Ahora leyendo
Las razones por las que Meryl Streep y Anne Hathaway casi quedan afuera de ‘El diablo viste a la moda’

Las razones por las que Meryl Streep y Anne Hathaway casi quedan afuera de ‘El diablo viste a la moda’

Redacción Gente

Las estrellas del film de David Frankel, estrenado en 2006, estuvieron a punto de no protagonizar esta gran película de culto. Aquí las razones.

El diablo viste a la moda, estrenada en junio del 2006, es una comedia de David Frankel, basada en la novela de Lauren Weisberger. El film relata la historia de Andy Sachs encarnada por Anne Hathaway (37), una joven periodista que aceptó un trabajo en una famosa revista, Runway, y debe pagar “derecho de piso” hasta poder conseguir un trabajo más alineado con sus intereses.

Su paso por la afamada revista está marcado por su inescrupulosa jefa Miranda Priestly, quien fue interpretada por la eterna Meryl Streep (70), que no tiene respeto por horarios, hace pedidos inalcanzables y la va alejando de sus verdaderos objetivos profesionales y personales.

La película tiene muchos momentos icónicos, uno de los mejores es el montaje de los distintos estilos de Andy al ritmo de Vogue de Madonna, la gran intervención de Emily Blunt (37) y su frase “Amo mi trabajo” cada vez que estaba bajo presión, y el latiguillo de Miranda “That’s all” (Eso es todo).

Como ocurre con todo buen elenco, uno no se imagina a los personajes interpretados por otros actores. Este film tiene un elenco impecable y muy bien ensamblado, desde Emily Blunt como secretaria, la mano derecha de Miranda interpretada por Stanley Tucci (59), el escritor pedante que interpreta Simon Baker (50), hasta las modelos famosas que aparecen en la película.

Puede interesarte

Por lo tanto, cuando trascendió que  Streep y Hathaway estuvieron muy cerca de no formar parte del proyecto, resultó sorpresivo. Es imposible imaginar a otras actrices en esos roles. En una entrevista con Variety, Hathaway contó que nunca fue “la primera opción” para interpretar a Andy. Sin embargo, Frankel, quien ya la había visto en Diario de una princesa Secreto en la montaña, apostaba por ella. “No tuve que hacer casting, tuve que esperar porque no estaba entre las primeras alternativas“, afirmó la actriz. Y es que de hecho, el director tenía a 100 intérpretes en carpeta, como el caso de Rachel McAdams, quien rechazó el papel varias veces.

El caso de Streep fue diferente, la triple ganadora del Oscar estaba indecisa sobre si el papel era para ella, y estuvo a punto de negarse cuando los productores quisieron bajarle el salario, pero la oferta fue duplicada y la actriz pasó a formar parte de la película y comenzó a tomar decisiones con respecto a su personaje que fueron muy acertadas.

Ir Arriba