Qué es de la vida de Bárbara Estrabou, ex Chiquititas: tiene 30 años, se alejó de la actuación y tiene su propia marca de lencería – GENTE Online
 

Qué es de la vida de Bárbara Estrabou, ex Chiquititas: tiene 30 años, se alejó de la actuación y tiene su propia marca de lencería

Dejó la actuación de pequeña y comenzó a dedicarse a lo que más le gusta, el marketing.

Hace unos días comenzó a resonar el nombre de Bárbara Estrabou, sus fans la recuerdan por que con tan solo 11 años interpretó a uno de los personajes malos de Chiquititas. Si bien su carrera actoral duro poco, la joven se especializó en lo que le gusta y hoy en día tiene su propia empresa de lencería.

La joven de 30 años tenía apenas 11 cuando la convocaron para interpretar a Carolina, la huérfana villana del "Rincón de Luz", el hogar de niños y adolescentes abandonados que estaban a cargo de Belén Fraga, Romina Yan.

Su personaje era frío, calculador, egocéntrico, envidioso y peleador. La falta de oportunidades y el rencor provocó que la odiaran todos los chufos y las chufas.

Bárbara llegó a la ficción a través de un casting donde adicionaron más de 100 chicos y solo quedaron dos. Ella en ese entonces estudiaba teatro, entonces cuando la editora le dijo de salirse del libreto para discutir sobre una lapicera, la chica sorprendió a todos con la maldad que adquirió su cuerpo en un abrir y cerrar de ojos. 

Luego de pasar por el éxito en la novela infantil, fue convocada para actuar en Verano del 98 donde tuvo un personaje de aparición especial. También tuvo una pequeña aparición en la novela "Trillizos, dijo la partera", protagonizada por Guillermo Francella y Laura Novoa. Ya en los 2000, participo en "Son amores"

Luego de finalizar el secundario, se anotó en la facultad para estudiar Marketing, que después de un tiempo decidió abandonar para entrar en Relaciones públicas, que tampoco logro acabar dicha carrera.  

Con el conocimiento que le dio la universidad, trabajó en una empresa de viajes donde se desarrolló hasta el 2020Debido a que la pandemia por coronavirus, se quedó desempleada. A pesar de las malas circunstancias, salió a delante gracias a un nuevo proyecto. En esta oportunidad, emprendió, por su cuenta, en una marca de lencería llamada "Regina"

A los 30 fue mama de un nene que llamo Bautista. Hoy en día sigue con el emprendimiento, aunque reconoce que le gustaría volver a probar suerte en la actuación

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig