Marley: «Quiero que Mirko sepa lo que es el esfuerzo» – GENTE Online
 

Marley: "Quiero que Mirko sepa lo que es el esfuerzo"

En el Íntimo de la Semana de GENTE, el conductor de 'Por el mundo' habló de los desafíos de tener una familia monoparental, la difícil decisión de mostrar su intimidad en el reality 'Marley y Mirko: un viaje por nuestro mundo', los límites que le pone a su hijo y las críticas de quienes lo consideran un padre superficial. Además, reveló cómo será el futuro de su programa de viajes cuando Mirko crezca y qué valores quiere inculcar en él.   
Íntimos
Íntimos

Alejandro Wiebe (51), popularmente conocido como Marley, es uno de los conductores más queridos de la televisión argentina. Con más de 30 años de trayectoria, ya le dio vuelta al mundo alrededor de 20 veces y acumula millas sin precedentes. Sin embargo, desde hace cuatro años dejó de ser un 'viajero solitario' para comenzar a recorrer ciudades junto al amor de su vida: Mirko.

"Está bueno que podamos viajar después de una pausa larga como la que tuvimos", reflexionó el conductor, en el Íntimo de la Semana de GENTE, al referirse a la nueva temporada de 'Por El Mundo' en la pantalla de Telefe donde este 2022 cumple 20 años desde el estreno de 'Mundo Show', el reality con el que comenzó a viajar con destacadas celebridades.

"En Canal 13 empezamos en el '99 con Mundo Show y en 2002 pasé a Telefe. Así que son 23 años viajando, una locura", rememora desde su casa vacacional en la localidad de Pinamar, donde se encuentra descansando junto a su familia. "La verdad que a mí me gusta viajar, pero no veía la hora de volver a casa", asegura el conductor todoterreno del canal de las pelotas.

El desafío de realizar un formato diario -además de la adrenalina de conducir en vivo cada noche- lo vive como una "locura divertida", aunque admite "todos los días estamos armando la estructura de un programa distinto y a la vez planificando la semana siguiente".

Como si fuera poco, ahora, Marley afronta un nuevo destino laboral: su desembarco en la pantalla de Paramount+ con la serie "Marley & Mirko: un viaje por nuestro mundo", donde a lo largo de 8 capítulos relata el día a día de su vida como papá soltero, y la extraordinaria llegada de su hijo.

Marley y Mirko: un viaje por su intimidad

Con el volúmen de la televisión alta y algunas risas de Mirko de fondo, Marley se relaja para conversar sobre la paternidad a los 51 años y la estructura familiar monoparental. "Es algo muy distinto a todo lo que hice en mi vida", reflexiona cálidamente.

-¿Ya te pusiste a ver la serie de Marley & Mirko o sos de los que no les gusta verse a sí mismo?

-Tengo eso. Me pasa que generalmente me causa rareza verme a mí mismo. Pero ya vi algunas partes del primer capítulo y me pareció genial cómo lo armaron. Es como un ida y vuelta de estos años de mi vida con Mirko, e incluso hay muchas imágenes que ni yo conocía. Es súper interesante, salen muchos amigos hablando como Flor Peña, Coco Fernández… y me pareció muy lindo cómo van llevando la historia. En cualquier momento me voy  sentar a verla entera.

-¿Te costó aceptar el proyecto? ¿Tenías dudas sobre mostrar tu intimidad?

-Lo pensé bastante. La verdad es que llevo más de 30 años de carrera y nunca mostré demasiado de mi vida. Creo que eso también lo hace interesante, muchos no saben dónde vivo, ni con quién, entonces hay algo de sorpresa. Me parecía importante mostrar, más que nada, la historia de un padre soltero que decide tener un hijo y establecer un nuevo ‘formato’ de familia.

-¿Pusiste algún límite entre lo que se iba a contar y lo que no?

-Dije que iba a poner límites. Pero la verdad es que por cómo fue sucediendo todo se dio natural, el equipo de producción era muy profesional y lo fueron llevando muy bien. Fue un despliegue la filmación de un programa como este, lo hicimos con 10 cámaras y tenían muy en cuenta los detalles, cosa a la que no estoy acostumbrado… yo soy más de hacer un programa en vivo, salimos y grabamos, y esto fue más cinematográfico. Hasta grabamos con cámaras aéreas.

La llegada de Mirko al mundo y a la vida de Marley

En el trailer de presentación de la serie, que ya está disponible en Paramont+, se puede ver al histriónico conductor en situaciones cotidianas de su paternidad y relatando cómo fue el proceso de subrogación de vientre por el cual nació su primogénito. "Me llevó medio año encontrar a quien es la madre biológica de Mirko", confesó el flamante papá.

"La serie cuenta el proceso de subrogación, que por más que yo ya lo haya contado alguna vez, no termina de quedar bien claro para la gente que siempre me pregunta cómo es la parte genética", admite Alejandro Wiebe en diálogo con GENTE, mientras confiesa que muchas personas lo contactan a través de las redes sociales "porque no pueden tener hijos y quieren probar otros métodos". "Creo que este reality va a ser muy inspirador para mucha gente que empezó a buscar otros caminos luego de que yo tuviera a Mirko", afirma.

-¿Qué dudas tuviste a la hora de elegir el método para concebir a Mirko?

-Yo estuve más de 20 años investigando y planificando, tenía muchas dudas. Tuve que investigar todo de cero y estuve años hasta estar seguro. Hoy en día hay mucha más información. Imaginate lo que hubiera sido para mí encontrarme con un reality como éste ¡Lo hubiera hecho antes!

-¿Analizaste la posibilidad de adoptar?

-¡En Argentina es imposible adoptar! No está bien armado y perjudica a los padres que quieren ser padres y a los niños que están buscando padres también. 

¿Sigue en pie la búsqueda de un hermanito o una hermanita para él?

-Sí, lo estoy pensando un poquito más ahora. Vamos a ver qué resolvemos; yo también estuve en Estados Unidos porque quería ver si me contagiaba un poco más de ganas, pero puede ser... 

Marley y los desafíos de ser un padre atento a las demandas de Mirko

La educación de Mirko cobra un rol preponderante a la hora de pensar en las prioridades del pequeño influencer -al que sus más de 5 millones de seguidores siguen atentamente todo el contenido que su padre publica en su perfil de Instagram-.

En esa línea, Marley se encargó de contratar a una mujer que trabaja de niñera y de maestra jardinera al mismo tiempo -sobre la que resaltó que "ella sigue dándole ejercicios que lo motivan y que ayudan a su aprendizaje"- para que los acompañe en el tiempo que están fuera de la Argentina.

"Viajar con Mirko hace que cada año sea muy distinto porque no es lo mismo viajar con un bebé de medio año, de un año y medio que ya hablaba, y ahora que ya es un niño que entiende la dinámica y nos acompaña a más cantidad de notas", explica el conductor.

-¿Cuántos idiomas habla Mirko?

-Un poco de todo. Como viajamos tanto, él donde está incorpora el acento y el idioma de la gente que lo rodea. Por ejemplo: ahora continuaba hablando algunas frases en francés, después de que volvimos de París. Vos le decís cualquier cosa y él te responde 'merci beaucuop' (se ríe). También habla alemán, italiano, el inglés le gusta muchísimo… es increíble cómo aprende rápido.

-¿Cómo hace para vincularse con otros niños siendo que se ausenta varios meses en el jardín por los viajes?

-Aparecen de repente hijos de amigos o colegas. Por ejemplo: ahora se hizo íntimo amigo de Momo, el nene de Jimena Barón. Cuando nos fuimos de viaje estaban todo el tiempo juntos, caminaban de la mano ¡todo! (se ríe). También se va haciendo amigos en las plazas, cuando ve un nene se acerca tipo: “Hola, ¿qué tal? Yo soy Mirko”, y ya se queda a jugar. Es súper sociable, entonces si el otro chico habla italiano él se acomoda, los chicos manejan otro lenguaje. Mirko todos los días tiene un nuevo amigo. 

-¿Es cierto que no se llevan bien con Felipe el hijo de Flor Peña?

-Sí, es verdad, no sabemos bien por qué (se ríe). Hay una cosa medio de competencia, de no compartir cosas. Y ahora que está más grande es depende el día que tiene. Yo igualmente creo que con el tiempo va a mejorar, se mandaron videos igual mientras nosotros estábamos de viaje y Mirko le contestaba (se ríe).

-Es una especie de amor-odio...

-Es un amor-odio, tal cual (se ríe). Pero ya va a mejorar, es raro porque nosotros somos muy amigos… pero yo creo que va a mejorar. 

Marley y Mirko: dos infancias completamente distintas

Mucho sabemos sobre la infancia del mini influencer, que con su sonrisa pícara, su cabello lacio y dorado, y sus ojos azules, se gana miles de 'corazoncitos' en Instagram como pocos. Sin embargo, siempre hay quienes critican la exposición del niño y acusan a Marley de ser un padre 'frívolo' por mostrarlo ante las diversas cámaras a su corta edad.

-¿Qué puntos en común hay entre tu infancia y la de Mirko?

-Nosotros nos reímos igual, eso sí. Después tuvimos infancias muy distintas, a pesar de que recibimos la misma educación en el colegio (alemán) Goethe Schule de Buenos Aires. Pero bueno, por supuesto él tiene mucha más libertad y otro tipo de infancia. Porque yo no tenía un padre famoso, entonces lo que él vive es totalmente diferente.

-¿Cuáles son esas diferencias?

-Por ejemplo: cuando yo era chico me inculcaban mucho la cultura del sacrificio, si yo quería comprarme un cassette - porque en esa época escuchaba cassettes - tenía que cortar el pasto en casa o hacer algún esfuerzo para que me dieran plata o me lo compraran. Y me gustaría que eso también se replique en él, porque sino entramos en un círculo vicioso de que le viven regalando cosas. Hace un tiempo cuando fuimos a Nueva York visitamos FAO Schwarz, la juguetería más grande, y como sabían que era un chico muy popular le regalaron de todo e incluso le decían que eligiera lo que quiera… Y eso a mí me hace un poco de ruido porque digo “Bueno, es divino que le pase eso, pero no quiero que piense que todo es así”.

-Entonces le ponés ciertos límites...

-Claro, a veces le escondo algunos juguetes y le dejo uno solo. Ponele de 19 cosas que recibe, le entrego una sola y lo demás voy dejando que se lo gane con algún esfuerzo, porque sino viste.. no quiero que piense que es todo tan fácil. Me gustaría también que aprenda a ceder lo que ya no usa, que cuando reciba algo nuevo quiera darle lo anterior a alguien que no lo tenga.

-Me decías que al contrario de Mirko, tu papá no era famoso ¿él es consciente de eso?

-Mirá, el otro día íbamos en el auto y al lado de la cancha de River había un cartel gigante con mi cara - porque era una promo de La Voz Argentina - y vi la expresión de él de “mirá ahí está papá” y es como que toma algo de conciencia de que esa persona que está en la calle es su papá. Me ha preguntado también "por qué la gente te saluda", pero ahora entiende que yo soy de la tele y yo le explique que como la gente tiene tele en sus casas me conocen a mí y también lo conocen a él.

-¿Cómo reacciona cuando la gente te reconoce?

-Él sabe poner límites cuando se acerca alguien, tiene sus momentos. A veces capaz viene alguien y él dice “no, foto no” porque sabe que vienen con intenciones de foto y ya les corta el rostro de una (se ríe). Pero de repente el otro día vino una chica a saludarnos y él le dijo “¿querés una foto?”. Lo va manejando de acuerdo a su humor. Es toda una celebrity ya (se ríe). 

Mirko: el 'mini influencer' con más seguidores de la Argentina

Mirko es todo un 'It Baby' y al igual que los hijos de otras celebridades como Matilda, de Luciana Salazar o Dionisio, de Flavio Mendoza; el pequeño tiene su propio perfil de Instagram en donde ya acumula más de 5 millones de seguidores.

-¿Por qué crees que el público elige seguir a Mirko en redes?

-No tengo ni idea, la verdad que fue una sorpresa porque le abrí la cuenta con la intención de que tuviera un registro de toda su infancia y cuando cumpliera la edad para hacerse cargo, ya tuviera su historia contada. Yo dije “bueno, llegará a los 100 mil seguidores” pero nunca imaginé lo que iba a pasar ¡Ya va por 5.5 millones y no se detiene! Y yo veo a los hijos de otros como Luciana Salazar o Flavio Mendoza ¡y tienen menos! entonces no entiendo bien por qué (se ríe). A veces estamos viajando y hay gente que me dice “ese es el niño de la redes, no sé quién eres tú”, hay gente de todo el mundo que lo sigue a él, pero no tienen ni idea de quién soy yo. Y capaz ni saben que es de Argentina, lo siguen porque les parece bello, gracioso y así va sumando seguidores de todas partes.

-Muchas personas te ponen en un lugar de 'papá superficial' por mostrar a Mirko tanto en TV como en las redes sociales...

-Todo tiene dos campanas, siempre. La verdad es que a mi no me afecta nada, solo me importa la felicidad de él y que todos estemos bien. Hay gente que tiene una mirada más antigua de las cosas, los tiempos van cambiando y uno no puede pensar como en el 1900, entonces también hay que ir adaptándose. Los niños de ahora no son los de hace 10 años. 

-¿Qué cambios hiciste vos como papá en estos cuatro años de Mirko?

-Te va cambiando todo, te van cambiando las prioridades y organizás tu vida de otra manera también. Después de 4 años ya veo todo de otra forma y me manejo de otra forma. Es sacarte el foco de vos mismo también, es como que primero tenés que hacer esto, después lo otro... De repente ahora en un mes nos tenemos que levantar todos los días a las 7 de la mañana para ir al jardín, tengo que ir a buscarlo a la tarde... Todo va girando en torno a él. Es un lindo cambio.

Cómo seguirán los viajes por el mundo con el crecimiento de Mirko 

Si bien actualmente Mirko se encuentra cursando el jardín de infantes, pronto comenzará la primaria y su vida se verá atravesada por un nuevo desafío que requerirá que el pequeño pase el mayor tiempo posible en el establecimiento educativo. "En la escuela son divinos y le mandan ejercicios a través de una aplicación, entonces él sigue estudiando por ahí", asegura Alejandro Wiebe.

"Creo que la mejor escuela es la calle también porque va viendo un montón de cosas, hablando con otros niños de cada lugar y eso le abre la cabeza a una educación distinta", pondera sobre las enseñanzas que adquiere el pequeño que ha ingresado a los récords Guinness por ser "el bebé más viajado del mundo"

-¿Planeás dejar de viajar cuando cuando Mirko empiece la primaria?

-Si. No veo que sea muy posible seguir viajando a menos que lo hagamos en verano o en las vacaciones de ellos, porque una cosa es el jardín de infantes y otra cosa es la primaria. No podemos estar viajando tanto tiempo, él ya va a tener sus amistades… así que no sé cómo será.

-¿Cuántos países conoce?

-Uff no sé, su pasaporte está lleno de sellos. Cuando fuimos a Rusia para el Mundial ¡no podían creer que fuera un nene con tantos sellos! Él dio la vuelta al mundo dos veces ya, así que fue a más de 30 países seguro.

-¿Qué países te faltan conocer a vos?

-A mí me falta conocer el centro de África, porque fui al norte y al sur, y me falta todo lo del medio. Después de Medio Oriente me faltan los lugares donde suelen estar en guerra… también me gustaría conocer Qatar, que ahora este año por suerte vamos a ir. A Arabia Saudita tampoco fui, y me gustaría conocer.

-¿Cuál es tu lugar en el mundo?

-Me encanta viajar y visitar muchos lugares, amo Nueva York, Londres y muchas ciudades. Pero la verdad que para vivir, no podría vivir en otro lugar que no sea Argentina

Ph: Christian Beliera

Retoque Digital: Gustavo Ramírez

Vestimenta: AY NOT DEAD, Mimo

Agradecimientos: Julieta Abusier de Prensa Telefe

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig