que veo son todas vinculadas a ella. Yo sostengo la teoría de no desmentir mentiras porque digo “¿para qué?, es una energía que no quiero desperdiciar y no me interesa”. Ahora, no tengo nada contra Yanina. De verdad que no tengo nada, habría que preguntarle a ella cuál es su problema. De hecho, ella contó que hace poco la encontré en una fiesta y me acerqué, porque a mí de verdad no me pasa nada. Ella dijo que no trabajaría más conmigo en televisión, no sé por qué. Si tendría que armar un equipo de trabajo y vos me preguntas “¿la tendrías?”, yo te digo que si. Esa es la diferencia, que yo pienso en equipos que sean buenos, pero que también funcionen. 

En paralelo, Pamela se refirió -y también se lo tomó con humor- al malicioso rumor de que ella había exigido que Ángel de Brito y todo el equipo de LAM sea cambiado de estudio para no tener que cruzarse a ninguno de ellos: “¿Cómo podés tener la cabeza tan podrida para tener el pensamiento de que alguien sería capaz de hacerlos cambiar a otro lugar? Lo desmiento rotundamente porque La Ruleta (de tus Sueños) se graba en Martínez”.

“Y lo más importante: no soy capaz de hacer eso, no está en mi esencia. No me importa meterme con el trabajo de la gente, no lo haría nunca. Creo mucho en el karma. No es una postura, es una forma de vivir. Soy incapaz de hacerlo, cuando ponen 'La dueña pisa fuerte' pienso que habla más de la persona que escribe o dice eso -que sería capaz de meterse con el laburo a alguien-. Yo antes de tocarle el laburo a alguien, me voy, advierte segura. 

DE SANTIAGO DEL ESTERO A BUENOS AIRES: UN VIAJE QUE COMENZÓ CON EL DESEO DE SER ACTRIZ

- ¿Qué había en aquella valija que te trajo de Santiago del Estero a Buenos Aires?

- No soy de guardar cosas, siempre fui súper desprendida. No tengo recuerdo de tener algo que todavía lo tenga de aquella vez. Hago que todo circule. De la valija no me acuerdo, pero sí me acuerdo que venía a Buenos Aires, y me gustaba Avenida del Libertador y sus luces. Decía “¡Qué hermosa ciudad”, me enamoraba y me tenía encantada. 

Entre finales de los 90 y principios de los 2000, Pamela David -que para ese entonces ya había deslumbrado con su belleza en eventos y en pasarelas de Santiago del Estero- comenzó a viajar con frecuencia a la Ciudad de Buenos Aires con la clara intención de forjar una carrera como actriz

Nunca había soñado con irme de Santiago del Estero, se fue dando todo. No fue fácil, me vine con lo justo y los primeros tiempos fueron difíciles. Pero no tenía hijos ni nadie a cargo, estaba sola y a esa edad te sentís con poder. Que podes con todo y si dormís poco no pasa nada, no te angustia. No tengo recuerdos de angustia, pero sí de momentos duros, que tienen que ver con lo económico”, rememora. 

En esa línea, recuerda cómo cambió de perspectiva sobre su carrera al darse cuenta que había dejado de lado lo que le gustaba para “complacer” a los demás. En Santiago del Estero estudiaba para contadora y aquí -en la UBA, una carrera que no terminó- estudiaba Administración (de Empresas). ¿Para qué? Porque algo tenía que ser, un pensamiento muy de otra generación. Tenía que tener un título. No me apasionaba, me gustaban los números, al día de hoy me gustan mucho, pero no para dedicarme a trabajar en una empresa. Estudiaba para recibirme, confiesa.

En ese sentido, su padre, Alberto, jugó un rol importante en su decisión de redirigir su futuro profesional.En ese momento quería ser actriz de novela. Muy al estilo de Grecia Colmenares o Verónica Castro, de esas novelas del mediodía que eran muy sobreactuadas. Papá me visitaba y me preguntaba '¿fuiste a castings?'. Y yo le decía que no porque estaba trabajando y estudiando mucho. Y él me dijo '¿para qué?'. Entonces me di cuenta que no estaba haciendo lo que me gustaba”, destaca. 

“Ahí empecé… hice bolos, trabajaba de extra. Hice mucho camino que no se ve, antes no había YouTube donde podías encontrar todo. Hice muchas cosas que me dieron mucho aprendizaje, el hacerme de abajo te hace valorar desde otro lugar el trabajo en televisión, reflexiona.

LA FAMILIA ENSAMBLADA COMO ESTILO DE VIDA

Hoy en día, Pamela tiene conexiones familiares en Córdoba, Santiago del Estero y Mendoza. Consultada por el tipo de vínculo que tiene con su numerosa familia, asegura que “son muy unidos”

Somos ensamblados de antes, cuando no se usaba. Ensamblados desde hace un montón. Tenía 15 años cuando se separaron mis padres. Y siempre hubo mucho amor. Hemos pasado las Navidades juntos, con la nueva familia de mi papá, en casa. Siempre fue algo natural”, advierte. Y agrega: Hoy con Daniel (Vila) tenemos esa misma situación y para mí es lo natural. Lo viví así y no se me ocurre que pueda ser de otra manera, porque las madres y los padres van a serlos siempre”.

“Se lo debo a mi mamá. Ella fue muy amorosa, en todo sentido. Me tocó una mamá que siempre fue amorosa y aprendí que eso era lo normal, sentencia convencida. 

Además, cuenta que en la actualidad mantiene conversación a diario con los dos: Con mamá nos vemos casi todos los días, vive cerquita, acá en Buenos Aires. Y con mi papá hablo todos los días, me gusta aunque sea charlar dos minutos. Siempre estamos muy en contacto”.

PAMELA DAVID, UNA MADRE EN APRENDIZAJE CONSTANTE

“Me crecieron rápido”, admite Pamela, que es madre de Felipe (15) y de Lola (9) -de quien bromea que ya “se cree adolescente”-. “Siento que los dos crecieron y me dan menos trabajo. Como mucho, corrijo que Lola sepa las tablas, pero con Feli ya no. Feli está grande, me fijo porque tengo abierto el classroom de los dos en mi celular, para que entreguen las tareas. Pero no es que lo hago todos los días, no soy obsesiva. Cada tanto hago alguna pasadita, para ver que esté todo en orden”, cuenta.

“Con Daniel somos muy presentes, entonces hoy sentimos que están dando sus pasos dentro de los límites que les marcamos”, remarca.

-¿Cómo te definirías como madre?

- Soy re culposa. He pasado por un montón de etapas. Es muy gracioso porque pasé de no poner límites, porque se me estruja el corazón, a darme cuenta de que si se los pones, le haces un favor. Cada vez que me puse firme con alguno, después te lo agradecen con amor. Al principio, obviamente, pueden resongar y una reniega también. Todos tenemos nuestros momentos. No es que porque medite estoy siempre en eje. Me cuestiono como mamá: qué estoy haciendo, si está bien o está mal. Si me tengo que definir, soy una mamá muy amorosa. Soy de las que abraza y besa, y ellos están acostumbrados.

Además, reafirma que se siente “una madre en aprendizaje constante”. “Hoy lo disfruto, hoy me siento bien. Porque también me siento más madura y con una experiencia que si me preguntabas hace tres años atrás te decía que estaba desbordada. Hoy me paro desde otro lugar. Soy menos exigente y más compasiva conmigo misma, define. 

PAMELA DAVID Y SU HEREDERA EN LAS PASARELAS: CÓMO VIVE LA BÚSQUEDA ARTÍSTICA DE SU HIJA LOLA

El modelaje -señala- le “apasiona” genuinamente a su hija Lola. Con tan solo 9 años, la joven le demuestra que “le gusta aprender a maquillarse, a caminar por la pasarela y que le interesa de verdad ese mundo”.

Si bien asegura que la acompaña en su deseo, también confiesa que la exposición y el hostigamiento es lo que más le preocupa: “Me preocupa porque si a mí los ataques de gente que no conozco en las redes sociales me han llegado a afectar en algún momento y me han mandado a terapia, no me quiero imaginar cómo puede afectar a una niña”. 

“Instagram no debería tener porque debe esperar hasta los 12. Pero también tiene a sus amigas y me tiene a mí para acompañarla, y también enseñarle que si ve un comentario feo lo abrimos, lo seguimos y vemos el por qué insulta, que a lo mejor es una persona que tiene problemas personales, porque sino no te explicas que le escriba a una niña”. Y añade: “Al principio era muy difícil, pero ahora ya está canchera y entiende que eso también existe. Lo que no significa que no le afecte, por eso sigo atenta. Sería mucho más fácil prohibirle, pero no quiero eso. Quiero darle libertad y acompañarla porque a ella la apasiona de verdad”.

- ¿Qué consejo le darías a tu hija?

- En el desfile le diría Lola, no pierdas tus zapatos de vista”… solo eso (dice entre risas). Porque calza muy poquito y es una de las más chiquitas, por eso: que no pierda sus zapatos de vista porque se le termina todo si se le pierden. 

Lola comenzó a estudiar en Anama Models, la escuela de modelos que encabeza Anamá Ferreyra, y en su madre tiene a una figura que conoce de cerca el detrás de escena de los desfiles y del mundo del modelaje: “Es un lugar muy lindo donde podés hacer amigas. He trabajado con gente hermosa como Ingrid Grudke, Julieta Prandi, Nicole Neumann y Pampita. Pero te desaparecían cosas a último momento, eso le contaba a Lola y por eso le recomiendo que esté atenta”.

Disfruté mucho de la pasarela. El desfile que me marcó a mí fue uno de Jhon Foos, que estaban Nicole, Pampita, Ingrid y Juli. Eran todas famosas y a mí me pusieron el cartelito de Pamela David, que para mí fue un shock porque estaba con las famosas, recuerda. 

- ¿Y volverías a subirte a una pasarela con tu hija?

- Si, pero desfilaría como mamá de Lola ahora. 

SU HISTORIA DE AMOR CON DANIEL VILA

Doce años y contando lleva la historia de amor que escribe, cada día, con Daniel Vila. Consultada sobre los orígenes de su vínculo con el actual presidente del Grupo América, la conductora resalta que las largas charlas en distintos eventos donde coincidían fue lo que llevó a iniciar el vínculo, aunque aclara que “no me interesaba como hombre, sino como persona”. 

Me lo encontraba en eventos, y me quedaba horas y horas hablando con él. En el medio ya se empezaban a decir cosas, mentiras que no eran ciertas. ¿Para qué voy a salir a desmentir algo que no pasó? ¡Ni loca! Si no pasaba nada. A mí me entretenía hablar con él, así que no me importaba que hablaran y dijeran lo que quieran”, explica sobre su postura ante los rumores que rápidamente comenzaron a circular tras ser vistos en público en varias oportunidades.

De todos modos, hizo hincapié en el hecho de que primero debieron terminar sus relaciones anteriores para comenzar a salir como novios: Era complicado porque estaba casada -él también-. Pero los dos estábamos separándonos, porque es la única forma de conocer a una persona”. 

“Él fue muy perseverante, no le voy a quitar mérito. Al principio creía que se trataba de un touch and go. Para nosotros es importante Montevideo, Uruguay porque fue donde empezó todo. En esa época conducía un programa de entretenimiento, que se llamaba 'Canta y gana'. Él viajó y se puso en la fila de los participantes. Yo pensaba 'si lo llega a ver una cámara de Argentina, sentado en uno de los pulsadores'... Hacía locuras -muchas locuras-, fue perseverante y acá estamos. Doce años, un montón”, dice sin poder creer lo rápido que pasó el tiempo. 

Y repasa sobre su historia de amor: “Regamos mucho nuestro amor, nuestra pareja. Los chicos se van a dormir temprano y nosotros de sobremesa seguimos charlando. Esa charla que me pasaba en los eventos me sigue pasando. Me importa mucho su opinión. Después se enoja porque me dice '¿para qué preguntas si después haces lo contrario?', pero me importa su opinión de verdad. Somos muy compañeros, nos admiramos. Me acompaña y me deja decidir, que para mí es clave. A veces hay que tomar decisiones de a dos, pero los dos somos alfa y no es fácil. Tenemos personalidad y a los dos nos gusta tomar decisiones. Cuando no coincidimos, nos ponemos de acuerdo. Pero cuesta hasta que lo logramos”.

“Fue muy importante en un comienzo y hoy sigue siendo muy importante la piel -lo sexual-. Pero, para mí, admirar a una persona es un montón. Solo podría estar tanto tiempo en familia con una persona que admiro, sino es más fácil estar sola, apunta categórica.

- ¿Qué es lo que más admiras de él?

- Que es un padre increíble, eso me desarma. Él tiene cinco hijas mujeres y se comporta increíble con todas. Es un padre presente que, al día de hoy, ayuda a sus hijos a estudiar y una dice: “Con las cosas que tiene en la cabeza”. Lola le pide para hacer unos bombones de chocolate y él se queda. No es que solo trabaja y está con el teléfono. El tiempo que está en casa es de calidad. Su paternidad me emociona -dice con los ojos al borde de las lágrimas-. No cualquiera es buen papá.

Producción: Maite Irazu

PH: Chris Beliera

Makeup y pelo: Nacha Gama

Retoque digital: Gustavo Ramírez

Edición de video: Cristian Calvani

Contenido multimedia: Elisabet Correa y Manu Adaro

Agradecimientos: Roldán/ Melrose Wines/ Bisovi/ Milano Store/ Faustina Lora/

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig