El curioso ingrediente que le tocó a Belu Lucius para cocinar en MasterChef: “¡Qué asqueroso!” – GENTE Online
 

El curioso ingrediente que le tocó a Belu Lucius para cocinar en MasterChef: “¡Qué asqueroso!”

La influencer se encontró con un plato que, además de traerle problemas para cocinarlo, le agregó otro condimento: la almeja estaba viva y manipularla casi la hace vomitar.
TV
TV

En la edición de este jueves 17 de MasterChef Celebrity, los participantes tuvieron uno de los desafíos más complejos: cocinar lo que el destino les puso enfrente. Luego del paso de Leticia Siciliani y de recoger sus ingredientes, le tocó el turno a Belu Lucius. La influencer rompió una de las puertitas y se encontró del otro lado con una bandeja que contenía almeja panopea.

De antemano, su cara lo dijo todo. Pero por si hacía falta algo más, le agregó palabras que describían el momento: “¡Ay, no! Es una tremenda inmundicia. Es completamente desagradable. Es un asco este bicho, no me jodan con esto”, dijo y agregó, con el rostro desencajado: “Ay, tiene pelo... Es un pito gigante”.

Sin saber qué podía hacer con eso, las palabras de Donato De Santis no la ayudaron. “Lo más difícil es prepararla antes de cocinarla”, dijo el chef italiano, y Damián Betular agregó: “La complicación está en limpiarla. Eso que sale de la almeja se tiene que limpiar con agua con sal debajo de la canilla. En el siguiente paso vas a cocinar todo en agua caliente durante pocos segundos y después vas a abrir, para limpiar y sacarle el estómago. El proceso es hasta que el agua no salga más negra”.

En un momento de la noche, mientras le explicaban y le daban consejos a El Polaco, los movimientos de Lucius llamaron la atención de Santiago del Moro, que le preguntó qué le pasaba, porque tenía cara de “asco”. “No, es que a esto se le movió la panza, se está hinchando”. La respuesta no se hizo esperar: “Es que está viva”.

“No, no puedo cocinar esto. Me da arcadas. Por favor, no me filmen, no me miren, me da mucha impresión. Estoy entre vomitar y largarme a llorar”, se quejó, mientras se movía de acá para allá, como no entendiendo qué iba a hacer con su preparación.

Finalmente, luego de la ayuda correspondiente por parte del jurado, cambió totalmente su cabeza y se propuso dar vuelta la historia: “Acá vine a cocinar y voy a hacer eso. Me la banco solita”.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig