Analía Franchín: "Encaro la vida sin caretas" – GENTE Online
 

Analía Franchín: "Encaro la vida sin caretas"

La subcampeona de Masterchef Celebrity y cocinera de Flor de equipo (Telefe) revela que sufrió acoso laboral de parte de un famoso periodista y maltrato por parte de una mujer de medios, cuenta aspectos desconocidos de su dura historia familiar y sostiene que "solo con voluntad" logró que su paso por esta vida fuera "sana". 
Íntimos
Íntimos

En el Íntimo de la Semana de GENTE, Analía Franchín (48) habló de su resiliente historia familiar que no le impidió "armar mi propio camino" y compartió su balance de su paso por Masterchef Celebrity (Telefe), participación que le permitió despuntar aún más su pasión por la cocina.

“Mi balance es cien por ciento positivo. Una experiencia maravillosa desde todo punto de vista”, explica la madre de Benicio (10), pareja de Sebastián Eskenazi (56) y figura que se luce con sus platos en Flor de equipo (Telefe).

“Aprendí, reí, lloré, hice amigos y pertenecí al programa que volvió a unir a la familia frente a la pantalla. Lo que más disfruté fue la adrenalina diaria que generaba, dice la periodista devenida en chef que además fue fiel espectadora del programa. De hecho, hace poco contó que hasta le dedicaba halagos a Germán Martitegui en cada edición.

–¿Por qué creés que Martitegui seduce tanto? Dijiste que le dedicás piropos cuando lo ves en la TV.

–Creo que seduce cualquier persona que tenga un dejo de misterio. La persona a la que es difícil acceder, a la que no compramos fácilmente con una sonrisa.

¿Cómo cuáles de decís?

–La que lo piropea permanentemente es mi mamá, dice: “qué hombre tan sexy jajaja”.

–Como espectadora, ¿cuál fue tu momento favorito del reality?

–Claramente la final porque la viví como protagonista pero como espectadora también, ya que al no saber el resultado, estaba frente a la tele comiéndome los dedos. Además parecía la final de un mundial. Genera mucha expectativa en la gente.

–¿Cuáles fueron las discusiones o momentos más tensos que recuerdes en el certamen?

–El momento de mayor tensión fue cuando quedamos al frente con Leticia (Siciliani) y una debía ser eliminada. Mi plato claramente era peor pero ella expuso su deseo de abandonar el certamen. Fue muy honesta consigo misma y eso amo de la gente. Entendió que hasta ahí había llegado.  

"Martitegui seduce como cualquier persona que tenga un dejo de misterio. La persona a la que es difícil acceder, a la que no compramos fácilmente con una sonrisa"

–¿Sentís que tu estilo directo no es fácil de asimilar? Vos misma te definís como una capricorniana de personalidad fuerte.

–Seguramente. A la gente le gusta la persona sin filtro cuando le decís algo lindo, de lo contrario te odia. Pero así soy yo conmigo misma también. No discrimino jajaja. Y parece que es la mejor manera de encarar la vida, sin caretas.  

–Para crecer en los medios siendo mujer, ¿a qué cosas te enfrentaste? Todas sabemos de las desigualdades y el machismo.

–La verdad no muchas, gracias a Dios. Supongo que por mi carácter. Una vez tuve en Radio 10 un jefe muy pelotudo que me ordenó conseguir una nota periodística que eso implicara acostarme con el protagonista. Afortunadamente, el entrevistado era más caballero y ni siquiera se le cruzó por la cabeza. Obvio que me quedaba sin nota y sin trabajo. Realmente el maltrato más grande a nivel laboral en medios vino de una mujer que manejaba un canal (y aún lo hace) y que aclaraba siempre que si bien “no le colgaba algo”, ella era la “poronga”.

–¿Has vivido alguna situación de acoso o abuso a lo largo de los años siendo una figura pública?

–Solo acoso laboral y me animo a decirlo porque lo conté hace mucho tiempo y fue por parte de Mauro Viale.  

"Una vez tuve en Radio 10 un jefe muy pelotudo que me ordenó conseguir una nota periodística que eso implicara acostarme con el protagonista. Afortunadamente, el entrevistado era más caballero y ni siquiera se le cruzó por la cabeza. Obvio que me quedaba sin nota y sin trabajo"

–Tu historia familiar no fue fácil, ¿cómo te armaste desde la resiliencia para poder formar tu propia familia y “tener una vida sana y estable”?

–Desde muy chica tuve que ser grande y madurar apresuradamente. Yo creo que uno puede lamentarse todo el tiempo por las cosas que le tocaron vivir o tratar de armar su propio camino. Yo invertí mucho tiempo y dinero en terapia tradicional y alternativa pero más invertí voluntad y ganas de que mi pasar por esta vida fuese más sano. Tener clara la escala de valores es fundamental para cualquier proceso que uno quiera encarar. Los gritos no son lo normal, la violencia no es normal, la tragedia no es normal. Y yo trabajo mucho para que mi hijo tenga eso en claro.  

–¿Cómo es tu relación con tus hermanas, de quienes contaste atraviesan muchas dificultades?

–Mi relación es muy buena. Trato de ayudarlas en lo que más puedo. Mi hermana es muy trabajadora y luchadora y está internada luchando contra sus adicciones. Es un laburo de día a día. Gracias a dios, Gastón Pauls me contactó con la Fundación Eira y ahí está, luego de encontrarla en una situación indescriptible de deterioro. Yo creo que si ese día no lograba internarla, hoy estaría bajo tierra. Hoy en día mi principal preocupación es mi sobrina que tiene dos chiquitos con diagnóstico TEA (trastornos del espectro autista) y a quien tuve que armarles un nuevo hogar ya que el padre de estos niños tiene varias denuncias por violencia doméstica, de género y una aún mucho más grave que prefiero no contar para no exponerlos. Por suerte, mi mamá también ayuda mucho a su nieta y sus bisnietos, porque es muy tremendo todo lo que estos chicos vivieron. Violencia psíquica y física por parte de un mal parido que pronto espero verlo entre rejas. No es fácil una Cámara Gesell con un niño con TEA pero no vamos a bajar los brazos.

"Sufrí acoso laboral y me animo a decirlo porque lo conté hace mucho tiempo y fue por parte de Mauro Viale"

­–Contaste que tu familia siempre fue muy trabajadora y hubo que remarla: ¿te ha tocado trabajar de cosas que no te gustaban para llegar a fin de mes?

–Cuando yo era chica mi papá tenía un muy buen puesto en IBM y tanto él, como mi madre, siempre cuidaron el mango. La cosa se empezó a complicar ya hace algunos años porque con la jubilación sola los viejos no cubren ni 10 días. Hoy si no podés ayudar a tus padres, lo pasan mal en serio. Y lamentablemente no todos estamos en posición de ayudar.

–Viniendo de una historia de lucha, has sentido alguna vez “culpa” por tu éxito o por poder llevar una vida con recursos?

–Yo trabajo desde los 14 años así que la culpa ni se me cruza por la cabeza.

"Una de mis hermanas sigue luchando contra las adicciones. Gracias a Dios, Gastón Pauls me contactó con la Fundación Eira y ahí está, luego de encontrarla en una situación indescriptible de deterioro. Yo creo que si ese día no lograba internarla, hoy estaría bajo tierra"

–Últimamente protagonizaste algunos cruces en la TV, uno con Nancy Pazos referido a la administración de las vacunas. ¿Cuál es tu posición ante el “cuello de botella” que hay en el plan de vacunación?                     

–Me parece pésimo cómo se organizo el plan de vacunación en nuestro país. Más gente vacunada, menos muertos. Ecuación fácil. A veces hay que dejar las ideologías de lado y apostar a la practicidad y el bien común. Si a las empresas privadas les permitieran comprar vacunas, las poquísimas que vienen estarían destinadas a quienes no pueden acceder a ese recurso entonces la cantidad de población vacunada sería mayor y el sistema médico no se colapsaría. Beneficio para todos.

–Hace poco contaste una anécdota de tu madre en la que había freezado a la perra. ¿Tuvieron que convencerla de que la saque? ¿Cómo se resolvió el episodio?

–Mi mama lo tomó de un modo muy natural jajaja. La perra murió y como no estábamos todos para despedirla porque estábamos de vacaciones, la bañó, secó y la envolvió en papel film para ponerla en el freezer aguardando nuestra llegada. Digamos que improvisó una morgue. Como a los 15 días le hicimos su ceremonia y la enterramos.  

"Hoy en día mi principal preocupación es mi sobrina que tiene dos chiquitos con diagnóstico TEA (trastornos del espectro autista) y a quien tuve que armarles un nuevo hogar ya que el padre de estos niños tiene varias denuncias por violencia doméstica, de género y una aún mucho más grave que prefiero no contar para no exponerlos"

–Hace poco dijiste que los problemas maritales se arreglan puertas adentro. ¿Qué opinás sobre la explosión de la mujer que Horacio Cabak, que recurrió a la TV?

–No soy de las que creen que porque alguien trabaja en la tele tiene que resolver sus temas ahí. No me va. Si tu cónyuge te es infiel y trabaja en un super, no vas ahí a contárselo a todo el mundo. No está bueno hacerlo nunca, pero mucho menos si hay hijos. Los exponés a ellos. Además el chat de mamis se hace un festín y google se llena de datos que no los sacás más.

–¿Cómo manejás el tema celos? ¿Alguna vez te revisaron el celular a vos?

–Fui más re revisar de que me revisen. Tuve épocas en la que los celos no permitían vivir en paz. Cuando se torna enfermizo es insalubre para uno, para el otro y probablemente termine con la pareja. Yo por suerte reaccioné a tiempo y lo pude revertir. Hoy tengo los celos normales, los necesarios para una pareja.

–Dijiste que no era sano revisar celulares pero que lo habías hecho, ¿cómo dejaste de hacerlo y qué aprendiste?

­–Dejé de hacerlo cuando vi lo imposible que le estaba haciendo la vida al otro, injustamente.  

"El maltrato más grande a nivel laboral en medios vino de una mujer que manejaba un canal (y aún lo hace) y que aclaraba siempre que si bien 'no le colgaba algo', ella era la 'poronga'"

–¿Perdonarías una infidelidad o lo has hecho en el pasado?

–Si fui cornuda no me enteré. Probablemente me haya pasado jajaja. Siempre digo que no perdonaría una infidelidad pero hoy en día con una familia formada creo que valdría la pena sentarse a conversar. Ahora, si decidís continuar la relación tiene que hablarse mucho, mucho porque si, ante cualquier pavada, vas a sacar la mierda a flote, no tiene sentido.  

–¿Cómo vivís las nuevas medidas restrictivas en la pandemia?

–La verdad que con bronca. Pienso que estuvimos un año encerrados esperando la magia de la vacuna y cuando la encuentran, casi no la tenemos. El tema de las clases me parece gravísimo. Mi hijo tiene internet y dispositivo pero ¿qué hacemos con los que no? ¿Y qué hacemos con quienes no llegan a fin de mes pero ven que el fútbol sigue?

–¿Cuál es tu posición respecto a la presencialidad?

–Totalmente a favor de la presencialidad. Sobre todo teniendo dos sobrinos con la patología que te mencioné. Aunque el presidente diga que esos chicos “no se dan cuenta”, te puedo asegurar que sí y, si bien a cualquier alumno le cuesta la virtualidad, para estos chicos es casi imposible.

–¿Qué te sigue enamorando de tu compañero de vida (el empresario Sebastián Eskenazi) y cómo te acompaña en este resurgir tuyo en los medios?

–Justamente eso, que es mi compañero de vida. El compañerismo es fundamental en una pareja. Es muy difícil atravesar la vida junto a alguien que no te acompaña. En ese sentido, en esa materia nos sacamos buena nota. Esta faceta mía en los medios le encanta. La renovación en todos los ámbitos también seduce.

"Si tu cónyuge te es infiel y trabaja en un super, no vas ahí a contárselo a todo el mundo. No está bueno hacerlo nunca, pero mucho menos si hay hijos. Los exponés a ellos. Además el chat de mamis se hace un festín y google se llena de datos que no los sacás más"

Ph: Christian Beliera.
Asist: @verolorizio.ph.
Producción y estilismo : Mariano Caprarola.
Asist: Sofia Esther Ortiz.
Peinó: Gabriela Flores para @de_crudis.
Maquilló: Barby Mencia para Vero Luna Make up.
Agradecemos especialmente a: Gabriel Lage, Ménage à Trois, Whiskyndust, Desvío Jeans, Basilia accesorios, @stilettosyl
, El ojo clínico, @vyes_luxuryjackets y Grupo Mass.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig