Karol Sevilla: “Me dolió que mis fans no aceptaran a mi novio» – GENTE Online
 

Karol Sevilla: “Me dolió que mis fans no aceptaran a mi novio"

En el Íntimo de la Semana, la cantante que acaba de lanzar Nadie te entiende y se prepara para protagonizar Siempre fui yo, la nueva y "más rupturista" serie de Disney+, habla de su nuevo amor, el cantante Emilio Osorio, de su humilde vida antes de ser una popstar y de cómo el estrés le puso un freno de golpe.
Íntimos
Íntimos

Karol Itzitery Piña Cisneros, ​más conocida como Karol Sevilla, dejó bien atrás su aniñado estilo Disney y a los 21 no duda en mostrar sus convicciones, ya no le interesa "gustarle a todo el mundo" y sabe que lo más importante es ser fiel a sí misma. En el camino, también aprendió, asegura, que es importante escuchar a su cuerpo, atender el estrés que la hospitalizó hace muy poco y también ocuparse "de tener una vida normal". Es por eso que, entre otras cosas, por primera vez decidió ser feliz sin importarle el qué dirán.

Todo un estatement que pasa por desde defender sus elecciones personales a dejar de dejarse llevar por las presiones de las redes sociales que imponen una hegemonía a la que está dispuesta a combatir. "Me ha pasado de hacerme retoques digitales para tener la cintura de tal modelo de Instagram pero aprendí a ser yo misma, lejos de las miradas ajenas", dice genuina.

En una charla sincera, en el Íntimo de la Semana, la cantante que acaba de lanzar Nadie te entiende y se prepara para protagonizar Siempre fui yo, la nueva y "más rupturista" serie de Disney+, habla de amores, de la importancia de "no cambiar por otro", de los haters, de su humilde vida antes de ser una popstar y de cómo el estrés le puso un freno de golpe.

–¿Qué significó para vos el lanzamiento de tu nuevo single, Nadie te entiende, un tema con otro imput? 

–Me siento muy bien y muy agradecida con el recibimiento que la gente le dio a la canción. En sí es un tema que me sacó de mi zona de confort, muy heavy. Es un clip muy k-pop, con colores rosa y colores que llaman mucho la atención visualmente. Y la canción va muy relacionada con estas relaciones en las que no son novios pero tampoco son amigos. Es esta chica que le canta ‘ey, qué onda’. Hay veces que hacemos muchas cosas para que esa persona se fije en tí o por llamarle la atención y muchos hemos estado en la situación de dejar a alguien y también hemos sido parte de estar en esa situación. Hay mucha gente que me escribe que se ha sentido muy identificada y que le llegó en el momento adecuado. Mucha gente que no me seguía ni había escuchado mis canciones y me dijo, ‘mira, me gustó’. 

–¿En las relaciones te cuesta catalogar rápidamente como novio alguna relación que tenés o solés ser abierta y te decís, ‘bueno, es una relación abierta, no etiqueto, no catalogo’?

–Mira, yo soy bastante a la antigüita, de hablar, de citas y de qué vamos a comer. Yo en el tema del amor soy muy clara. Mentalmente estás pensando en esa persona así que prefiero ser bastante clara en ese sentido. Llegó un punto en mi vida en el que sí estaba de “rockstar”, de lo que no me siento orgullosa para nada. Pero sí creo que he aprendido mucho. He expuesto mi corazón porque me lastimaron demasiado y llega un punto en el que tienes más cuidado o no quieres que alguien más llegue ahí. 

–¿Qué tanto sufriste por amor? ¿Te dan dejado, te han hecho llorar, te han ghosteado? 

–Sí, desilusiones tuve muchísimas. Un amor fue el que más daño me ha hecho. Yo estaba muy ilusionada. Tenía 15 años y era muy chica. Fue un aprendizaje bien grande, sobre todo porque dí todo por esa persona y te das cuenta que por amor haces cualquier cosa para estar bien y te expones demasiado. 

–¿Qué aprendiste de esas rupturas?

–No tengo rencores porque eso es muy dañino pero aprendí de mí misma. Me han puesto los cuernos, también, he pasado por un montón de cosas. 

"Mi cuerpo me empezó a decir otra vez ‘ey, ey, ey’ y empecé a tener constantes desmayos y ya era una preocupación muy grande. Hasta que en un momento eran las 9 de la noche, me desvanecí totalmente en el cuarto. Descubrieron que tenía arritmia sinusal y después concluyeron que era un cuadro de estrés"

–¿Y ante esa infidelidad cómo reaccionaste? ¿Lo encaraste?

–Por suerte yo me enteré cuando ya había terminado y a través de un amigo de él. Y no pasó nada más. Pero intento quedarme con los momentos chidos que pasamos juntos. Y más allá de lo malo, que haya hecho eso ya no tiene nada que ver conmigo. Me siento tranquila y pasó. 

–¿En alguna oportunidad tuviste una mínima intención de venganza?

–La verdad que vengarme no, porque no están en mi mente ese tipo de cosas. Podés herir si tenés odio en todo el cuerpo. En ese momento solo es esperar a que se pase el enojo, porque enojados decimos muchas cosas que pueden herir al otro. 

–Hace poquito estuviste internada y lo contaste en las redes.

–Bueno, me sirvió para aprender. No pensé que iba a llegar a ese extremo. Primero empecé con un dolor de garganta y era una amigdalitis. Cuando empezó dije ‘bueno, me voy a tomar las medicinas y las inyecciones’ y después me dieron reposo total. El médico me lo indicó para curarme más rápido pero yo seguí trabajando y con mi vida normal. Hasta que mi cuerpo me empezó a decir otra vez ‘ey, ey, ey’ y empecé a tener constantes desmayos y ya era una preocupación muy grande. Hasta que en un momento eran las 9 de la noche, me desvanecí totalmente en el cuarto, ya no era normal porque me había desmayado dos veces más en el día. Entonces me llevan al hospital, me hacen los estudios y se dan cuenta de que tengo arritmia sinusal, que es el corazón. Por suerte no es nada malo, solo que por momentos empieza a latir muy rápido, con desesperación, y después muy lento. 

¿Cómo fue ese proceso y cómo te afectó?

–Me hicieron todos los estudios y hace poquito concluyeron con que todo tiene que ver con estrés. Y que hay que hacerle caso a mi cuerpo, que es importante. A veces no nos damos cuenta los jóvenes que nos sentimos inmortales y pensamos que con un ibuprofeno se nos pasa. Y después te das cuenta que puede ser contraproducente automedicarte. No es nada malo pero de repente se me acelera el corazón y de repente me vienen los mareas, pero he estado yendo al doctor y tomando medicinas para tranquilizarme. Y no hacer corajes… Justo esta carrera es estrés y corajes. Y hay que comer bien y dormir bien.

–¿Cómo combatís el estrés ahora que atendiste al pedido de tu cuerpo que te pide un stop? ¿Estás intentando bajar la tensión haciendo yoga o de alguna manera en especial?

–Te soy sincera, yo todo el tiempo estoy con estrés y a veces hasta me estreso de más. No es algo de que mañana se te quita, necesitas trabajar mucho en tí. Ahorita estoy tratando de tomarme mi tiempo y dividir un poco entre mi trabajo y mi vida. Tratando de dormir mejor y de alimentarme mejor porque mis horarios son muy confusos. Tal vez el desayuno lo hago directamente en la comida. Me puse alimentación en horarios y me mandaron un montón de vitaminas y es eso. Poco a poco y relajarme con mi trabajo pero es un proceso. 

–¿Qué es lo que te trae a tierra en momentos estresantes? 

–Creo que lo que más me trae a tierra es estar con mi familia, con mi pareja y con mis amigos. Como que esto del trabajo me ayuda muchísimo porque me encanta platicar, pero es entenderme a mí misma, que tengo una vida personal y soy una persona normal por más que sea artista. Es un trabajo para mí entenderlo. 

–¿Cómo te afecta la dialéctica de las redes sociales? ¿Te sentís vulnerada si leés un comentario que no te gusta? 

–Mira, yo tengo un problema con las redes, son un arma de doble filo. Por mucho tiempo estaba muy pendiente de qué se decía de mí, si leía comentarios como ‘uy, estás más gorda’, y hasta llegué a caer en el tema de que hacía una foto y le hacía photoshop y me hacía cinturita de lo que estamos acostumbrados a ver, de las modelos. Y todo el tiempo era constante sentir y querer la aprobación de la gente que me veía detrás de la pantalla. Hasta que entendí que no. Justo lo que le pasa a Camila Cabello en este momento, que todo el mundo está hablando de su peso.

–Muchas veces se sufre por los señalamientos o juzgamientos, más en tu caso que estás muy expuesta. 

–Y es algo que a mí me molesta un montón y estoy súper en contra de lo que está pasando. Es muy fácil comentar detrás de una pantalla, porque es gratis criticar. Pero lo que más me molesta es que no hay coherencia. Las mujeres dicen no nos critiquemos y tenemos que amarnos, pero son las primeras en criticar el cuerpo de otra. Entre mujeres nos tiramos todo el tiempo que el maquillaje, que 'las pestañas están mal puestas', que 'se te ve la extensión', que 'tenés el pelo sin teñir'. Todo el tiempo son críticas dañinas. Lo que pasamos como artistas es que todo el tiempo tenemos que estar perfectos, no podemos tener granitos, no podemos fallar en nada, y no, somos personas que estamos cumpliendo nuestros sueños y nuestro trabajo es ser artistas. Pero no somos artistas 24/7. 

–¿Te sentís responsable socialmente del mensaje que compartís en las redes?

–Yo agradezco saber usar las redes sociales. Es una fortuna que soy alguien a seguir y justo por chicas que están aprendiendo de esto. Es constante hablar sobre este tema, decir lo que está mal y recordar que nos amamos. Es muy bonito que la gente lo entienda. También pasa mucho de que critican a la comunidad LGBT: 'no soy yo, no opino, ¿sabes?'. El amor no tiene edad ni género, cada uno hace lo que quiere y también es aceptar y ver felices a los demás es un poco complicado

–¿Eso que decís te lo hicieron sentir?

–Sí. Hace poquito fue que confirmé mi relación (con Emilio Osario) y recibí la crítica de los fans. No hubo una respuesta cool, si te soy sincera. Es una tristeza que ellos quieran que esté con una persona de la serie con la que me shippearon y que no es real. Es una pareja de ficción y no querer ver feliz a la persona a la que sigues me da mucha tristeza. Pero llegué a la conclusión de que no voy a tener a todos felices. Yo me siento bien y con eso basta. Con eso me quedo contenta... no soy un monito para caerles bien a todos. Es lo que justo pasa con los artistas, presentan a alguien y ya está, tienen que darlo todo y ser felices. 

"Hace poquito fue que confirmé mi relación (con Emilio Osario) y recibí la crítica de los fans. No hubo una respuesta cool, si te soy sincera. Es una tristeza que ellos quieran que esté con una persona de la serie con la que me shippearon y que no es real"

Karol Sevilla y su nuevo novio, Emilio Osorio.

–Es una presión extra que tu vida privada esté en escrutinio. Subiste un video en Tik Tok con él y empezaron a opinar y a comentar esto que decís. ¿Dudaste en compartir la noticia o evaluaste antes de contar algo de tu vida privada?

–Mira, soy bastante reservada con ese tipo de cosas pero cuando comparto es porque quiero que  la gente que me siga sea parte de ese momento que estoy feliz. Hay un montón de relaciones que nunca he contado y esta es la primera relación que confirmo en redes sociales y hago pública. Pero porque me hacía feliz y me hacía bien hacerlo. Si el día de mañana lo aceptan o no, ya no queda en mí; yo voy a seguir compartiendo cosas que hago con esa persona. No estoy pidiendo autorización de con quién andar y con quién no. Como que las únicas personas a las que les pido autorización o permiso son mi mamá y mi hermano. 

–¿Te deprimiste por la respuesta de tus fans?

–Me bajoneó un toque, te soy sincera. Pero ahora ya andamos al cien y entendí que los fans siempre quieren que seas suya y van a querer tenerte aquí porque sienten un poco que eres ellos. Pero tienen que entender que los artistas tienen una vida privada. 

–¿Qué cosas compartís con tu pareja y que es lo más especial que tiene tu vínculo con él?

–Somos personas muy parecidas, tenemos una relación muy bonita. Somos amigos además de ser pareja, tenemos esto de contarnos todo y ser amigos. El se dedica a lo mismo y es importante que diferenciamos que él tiene sus cosas y yo las mías. Y cuando hay momentos en los que no nos podemos ver, está perfecto. Es importante estar conectados. Hacemos todo el tiempo locuras y nos divertimos mucho. Soy super loca y me gusta hacer reír a las personas y mostrarles lo mucho que nos queremos. Es cool darme cuenta de que el amor real sí existe

"Yo siendo Karol en el escenario me encanta estar con gente, pero yo Karol en mi vida personal me da mucho miedo conocer a la gente, soy introvertida, me da mucha vergüenza hablar con personas que no conozco, no sé de qué hablar y me pongo muy nerviosa. Es raro pero me pasa mucho"

–¿Qué tan importante es el sentido del humor en una relación?

–Completamente importante. Si no es divertido, no va conmigo. 

–¿Exes aburridos tuviste?

–Sí, claro. Me ha pasado de no coincidir con la personalidad y me costaba mucho. La verdad que yo me acoplaba a él y ya no era yo. Ya todo el tiempo estaba como con mala cara. Cambié muchas cosas por acoplarme a su mundo y no fue nada interesante para mí. No me gustó pero fue una experiencia y una relación bonita y lo quiero un montón. 

–¿Cómo recordás aquel episodio en el que bromeaste y dijiste que eras la novia secreta de Harry Styles? Fue uno de tus momentos virales. 

–Uy, tocaste un tema… Bueno, conduje unos premios y fue todo muy loco. Yo tenía un libreto que seguir y se me vinieron encima las fans de Harry Styles. Después obviamente me puse a jugar con ellas y a deciles ‘bueno, las voy a invitar a la boda’ y ahí fue peor porque se calentaron muchísimo más. Fue lo peor que pude hacer contestarles. Después me mandaban mensajes del estilo de ’tú sueñas que es tu novio…’. Pero bueno, creo que lo importante es ver el lado divertido de las cosas. Al principio dije, ‘madre, santa, ¿en qué me metí?’. Pero después dije, ‘diviértanse, chicas, claramente es un chiste. No es mi novio, relájense’. Fui Tendencia por decir que era mi novia así que ya voy a tener cuidado con esas cosas. 

–Se viene tu nueva serie de Disney+, Siempre fui yo. ¿Qué es lo que más te entusiasma de compartir y cuáles son las diferencias entre Luna y tu nuevo personaje?

–Estoy muy feliz. Que Disney haya tenido la confianza de que vuelva a protagonizar una serie es increíble. Además ser la primera mexicana en encabezar es una locura y estoy muy agradecida de poder dejar mi país bien en lo alto. Me emociona muchísimo porque el personaje es totalmente diferente a lo que me vieron actuar y a Luna, que es el más reciente. Luna está acá y Lupe está del otro lado del mundo, literalmente. Es un personaje muy serio, una chica muy independiente. Es muy seca, le da miedo que la gente se acerque, le da miedo enamorarse y vive una vida normal. Es una chica universitaria que también graba singles. Su papá es artista pero no le gusta ser parte de su mundo y tiene una vida en México. Hasta que un día se da vuelta todo. Tiene que ir al velorio de su papá y se da cuenta de que no es una muerte natural si no que lo mataron. Tiene que investigar qué es lo que le pasó. 

"Luna está acá y Lupe está del otro lado del mundo, literalmente. Es un personaje muy serio, una chica muy independiente. Es muy seca, le da miedo que la gente se acerque, le da miedo enamorarse y vive una vida normal"

Karol Sevilla y Pipe Bueno, en la serie Siempre fui yo (Disney+).

–¿Qué otra cosa que vive tu nuevo personaje vos nunca experimentaste?

–Y... se mete a un concurso de canto y tiene pánico escénico y tiene que luchar contra eso. Para mí fue un reto jugar a que tengo pánico escénico. Después Llega Noah, que es Pipe Bueno, del que se enamora. Esta pareja es muy chistosa, se lo pasan peleando pero se encantan. Todo el tiempo el subtexto de ellos es ‘te quiero comer la boca’. 

–Alguna vez sentiste timidez o algo parecido?

–Te voy a ser sincera. Yo siendo Karol en el escenario me encanta estar con gente, pero yo Karol en mi vida personal me da mucho miedo conocer a la gente, soy introvertida, me da mucha vergüenza hablar con gente que no conozco, no sé de qué hablar y me pongo muy nerviosa. Es raro pero me pasa mucho. 

–¿Recordás qué hiciste con tu primer gran pago?

–Me acuerdo. Fue a los 8 años, cuando empecé a hacer una novela y a ganar dinero. Yo tenía muchas ganas de tener un carro porque nosotros nos movíamos en camiones y en metrobus. Quería un carro con asientos de piel que eran beige. Fue lo primero que me compré junto con mi mamá y yo me sentía feliz, empoderada y millonaria (Risas). Es un gran recuerdo para mí. Desde muy chica he tenido muy en claro que cada cosa que gano es para mi familia y para tenerlos bien.

–¿Cómo fue tu infancia en ese sentido?

–Por mucho tiempo no hemos tenido para comer, vengo de una familia muy humilde, que siempre día a día ha luchado por un trabajo y por estar estable en algo. En mi corazón tengo presente quién soy y de donde vengo, y cada vez que tengo un pago grande, digo ‘vámonos, nos vamos de vacaciones, a quedarnos a un hotel bonito y a hacer excursiones’. Ya que mi familia no tuvo la oportunidad, yo lo puedo hacer y lo hago por agradecimiento a todo lo que me dieron y por apoyarme en toda esta locura, que no es fácil. 

Fotos: cortesía de Seitrack.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig