Lola Índigo: «Mis amigas Tini Stoessel y María Becerra me recuerdan a mí, son humildes y trabajadoras» – GENTE Online
 

Lola Índigo: "Mis amigas Tini Stoessel y María Becerra me recuerdan a mí, son humildes y trabajadoras"

En el Íntimo de la Semana de GENTE, la cantante y performer española de 29 años, arribó por primera vez a la Argentina y dialogó en exclusiva sobre el éxito de su nuevo álbum ‘La Niña’, su amistad con Tini y María Becerra, el bullying que sufrió de chica, su rol como mujer feminista y sus desencantos amorosos.
Íntimos
Íntimos

Lola Índigo (29) es una de las artistas revelación del momento. La performer oriunda de la ciudad de Granada, en la región sur de Andalucía, logró traspasar las fronteras terrenales con su arte y su música; y tras lanzar su mega hit 'La Niña de la Escuela', en colaboración con Tini Stoessel y Belinda - que ya cuenta con más de 100 millones de reproducciones en YouTube -, arribó a la Argentina por primera vez para encontrarse con sus fans. Durante su estadía en nuestro país, visitó la redacción de GENTE en donde abrió su corazón y reveló sus aspectos más personales en el Íntimo de la Semana.

Miriam Doblas Muñóz, popularmente conocida como Lola Índigo, ​aterrizó en suelo argentino rodeada de admiradores que la recibieron con obsequios y carteles. La artista se dio el lujo de pasear por algunos de los sitios más trendy de Buenos Aires como Palermo Soho o Puerto Madero, y, además, no se privó de conocer la noche porteña en donde se reencontró con sus amistades argentinas.

"Apenas llegué a Argentina salí a pasear", aseguró en el Íntimo de la Semana de GENTE, "Aproveché para encontrarme con María Becerra, a quien no conocía personalmente, y me presentó a sus amigos (FMK, Lit Killah, Tiago PZK y Rusherking). También fui con Big One, Duki y Emilia (Mernes) al estudio", anticipó sobre el nuevo proyecto que se trae entre manos. Luego agregó sonriente: "Argentina me gustó tanto, que estoy seriamente pensando en mudarme".

La música de Lola Índigo se fue entrometiendo de a poco dentro de las playlist nacionales. Con el lanzamiento de High Remix en 2019, para el cual se unió a María Becerra y Tini Stoessel, el nombre artístico de Miriam comenzó a sonar fuerte en la escena local. La canción, que actualmente cuenta con más de 144 millones de reproducciones en YouTube, fue también el inicio de una relación a largo plazo con la Argentina.

-¿Cuál es la historia de tu colaboración con María Becerra en High Remix?

-Le escribí por Instagram. Yo creo que ella piensa que la conocí por 'High' pero fue por ‘Dime cómo hago’, que un día me saltó en el aleatorio de Spotify y fui corriendo al móvil a ver quién cantaba eso, entonces la empecé a seguir en las redes. Le escribí: "yo no tengo ni idea de si tu quieres hacer el remix de 'High' pero yo estoy encoñada con este tema. Tengo una idea de lo que escribiría para la canción", y así fue. Un día me dijo 'se suma Tini también', fue genial.

-Contame sobre ese primer encuentro con María...

-Nos dimos un abrazo infinito, yo con ella siempre tuve mucho trato, nos mandábamos muchos mensajes, cada vez que le gustaba un tema mío me escribía. A ella le encanta 'Santería' por ejemplo. La verdad es que cada vez que me preguntan en una entrevista por María me puedo quedar una hora hablando, porque desde que la escuché por primera vez supe que era una niña especial.

-¿Cómo son Tini y María fuera del escenario?

-Son niñas normales, humildes. Sobre todo María, que me recuerda mucho a mi porque vive rodeada de chicos y se la pasa haciendo música con ellos. En mi ciudad es un poco así, tengo un grupo de amigos con quienes somos como ‘los niños de Andalucía’. Tini también, ella tiene a sus amigas de toda la vida, de hecho vino a Madrid con una de ellas que se había ido a estudiar a Barcelona y me dijo que eran amigas desde el jardín.

-Las tres tienen muchas cosas en común: son referentes del género urbano y artistas en ascenso con un gran potencial ¿Cómo es su relación en lo privado?

-Con Tini siempre ahondamos en temas muy personales porque somos parecidas. Las dos somos de Aries con ascendente en Virgo. Yo la amo con mi alma, nos hemos contado cosas muy intensas; y a María la acabo de conocer y está todo por iniciar. Ella es justo como me la imaginaba. Ambas son muy cariñosas, trabajadoras y talentosas.

Lola índigo: una luchadora insaciable y soñadora sin límites

Sentada en los camarines de GENTE, mientras juguetea con su rubia y larga cabellera, Lola asume con conciencia que les estará siempre agradecidas a sus colegas argentinas. "Yo estoy hoy aquí porque hice 'High Remix' y 'La Niña de la Escuela'", afirma mientras comenta que fue algo que surgió naturalmente y nunca imaginaron que iba a tener semejante repercusión; "Pasa que lo hicimos con amor", afirma.

Lola índigo significa 'Fuerza, Valentía y Espiritualidad', el nombre artístico de Miriam Doblas simboliza a una mujer con mucho poder. Y así es ella. Mimi - como la llaman sus amigos - comenzó su carrera a muy temprana edad. Nacida en Madrid, pero criada en Granada, basó su infancia en el baile, el teatro y la gimnasia rítmica.

La joven de 29 años es la primera artista de su familia. Aunque intenta encontrar alguna relación de su vinculación a lo artístico, como que el hermano de su padre tocaba el bajo en una banda o su tía, la hermana de su madre, era fan del soul y r&b, no le encuentra expicación sanguínea a su pasión. “Yo siempre me sentí atraída por todo lo que era ser una performer y una popstar”, asegura.

Con una mirada relajada, una voz templada y una naturalidad a la hora de expresarse, se acomoda en el sillón de los camarines de GENTE de manera descontracturada y recuerda su paso por diversos Talent Show como Operación Triunfo España en 2017 o Fama Revolution en 2010, donde 'le cerraron las puertas en la cara'.

"Ahora lo miro y digo ‘ me la resbala’. En ese momento era 'uy qué vergüenza', y ahora pienso que cada uno tiene su propia manera de hacer música, su propio tipo de talento", asegura y agrega "el error está cuando juzgas a todos por igual, tú no puedes juzgar a un pez por su talento para trepar un árbol", asevera con cierta sabiduría.

-¿Qué porcentaje de suerte, de perverancia y de talento hay que tener para triunfar en la música?

-Creo que la perseverancia es lo más importante de todo. Hay que asumir que es una carrera de aguantar, hay subidas y bajadas, cuesta, pero hay que mantenerse. Es un 80% perseverancia. Es increíble, hay mucha gente que tiene talento pero está mal enfocada, o se pierde por el camino con todas las cosas que trae el éxito.

-¿Te pasó?

-No, pero porque yo disfruto de cosas muy cotidianas, disfruto de mis amigos del pueblo, de mi comida, del amor y de las cosas que me llenan el corazón. Yo no llevo ropa cara, uso la misma ropa que usaba antes, no tengo un coche caro, ni siquiera tengo coche (Risas). He conseguido finalmente tener un piso en Madrid con su correspondiente hipoteca, que era el sueño de mi vida. No vivo con ningún lujo, y si tengo un lujo es porque me están invitando. No pienso que mi vida sea muy diferente a la que llevaba cuando era bailarina

-Cuando Tini hacía Violetta, contó que su sueño era comprarse un departamento y que ahorró para eso...

-Fíjate que las prioridades están presentes muchas veces. Parece una tontería, pero no todo el mundo lo hace. Esto de tener algo seguro, un futuro, una casa… pase lo que pase yo voy a tener un techo y poder ayudar a mi familia.

-¿En qué invertiste con tus primeros sueldos?

-Con mucho tiempo de ahorro compré un piso en Granada, pagué las hipotecas y ayudé en casa.

-¿Qué importancia tiene el dinero en tu vida?

-No me importa el dinero, pero tampoco sé lo que es no tenerlo porque no viví una situación de pobreza. Tuve una familia normal donde mi madre trabajó muchísimo para sacarnos adelante, pero tampoco le he pedido más de lo que podía darme.

-¿Cómo es tu vida en Madrid?

-Yo vivo en Lavapiés, que es un barrio del centro de Madrid super multicultural. Vivo rodeada de un montón de amigos de toda la vida. Mi mejor amigo es mi coreógrafo que lo conozco desde el pueblo, él vive a dos calles de mí y si necesito algo tengo a gente que me viene a ayudar. Cuando yo viví en China pasé varios años de soledad, entonces volví a Madrid y empecé de cero.

-¿Cómo estás del corazón?

-La verdad es que no tengo tiempo y tampoco me ha ido muy bien, así que creo que estoy bien como estoy.

-¿Sos muy enamoradiza?

-No lo sé, me cuesta confiar. Así que ya no. Me recuerdo enamoradiza pero ahora me cuesta mucho confiar.

-¿Fue por alguna mala experiencia?

-Si, porque me han engañado. Entonces me es complicado confiar en la gente. Así que bueno: voy a mi bola. Del corazón estoy de puta madre porque tengo muchos amigos y amor a mi alrededor.

Lola Índigo y su independencia temprana: "A los 20 años me fui a vivir a China buscando una oportunidad"

Lola se mudó sola a China en búsqueda de un trabajo para poder solventar sus clases de danza. En 2012, España afrontaba una crisis económica que perjudicó a la institución de baile donde ella daba clases. "Los niños no venían a clase porque en sus casas no había dinero para el baile", afirma con pesar y agrega, "entonces me fui a China buscando una oportunidad".

-¿Cómo fue tu experiencia en China?

-Era muy pequeña y viví cosas que a lo mejor no eran del todo seguras.

-¿Tuviste alguna situación de acoso?

-No de acoso, pero si por temas de papeles, cosas que no estaban en orden y yo desde mi ignorancia y mi juventud no sabia qué estaba pasando. Debíamos pelear para que nos pagaran el sueldo.

-¿Te faltó plata? ¿Viviste con lo justo?

-Hubo un momento en que solo tenía lo justo para volver a casa si había alguna emergencia. Recuerdo que cuando iba a Hong Kong a hacerme el visado - porque era una frontera y debías hacer el trámite allí - como no tenía dinero para quedarme en un hotel, me quedaba en un sitio que se llamaba ‘La Mansión’ que era bastante peligroso, un lugar muy chungado, muy sucio, yo trancaba la puerta con la maleta que tenía porque te podían entrar.

-¿Afrontaste esas situaciones sola?

-Si, en Hong Kong yo estaba sola. Me acuerdo que una vez me bajé Tinder para quedar con alguien y conocí a un par de chavales que eran filipinos y me llevaron a la isla donde ellos vivían (Risas). Desde pequeña siempre he sido una inconsciente, soy muy valiente pero de una manera inconsciente.

Lola Índigo: una artista acompañada por sus afectos

Miriam Doblas es hija única, y como tal tiene una relación de mucho apego a sus seres queridos y amigos. Nacida en una familia trabajadora, su padre trabaja como seguridad y su madre - tras haberse enfermado - tiene su pensión por invalidez, pero se dedica a coser por placer. De hecho, ha cosido varios de los atuendos que Lola luce en sus conciertos. "Ella me ayuda en todo, me ha hecho muchos trajes para los shows. Los vestuarios más lindos me los ha hecho mi madre. Ella se dedica mucho a buscar que las telas sean buenas, que sean elásticas, bonitas... mi mamá tiene mucho arte para coser", expresa con un brillo de orgullo en sus ojos.

Las bailarinas que acompañan a Índigo en sus giras son amigas suyas. Con una pícara sonrisa, Lola revela que se trata de una cuestión 'de no querer sentirse sola', mientras se acomoda en los sillones de GENTE confiesa que ha visto a muchos artistas 'muy solos'. "Yo ahora llegué a Buenos Aires y podría estar sola, pero llegué y me llamó este, el otro , Tini que vamos a cenar, María que no sé qué, Emilia (Mernes) qué tal, Lizardo (Ponce)… ¡la gente me ha recibido super increíble! y hay personas que a lo mejor se van a otro país y no conocen a nadie", explica.

-Por lo que me contás, es bien familiar tu carrera...

-Si, claro. Mi lógica es que si giro con mis amigos, nunca voy a estar sola.

-Tengo entendido que como artista te cuesta delegar y solés tomar el control de las cosas...

-Pues tía ¡hay tantas cosas que no me alcanza la vida!. No me puedo encargar de todo, pero estoy en todo. Por ejemplo ahora va a salir un documental que hicimos en una de las plazas más importantes del país, y yo estuve en la casa de mi técnico de luces haciendo los últimos retoques de iluminación, las visuales de las pantallas... y tuvimos un problema con eso que casi me da un infarto. A veces me quita la vida, pero me gusta estar en todo. Me tranquiliza saber lo que está pasando en todo momento.

-¿Es por una cuestión de ansiedad tuya?

-Si, porque yo soy muy ansiosa, como casi todos los artistas y los hijos únicos.

-Y con esto de la ansiedad, ¿cómo te llevás con las redes sociales?

-Bien. Twitter me toca un poco los cojones (Risas). A veces no se puede opinar porque te buscan las tres patas del gato. Veo mucho ‘busca vuelta’, a veces borro cosas porque son unos pesados, buscan sentidos que ni a mí se me ocurrieron. En cambio en Instagram todo es diferente.

-¿Hay toxicidad en las redes?

-Si. Twitter es la red del odio. Tik tok me mola, yo pienso que es la única red que no va de la belleza física sino que va de la creatividad.

-¿Cuánto tiempo le dedicás a las redes sociales?

-Más del que me gustaría, la verdad. Ahora estoy en un proceso de desintoxicación, de hecho lo hablo mucho en los conciertos porque siento que las redes sociales son las culpables de todos los problemas de salud mental. Encima en la pandemia nos hemos enganchado todos mucho más...

Lola Índigo: "Sufrí bullying y amenazas"

Durante su infancia, Mimi pasó por varias instituciones educativas debido a problemas que tuvo con sus compañeros de colegio. "En el pueblo tuve una movida, de bullying y amenazas, entonces pasé por muchos colegios. Entre ellos, fui a un Instituto de monjas y luego a otro donde me terminé yendo desmotivada", asegura Lola sobre una de las épocas más feas de su vida. A raíz de aquellas situaciones, la artista se refugió en el dibujo - siempre le ha gustado dibujar - y culminó sus estudios en una escuela de arte.

-¿Qué te decían tus compañeros cuando te maltrataban en el colegio?

-Más que nada 'gorda', pero también me molestaban por un tema de querer ser artista, decían: ‘esta quién se cree que es’. Yo siempre pienso si habrá niñas en ese mismo instituto que en este momento estén pasando por lo mismo.

-¿Cómo lo superaste? ¿Hiciste terapia?

-No sé, me puse a bailar. La terapia la hice después, en ese momento yo seguía para adelante. La he pasado mal, si. Pero a veces ni me enteraba que me insultaban... Yo siempre tuve mucha fe en lo que quería hacer, no me han nublado.

-¿Te encontraste con alguno de los que te hacían bullying? ¿Cómo fue tu reacción?

-Si, claro. Yo no tengo rencor, los niños son niños. Yo creo que el problema no viene de ellos, sino de los padres. En las casas le dicen a sus hijos que ciertas cosas son imposibles y le quitan la valentía, la ambición. Entonces los niños se pensaban que lo que yo quería hacer era absurdo, porque en sus casas les habrán enseñado que soñar es absurdo. La gente piensa que vivir del arte es imposible, no digo que no lo sea porque la verdad es que no hay muchas plazas... pero no deben hacerlo creyendo que van a ser ricos con eso, porque a lo mejor siendo ricos tampoco van a ser felices. ¡Pero si van a ser feliz haciendo lo que les gusta o por lo menos intentándolo! Si lo vas a hacer por dinero desde ya te digo que no lo hagas.

-Comentaste que fuiste a un colegio de monjas ¿cómo es tu relación con la fe y la religión?

-Ninguna. Yo tengo mi propia manera de pensar y si creo en un Dios pienso que está en todos nosotros, no pienso que sea un ser superior.

Lola Índigo como símbolo de feminismo en la industria musical

Lola Índigo se define a sí misma como mujer feminista y replica sin tapujos sus ideologías en cada canción que escribe. "En la música se estan perdiendo un montón de prejuicios, nos queda un largo camino por recorrer", reflexiona sobre el rol de las mujeres en la industria, "evidentemente yo creo que en los últimos años hemos avanzado mucho. Hay cada vez más junte de mujeres y también cada vez hay más mujeres en los juntes, que eso es importante. Cada vez más compañeros hombres cuentan con nosotras para sus remix", sostiene.

Si hay algo que diferencia a Lola Índigo de muchos artistas, son las letras de sus canciones. La granadina, narra sus experiencias vividas y propone un empoderamiento femenino. "Yo creo que nosotras tenemos nuestras propias cosas de las cuales hablar, nuestra propia manera de criticar, no utilizamos al hombre como objeto. Hablamos del poder, del amor, del desamor, de todo muy respetuosamente", afirma.

-¿En qué momento de tu vida estabas cuando lanzaste tu primer disco 'Akelarre' y en qué momento estás ahora con 'La Niña'?

-Con mi primer disco tenía todo un lienzo en blanco para recorrer. A medida que va avanzando tu carrera tienes que innovar más, creo que eso también es una diferencia con las mujeres de la industria A las mujeres nos exigen mucho más, nos piden transformación, yo lo siento así. Escucho muchas canciones muy parecidas en general dentro del género. En el caso de las mujeres noto que el envoltorio debe cambiar constantemente: el look, la temática, el concepto del álbum... Mi primer disco tenía un sonido concreto, oscuro, pero era como un reggaetón mágico. 'La Niña' es más pop, más Britney, es rosa literalmente. Es lo que yo andaba buscando, algo más parecido a los 2000, que sonara a Gwen Stefani y Missy Elliot. Que hubiera un poco de todo, pero además los hits pop reggaetón, como 'La Niña de la Escuela' o 'Culo' con Khea, que es mas trap.

-¿Sentís la responsabilidad de generar conciencia?

-Me sale natural, pero a veces me pringo. Me meto en algún problema en redes por opinar, pero porque la gente es muy hipócrita. Solo les gusta cuando tú piensas lo mismo que ellos. Es mi personalidad y yo prefiero que la gente me conozca como soy, con lo malo también. Cuando me he equivocado he pedido perdón, pero no voy a pedir perdón por dar mi opinión.

-Retomando lo que me comentabas de tu educación cristiana, ¿cuál es tu opinión sobre el aborto? Argentina fue pionera - en Latinoamérica - en legalizar la ley en diciembre de 2020

-Me parece un castigo tener que obligar a una mujer a pasar nueve meses de su vida haciendo algo que no quiere hacer. Qué digo nueve meses ¡Toda la vida!. Entonces si está a tiempo de tomar una decisión sobre su cuerpo, que lo haga. Claro que tienes que poder decidir si quieres pasar el resto de tu vida cuidando a otra vida, lo que no podemos hacer es ir dejando criaturitas por ahí.

Lola Índigo: una artista con potencial

Lola índigo revolucionó el mundo de la música hace poco tiempo. Desde chica tuvo en claro que quería ser una artista, y comenzó explorando su faceta de bailarina. En ese rol trabajó con músicos de la talla de Miguel Bosé, Enrique Iglesias, Chris Brown y Marta Sánchez, entre otros.

La joven creó su propio estilo y con su primer single "Ya no quiero ná", batió todos los récords. Actualmente el video tiene 90 millones de visualizaciones en Youtube, y en Spotify entró en el ranking de los 50 temas más escuchados a nivel mundial.

-¿Qué te queda por hacer?

-Me encantaría actuar, ¡por favor si Cris Morena ve esto que me llame!. En España vi Floricienta y Rebelde Way, me sé todas las canciones. Una vez en una obra de teatro de la escuela íbamos a hacer Floricienta porque yo me encabroné, pero luego al final no se llevó a cabo; y Rebelde Way a mi me cambió la vida por completo, el último capítulo de la serie lo lloré como si no hubiera un mañana. Recuerdo que cuando conocí a Lali Espósito en España le dije ‘cuéntamelo todo’ y me relató cómo fue que la escogieron y yo pensaba ‘¡Dios mío!’. Así que por favor si Cris Morena llega a leer esta nota y alguna vez se plantea hacer una remake de algo ¡por favor que me llame! Soy fan de su trabajo y de su fantasía.

Ph: Christian Beliera

Retoque Digital: Gustavo Ramírez

Producción y estilismo: Mariano Caprarola ; Sofia Esther Ortiz

Asist: Tatiana Lucero, Rosa Yacono

Make Up: Vero Luna

Pelo: Abril Alancay para Mala Peluquería

Agradecemos especialmente a: Roberto Sanchez


Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig