Flor Vigna: “Invertí todos mis ahorros para dedicarme a la música” – GENTE Online
 

Flor Vigna: “Invertí todos mis ahorros para dedicarme a la música”

A los 27 años, la influencer, excampeona del "Bailando", y actriz es la protagonista del Íntimo de la Semana de GENTE. Confiesa que quiere mostrar su filosofía de vida arriba del escenario como cantante y que su novio, Luciano Castro, escuchó los 12 temas que tiene editados hasta el momento. Admira a María Becerra y reconoce que le encantaría hacer un feat con ella, Tini Stoessel y Lali Espósito. Dice que tiene una personalidad media necia y que cuando le pega el bajón la llama a su mamá porque "pasó una vida muy dura y su historia me ayuda a transitar esos momentos".
Íntimos
Íntimos

“Decidí darle vida a mi carrera musical en mayo del año pasado. En pleno encierro por el coronavirus. Era despertarme todas las mañanas en mi monoambiente de Palermo, mirar las cuatro paredes, desayunar, me compré un pianito y así empecé a darle vida a ciertas canciones que componía en la terracita. Sentía que quería tener algo mío y era el momento indicado para hacerlo”, afirma Florencia Vigna, la protagonista del Íntimo de la Semana de GENTE.

La bailarina, conductora e influencer de 27 años revela que ya tiene editadas 12 canciones que formarán parte del inminente lanzamiento musical.  “Como buena niña de los 90, siempre me atrajo mucho la música, veía a Madonna, Britney, J-Lo, Beyoncé, y siempre me hipnotizó mucho esa figura de una mujer adelante en un escenario, quien a través de la música te planteaba su filosofía de vida. Y eso es lo que siento que quiero hacer”.

-¿Alguien de tu familia era músico?

-No. Por eso en mi autoestima musical pensaba que podía ser mas espectadora que autora. Siempre de alguna forma terminaba jugando con la música porque tengo mucho amigo músico . Hubo algo importante también, que es medio flashero pero bueno que empecé a hacer, a mí me gusta mucho todo lo místico, empecé a hacer una rutina que se llama “Los 21 días de meditación de Chopra”.

-¿Cómo es la meditación de Chopra?

-Es una meditación de abundancia donde tenes ejercicios durante 21 días seguidos, de dedicarte un tiempo, te ponés los diferentes audios te enseñan cómo relajarte, y empezar a visualizar aquello que querés sin miedo. Sentí que podía ser posible, conocí a Tavito (productor musical), jugamos con unos beats, desde antes de la pandemia pero todo como juego.

-¿Vos las escribiste? ¿Cómo nacieron estos doce temas?

-Fue desde un inconsciente total, para mi el inconsciente siempre está ahí haciéndose ver, hablándome. El primer tema que hicimos se llama “Ganas” pero no será el primero en salir, el último que editamos es el que va a salir. Hay temas de amor, desamor, amor propio, otros mas picaros, con temática social. De sonidos de reggaetón, música urbana, otros con muchos beats, mas trap. Hay de todo.

Invirtió los ahorros de su vida para lanzarse como cantante

Flor Vigna toma decisiones y persigue su instinto. Tanto en el amor como en el trabajo. No importa si se baja de un éxito teatral como "Una semana nada" más o si deja espacio para que otros se coronen como campeones de "La Academia" en ShowMatch que prácticamente, por sus performance, la tenían en la final . “Invertí todos mis ahorros para dedicarme a la música. Fueron ahorros de siete años y la verdad que estoy muy feliz”, confiesa Vigna quien alquiló una quinta en Ingeniero Maschwitz, viajó al morro de San Pablo donde también creó algunas canciones, y piensa pasar unos días en Bariloche para continuar inspirándose.   

-¿Te cuesta el no aceptar el no poder lograr el éxito cuando te propones algo? ¿Te pega fuerte en lo anímico?

-La verdad lo trabajé mucho porque, justamente en cuarentena, me di cuenta la necesidad de estar a mil que tenía, como que no me bancaba estar en paz. Por mas que difícil que parezca, no podía disfrutar el viaje.

-¿No podes disfrutar el viaje?

-Ahora que estoy laburando para mí, no me cuesta tanto porque recién vengo de una reunión de maquillaje y peinado, tendremos nueve cambios y todo sincronizado para llegar a la grabación del videoclip y me fascina, me entusiasma, como que la reunión empezó a las siete y dije “no voy a tener energía porque el día fue larguísimo”, y ahora estoy prendida fuego. Obvio que el resultado me importa pero me ayuda a no ser tan efímero el camino en que es es un poco todo el sueñito que yo tenía de piba.

-Hace un tiempo mostraste que la casa de tu familia en Flores tenía problemas de humedad y le faltaba mantenimiento, ¿pudieron reacondicionarla?

-Sí. Ya le dimos lo que faltaba, algunos colores nuevos, lindos. Es un lugar que amo y en que tengo mis rincones.

-¿Ayudas a tu familia económicamente?

-Sí. Pero no es algo que diga "ayudo y mantengo". No. Sí que cuando veía que en vez de tenerlo en una cuenta con CBU ahí quieto daba una mano desde ahí. También en hacer regalos a mis sobrinos por ejemplo.

Flor Vigna y Luciano Castro: “Lo que más me gusta de él es la actitud que tiene a la vida”

Son las diez de la noche y el delivery le toca el timbre a Flor Vigna. “Me pedí unos ravioles de calabaza y queso”, cuenta Flor Vigna. Y sonríe cuando la felicidad por su propio proyecto profesional coincide con su excelente presente personal por su reciente relación con el actor Luciano Castro.

-¿En qué cosas empatizan con Luciano?

-Todo lo que nos pasó fue muy lindo. Yo soy muy del gimnasio, siempre fui muy de lo físico, me gusta mucho la acrobacia, la danza, hice mucho deporte toda mi vida, voley, fútbol. Y eso es una cuestión que nos gusta. Después, Lu tiene una actitud muy grande frente a la vida, de levantarse todos los días, darse paliza y superar sus límites todo el tiempo, o sea, de aire, de fuerza, de convicción. A Lu le pasaron muchas cosas duras en la vida y como que tiene unas ganas de vivir increíble, compartir la mañana con él es hermoso porque le da muchas ganas a la vida. Arrancar el día bien arriba, superarse, y meterle actitud porque la actitud es lo que te hace ir, como que tiene un chip armado muy así, de darle, y darle.

-¿Arrancan el día así?

-Si. Eso me gusta mucho. Lo que mas me gusta de él es eso, la actitud que tiene hacia las ganas de vivir y a darlo todo.  

-¿Qué otras cosas te gustan de Luciano?

-Muchas cosas que son íntimas de los dos. Pero te puedo decir que a mí me gusta mucho de él como que nos miramos mucho a los ojos, a veces podemos tener conversaciones larguísimas mirándonos a los ojos. Me parece muy profundo. Nos dimos cuenta también que medio anduvimos por el mismo barrio de Flores desde chicos,  

-¿Luciano escuchó tus canciones?

-Sí, el me ayuda un montón. Escuchó todas las canciones, me re banca en esta etapa. A veces me lleva a algún que otro ensayo con la banda, me da su opinión sincera y ayudándome a decidir entre letras. Y escuchamos mucha música desde Piazzolla hasta Intoxicados.

-¿Sos de tener de vez en cuando el autoestima baja?

-No. Yo por ahí tengo una personalidad media necia, cuando me viene el bajón, soy media cabeza dura, y trato de exigirme de cómo evitarlo, y me lleno de cosas y me termina pegando peor. Como que me agarra un domingo y digo “ah no, ahora ya no tengo dónde escaparme”. Todo tiene que ver con dejar atrás ciertas cosas, ciertas formas y saber que el crecer duele también.

-¿Qué hacés cuando pega el bajón? ¿llorás? ¿Salis?

-Llamo a mi mamá. Hoy tuve un poco de bajón y la llamé. Mi vieja es una persona muy sabia, y tengo la suerte de que ahora está muy bien de salud entonces como que la quiero aprovechar, hacer esa catarsis con ella, y que me cuente un poco cómo era ella a mi edad, si le pasaban las mismas cosas, qué patrones arrastramos de la familia, de nuestros ancestros y todo, y como que no me saca el bajón pero me ayuda a transitarlo.

-¿Qué le pasó a tu mamá?

-A mi vieja, en sus 57 años, le han paso cosas fuertes, que superó y me causa mucha admiración porque muchas veces los médicos le han dado pronósticos que eran fatales, y le ganó.

-¿De muerte?

-Le había dicho que iba a quedar ciega, por ejemplo. Y a mi hermanita, Leila, le dijeron que nunca más iba a poder tener hijos porque había pasado por muchas perdidas de hijos, y a los 40 tuvo una hija. Mi vieja quedó huérfana de muy chiquita, y la ves hoy tan valiente, siendo feliz con muy poco, es muy hippie mi vieja, y eso me abre un montón la cabeza. Y a veces cuando yo me angustio por ciertas cosas veo cosas que ella pasó.

-Tu mamá contó que se abrazaron las juntas con Luciano…

-Sí, ella con Lu me apoyó desde el primer momento. Y cuando lo conoció a Lu fue muy natural. Con Luciano hay algo especial porque mi familia es el mismo estilo de su familia, como que hay un parentesco en la familia muy grande.

-¿Cómo sos enamorada hoy?

-Aprendí mucho con el tiempo. Hoy soy mucho más de no desbocarme o desvivirme por el amor. Vivo por amor pero no me desvivo por amor. No doy mi vida y digo “esto es lo mas importante del mundo”. Conozco un compañero que es increíble, que estamos viviendo miles de cosas pero no pierdo el foco de lo que yo quiero. Por ahí, en otras ocasiones terminaba siendo como, no sé, dando la vida por el otro, que está re lindo pero cuando empezas a ser grande te das cuenta que cada uno es responsable de su felicidad

-Cambiaste…

-Sí. Son cosas de las que uno aprende tanto en lo laboral como en lo personal. A Nico (Occhiato) lo quiero mucho, fueron siete años hermosos, y fueron tan hermosos que cuando nos separamos las diferentes veces, me dolió mucho, y me sentí muy, muy mal, me fue muy difícil. Entonces, justamente por lo lindo que fue el amor, no le quiero tirar nada a Nico que él es un amor. Y ahí me di cuenta que el problema estaba en que yo, tendía a vivir mas para el otro, estar para el otro todo el tiempo. El tiempo que estuve sola y darme cuenta la energía que amerita toda la auto gestión y todo, de que primero yo y después el otro.

-¿Estás con ganas de conocer a Esperanza, Fausto y Mateo, los tres hijos de Luciano?

-A eso lo quiero dejar para nostros, para Lu y para mí. No quiero entrar ahí. Yo no tengo más que palabras lindas para la familia de Luciano.

Flor Vigna y Mica Viciconte: el opuesto complementario

-¿Cómo ves a la distancia la rivalidad con Mica Viciconte en Combate?

- Mica me ayudó mucho, inconscientemente, a desarrollar mas seguridad en mi. Como que Mica fue un opuesto complementario tremendo. Éramos dos heroínas, cada una con su equipo, dos capitanas que dábamos la vida para defender el punto para que le vaya bien al equipo. O sea, la causa atrás era muy noble, había eliminaciones todos los viernes y se iba o tu novio o tu mejor amigo o vos misma. Entonces las dos lo dábamos todos. Y me encontré una piba muy fuerte del otro lado que me ayudó a desarrollar mi fuerza, tanto física como mental hasta como espiritual. Fueron tres o cuatro años que hice Combate pero fue todo muy intenso. Ahora lo veo desde otro lado pero mi vieja a veces me cuenta cosas: “vos vivías así y asá”. Y sí, era todo muy fuerte.

-¿Cómo tomó Marcelo Tinelli que dejes La Academia de ShowMatch?

-La lesión de Facu (Mazzei) a quien tal vez lo tenga que operar en los próximos días nos dimos cuenta que él no iba a poder volver, y Georgi (coach) también estaba con otros compromisos muy grandes, y fue ahí que paré y dije “con la música voy a tener que partir mi cabeza en mil pedazos”. Ahora viéndolo jamás le hubiera podido dedicar, todo lo que le estoy dedicando con un proyecto tan demandante como La Academia. La verdad es que se portaron muy nobles los tres, tanto Marcelo como Fede (Hoppe) y Chato (Prada).

-¿Cómo te imaginás de acá a treinta años?

-¿Treinta años? Descubriéndome muchísimo. El mundo va cambiando al igual que cambian las personas.

-¿Te ves con hijos?

-Si. Yo creo que en un futuro sí voy a querer tener hijos. No sé cuántos, con empezar con uno está bien. También me veo tocando varios instrumentos, con una familia, estando arriba de un escenario o en el living de mi casa disfrutando hacer música.

-¿Feat con María Becerra, Tini, Lali?

-Me encantaría porque las son grosas de la escena musical, nos abrieron las puertas a muchas que venimos atrás.

-¿De las tres cuál es la que más te gusta y te gustaría grabar un tema?

-María Becerra. Me parece zapado lo que hace y su historia.

Ph. Christian Beliera

Retoque Digital: Gustavo Ramírez

Producción y estilismo: Mariano Caprarola

Producción visual: Sofia Esther Ortíz

Makeup: @paolachianeseee con productos Givenchy

Estas imágenes fueron tomadas con un moto g100

Pelo: Cristian Rey

Agradecemos especialmente a: Ginebra, Pupetete, Whisky n' dust,

Mono Fuck, Stilettosyl, Fahoma, Pompavana, Gustavo Pucheta.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig