Soledad Pastorutti habló de la posibilidad de que sus hijas sean cantantes – GENTE Online
 

¡Talento heredado! Soledad Pastorutti habló de la posibilidad de que sus hijas sean cantantes

La cantante le confesó a GENTE que apoyaría con gusto la carrera musical de sus hijas Regina y Antonia si decidieran seguir sus pasos y los de su hermana Natalia.
Entretenimiento
Entretenimiento

Soledad Pastorutti (41) dialogó en exclusiva con GENTE, en vísperas de su presentación en el Estadio Movistar Arena, sobre sus futuros proyectos y la posibilidad de que sus hijas sean cantantes: "Si les gusta el arte, las voy a apoyar".

La Sole continúa viviendo en su pueblo de toda la vida: Arequito, localidad del departamento de Caseros, en la provincia de Santa Fe. Pese a las distancias, la artista elige llevar una vida de tranquilidad que comparte junto a su esposo Jeremías, con quien se casó en 2007, y sus dos hijas, Antonia (11) y Regina (8).

Soledad Pastorutti, su esposo Jeremías y sus hijas Antonia y Regina

Las nenas siempre acompañaron a su madre en las giras por el país y sus presentaciones en diferentes lugares. La cantante mantuvo a sus hijas resguardadas de la prensa en los primeros años de vida y actualmente se anima a mostrar un poco más de ellas en su cuenta personal de Instagram, donde tiene casi 2 millones de seguidores.

Soledad Pastorutti, su esposo Jeremías y sus hijas Antonia y Regina

Las chicas también comparten la pasión por el arte con su mamá. Recientemente contó en una entrevista en La Voz del Interior: "Tengo un estudio acá en casa que en pandemia cuando se abrieron algunas actividades armamos un espacio de arte, al que mis hijas van con gente de todas las edades. Hay diferentes turnos, se armó algo muy lindo".

Una familia de artistas

Según contó la propia artista, sus hijas comenzaron a tomar clases de canto y piano. "Incentivo mucho el arte en ellas, toda persona debería hacer algo artístico", detalló Pastorutti. Al ser consultada por GENTE sobre la posibilidad de que las pequeñas siguieran sus paso, fue contundente: "Mirá, no exactamente mis pasos, pero si les gusta el arte las voy a apoyar. Yo creo que el arte, más allá de si se convierte en una profesión o medio de vida, tiene que estar presente en las casas de toda la gente, porque el arte salva".

Soledad Pastorutti, su esposo Jeremías y sus hijas Antonia y Regina

Por último añadió: "Si no es el arte es el deporte, eso le voy a agradecer toda la vida a mi viejo porque además de la escuela, yo iba a la escuela pública y teníamos un solo turno, me hizo elegir una actividad deportiva y una relacionada al arte. Siempre me alentó y me fue muy bien, el deporte me encanta".

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig