Nicolas Cage y los momentos que lo marcaron: se cambió el apellido Coppola para poder triunfar en Hollywood y hasta durmió en el castillo de Drácula – GENTE Online
 

Nicolas Cage: cayó en el alcohol, despilfarro una fortuna y se...

Es uno de los actores más versátiles y extravagantes a nivel mundial. A lo largo de su carrera no solo llamó la atención por su trabajo, sino que también por lo que dio fuera de ella.
America
America

Nicolas Cage supo construir una carrera a su modo, sin atarse a sus antepasados y a su apellido. Proveniente de una de las dinastías más emblemáticas del séptimo arte, nació bajo el nombre de Nicolas Coppola. Hijo de August Floyd Coppola, un profesor de literatura, y Joy Vogelsang, bailarina y corógrafa de profesión. Más acá nos encontramos con su abuelo paterno Carmine Coppola, un reconocido compositor. Su abuela fue la actriz Italia Pennino.

Es sobrino de Francis Ford Coppola y de Talia Shire(Adrian en la saga Rocky) y primo de los directores de cine Román y Sofía Coppola, del productor Gian Carlo Coppola y de los actores Robert Carmine y Jason Schwartzman. Toda una carga de la que no quiso ser parte desde el apellido y por eso se lo cambió, para hacer su propio camino.

“Nicolas Coppola era un pequeño niño muy asustado. Nicolas Cage es realmente quien soy, incluso si en mi pasaporte dice otra cosa. No es un rechazo familiar, simplemente tuve que reinventarme”, comentó en su momento hablando del motivo por el cual se despojó de tal apellido.

Niclas Cage probándose el traje de Superman en 1990, película que nunca vio la luz

Sin embargo, pese a su carrera extraordinaria, en la década del 90 ciertos gustos que se quiso dar hicieron que despilfarrara la fortuna conseguida. Llego un momento en el que tuvo que trabajar en cada una de las producciones que se le presentaban, hasta las menores que no estaban a su altura, para poder hacerle frente a su descontrol financiero.

Se daba gustos innecesarios que lo dejaron en la ruina. Llegó a comprarse en una subasta una cabeza de dinosaurio por la que pagó 276 millones de dólares. Luego tuvo que devolverla al gobierno de Mongolia porque era robada. En su patrimonio tuvo 19 casas, un castillo, 4 yates, 22 autos entre otros tantos lujos incalculables. Mucho de eso tuvo venderlo para poder hacerle frente a sus deudas.

Entre sus descontroles, en abril de 2011 fue arrestado en la ciudad de Nueva Orleans por violencia doméstica, alteración al orden público y estar ebrio en la vía pública. A raíz de eso varios se hicieron eco y mostraron su preocupación por su elevado consumo de alcohol.

Entre sus curiosidades, en 1990 casi se pone en la piel de Superman, su superhéroe preferido. Amante de los comics, casi se da ese lujo, pero finalmente, la película de Tim Burton nunca vio la luz y se quedó con las ganas.

Más acá en el tiempo, en 2012, aprovechando que estaba en Rumania y no dudó en ir a pasar una noche en el castillo de Drácula. Si de curiosidades hablamos, él siempre es un referente en este aspecto.  “Quería canalizar las energías, pero fue escalofriante estar ahí".

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig