Charly García de cumpleaños: las 70 historias que conforman el ADN del astro del rock – GENTE Online
 

Charly García de cumpleaños: las 70 historias que conforman el ADN del astro del rock

El máximo referente del rock nacional cumple 70 años y GENTE dialogó con amigos, colegas, periodistas, autores, fotógrafos y fanáticos que compartieron una parte de su increíble vida. El día que se compró toda la vidriera de un local, cuando se encontró a Piazzolla en Nueva York, su cena con Menem y la internación que le salvó la vida, entre otras. 
Música
Música

Carlos Alberto García Moreno, más conocido como Charly García, cumple 70 años. El emblema del rock nacional festeja un nuevo año este 23 de octubre y su vida es su propio homenaje. Al igual que su música, sus historias y locuras han atravesado a la historia argentina y sus grandes momentos quedarán impregnados en la memoria cultural.

En ese contexto, GENTE dialogó con amigos, colegas, periodistas, autores, fotógrafos y fanáticos que compartieron una parte de su increíble vida.

Charly García según amigos y colegas

1. Graciela Borges: la experiencia de grabar el álbum '60x60'

"Charly no cumple años porque no tiene edad, es como un niño inocente que comete travesuras. Es mi amigo del alma. Cuento con él todo el tiempo y he trabajado para él muchas veces. Tenemos un disco maravilloso, me agrego porque puse la voz en 60x60, e hice 'La Hija de la Lágrima'. Él compuso la banda sonora de una de las películas más maravillosas de mi carrera que fue 'Pubis Angelical' y está presente en cada acto de mi vida. Él lo sabe, hablo casi todos los días con él. Yo no me acuerdo su edad, pero sé que es un niño puro y maravilloso e insuperable".

Graciela Borges y Charly García

2. José Palazzo: la noche que Charly llegó al Cosquín Rock a la 1 de la mañana

"No puedo enumerar la cantidad de locuras que viví con Charly. En 2005 hicimos el Cosquín Rock con la intención de que Charly diera un show especial, la entrada iba a ser gratis porque estaba auspiciada por una marca que regalaba 50 mil entradas para verlo en la apertura del festival. Fue uno de los primeros shows grandes post Cromañón y en aquel momento Charly pidió una serie de cosas que eran en su mayoría imposibles de conseguir, y entre esos requerimientos quería que al atardecer, cuando él terminara de tocar, se pasara la película 'La Odisea del Espacio'.

El día anterior, que tenía que probar sonido, no fue. A las 3 de la tarde del día sábado, dimos puerta y, a pesar de que él no había probado sonido, parecía que venía todo bien. A las 6 de la tarde la gente comenzaba a aplaudir y para las 8 de la noche ya se acordaban de todos mis parientes. A esa hora, recibo un llamado dónde me preguntan "¿Por qué no pusiste la Odisea del Espacio?", y le digo, "¿Qué?", a lo que me responde "Soy Charly", entonces le contesto, "Dijimos que íbamos a poner la película cuando vos terminaras de tocar ¿Dónde estás?": 'Estoy en Buenos Aires', me contesta. Se me paró el corazón. La única comunicación que teníamos con él era a través de Nora Lezano, que la habían mandado para hacer una cobertura para GENTE, entonces ella me iba contando el minuto a minuto. A todo esto la gente ya tiraba cosas al escenario.

Charly García y José Palazzo

Entonces tuvimos una reunión de mesa chica, en el Cosquín por ser un festival que ocupa rutas y determinados espacios, hay una mesa chica donde está: defensa civil, náutica, bomberos, policía y el Gobierno de la provincia de Córdoba. Entonces nos reunimos para orquestar un plan para que una vez que aterrizara traerlo directo a San Roque. Todas las fuerzas de la provincia unidas para que Charly llegara al show. Entonces, con un grupo especializado planeábamos traerlo contramano por la autopista, él solo tenía que subirse al avión a las 9 de la noche. A las 9 y media todavía estaba en la casa.

El estrés era brutal. De la Sota me decía que yo era un irresponsable y me pedía que no contratara nunca más a ese guaso. La gente del staff quería desarmar el escenario porque tenían miedo que le rompan todo. A las 10.30 de la noche el piloto me avisa que había problemas climáticos y el vuelo se iba a demorar, entonces me avisa que Charly se enojó y se fue. Era que se había bajado a comprar un whisky. A los 15 minutos vuelve y finalmente se sube al avión. Aterrizaron a las 12 y media de la noche y llegó al predio cerca de las dos de la mañana vestido con un mameluco blanco.

Minutos antes de subir al escenario, se me acerca y me dice 'Si me sacan alguna foto, me vuelvo Buenos Aires', se toma un whisky y sale a cantar. Yo empiezo a escuchar los flashes y me siento morir. Vuelve, toma otro trago y da un show maravilloso que duró hasta las 4 de la mañana. La gente le perdonó todo, pero yo me juré no contratarlo nunca más en toda la vida".

3. Leo García: la noche que cantó con Charly en la oscuridad

"Una vez yo tocaba en Pinamar y él paraba siempre en un hotel de la zona. Entonces lo invité para cantar y vino. Fue maravilloso, tocamos temas de Sui Generis y un montón de canciones. De repente, en un momento se cortó la luz y empezó a llover con todo. Entonces, vino un muchacho con una linterna y nos alumbraba y nosotros seguíamos tocando de forma acústica, sin parar. Solo Charly y yo, en medio de una lluvia torrencial con la luz apagada. Me acuerdo que entre el público estaban Adriana Varela y Luis Salinas".

Charly García y Leo García

4. Fabiana Cantilo: la vez que Charly le robó un tema

“¿Viste 'A punto de caer', el tema que está en el último LP de Charly? Bueno, la melodía es mía. Un día fui a lo de Charly, se puso a tocar el piano y yo a cantar encima, zapando. Grabó todo y a la semana me llamó: 'Fabi, te afané un tema', me dijo. '¿¡Cómo!?' Y había puesto mi voz, y atrás toda la banda tocando la melodía que yo había hecho, y después hizo una letra pero respetando la métrica, y entonces me dio onda, creo que puedo componer... Fue raro, muy raro, porque que me lo diga García es como... seguro; otra vez García me da el empujón.”

Fabiana Cantilo y Charly García

5. Fabián 'Zorrito' Von Quintiero: el día que se encontraron a Astor Piazzolla en Nueva York

“Una vuelta acompañé a Charly a un banco en Nueva York. Quedaba en la Quinta Avenida, donde a García lo reconocían los argentos y latinos. Era común que lo pararan en la calle para pedirle fotos y autógrafos. Llegamos al banco y fuimos para el ascensor. Cuando se abrió la puerta fue muy grande la sorpresa: adentro estaba nada menos que el gigante Astor Piazzolla. No bajó, siguió con nosotros unos pisos más. Charly se sorprendió mucho y lo saludó con un 'Hola, Astor' que sonaba a muchísimo respeto. Piazzolla le devolvió el saludo con un '¿Que hacés, pibe?' que definitivamente sonó a tango. Fue un encuentro casual que nunca se dio en el escenario, pero que hubiera sido genial. Sin dudas".

Charly García y 'El Zorrito'

6. Mauro Kaseiri: el autor que transcribió la música de Charly

"Durante la noche del 27 de mayo de 2015, pasé a buscar al Zorrito por el canal donde estaban haciendo la previa para el programa “Net” que todavía no había estrenado. Él había insistido en acompañarme al Hotel Faena para presentarle el material al maestro. García me recibió parado, en el living de su departamento alquilado, como el caballero que es. Minutos más tarde, codo a codo, escuchábamos juntos, por primera vez, su música escrita mediante una partitura respetuosa, cuidadosa, exacta, fiel al material discográfico. Me dijo inmediatamente que se daba cuenta de que "el que entiende" entiende porque busca la música, o lo que es lo mismo: lo que suena es lo verdaderamente importante, más allá de los nombres y las personas. Para que alguien pueda traducir esto mismo a partitura, no es necesario solamente una buena formación y horas de estudio sino también la humildad necesaria para transcribir con criterio y rigurosidad lo que ya suena y es de otro. A los pocos minutos recuerdo que concluyó: '¡Mostar esto es ilegal! Es una humillación total…' '¿A quién?', pregunté yo, aterrorizado: '¡A los demás!', me contestó.

Escuchamos más tarde 'Vemos' seguido de 'Canciones de Jirafas' también con partitura en mano, esta vez directamente desde la computadora. 'Alguna nueva también', propuso él. Meses más tarde, me encargaría de transcribir 'Lluvia'. También escuchamos 'Cretino', la versión de 'Kill Gill'. Hablamos de su construcción y de la compleja armonía, y más tarde, siempre obsesionado con la idea de "Random", súper lúcido, escuchamos muchos temas nuevos. '¿Qué vas a hacer con todo esto?', le pregunté yo, 'Por ahora los escucho', dijo él, siempre con sorna, divertido.

Charly García y Mauro Kaseiri

Hacia el final, yo quedé comprometido en registrar 'Kill Gill' que el Grupo Fénix había largado a la venta sin declarar, con total impunidad. Antes de irme, decidió hacerme un desafío: me llamó a construir una partitura donde las notas transmitieran un mensaje encriptado, 'como hacían los nazis en la guerra', me dice. La partitura está ahí y es un código pero también es una cosa terrible 'cuando lo que ves no es lo que parece', afirma. Asumí, a su vez, este compromiso y lo entregué al día siguiente.

Cerrando, le dije que estaba muy cansado… que había sido un esfuerzo muy grande. 'Está bueno, a mí me gusta', me devolvió él, premiándome, con estilo infantil. Le dije que estaba muy contento y que yo quedaba completamente transformado después de este largo viaje de estudio y creación. Le agradecí desde lo más profundo de mi ser, muy conmovido, viendo el mapa completo de toda su obra, año tras año. 'Por momentos no lo puedo creer. Es muy fuerte verlo así todo junto y hay una coherencia perfecta en todo este trabajo', le dije. Él remató, fiel a su estilo, bajando el telón, como corresponde a un verdadero maestro: 'Yo me siento muy unido a lo que hago'. El 27 de junio de este mismo año volví a visitarlo. Con la alegría de un proyecto ya editado y recorriendo el mundo entero, ubicado en los principales conservatorios de Europa y América, en un acto de justicia".

7. Fernando Szereszevsky: el manager y amigo que lo acompañó en su última internación

"Habíamos arrancado la última gran recuperación de Charly, ahí por el 2008, luego de que él había vuelto muy mal de Mendoza. En aquel momento todos sus bienes y decisiones pasan a ser manejados por una jueza, que era como una tutora oficial. Entonces cuando le preguntan a Charly que nombre a alguien vinculado a él -nosotros no estábamos trabajando juntos en ese momento, pero lo ayudé siempre que pude- él dijo 'llámenlo a Szereszevsky' y ahí reaparecí en su vida para ayudarlo más que nada con la recuperación, que fue larguísima y durísima. Hubo un tiempo en el que estuvimos en la quinta de Luján de Palito (Ortega), pero en verdad la recuperación duró muchísimo más... antes y después.

Él estuvo muchos meses internado en clínicas y muchos de esos meses yo me fui a vivir a clínicas con él. Luego hicimos una gran recuperación en la Fleni, fue aproximadamente un año y medio. Pero en un momento se estanca la recuperación y un médico me dice: 'Mirá, la única manera de motivarlo a Charly es poniéndole la zanahoria de un show. Si vos no le decís que él va a tocar, el nunca se va a recuperar definitivamente'. Entonces ahí empezamos a hablar de hacer un show, una gira... pero todo sin fechas. Entonces comenzó a conectarse de nuevo con la música, a ensayar, y hacer cosas de a poco.

Fernando Szereszevsky y Charly García

Muchos creen que el primer concierto de Charly recuperado fue el concierto subacuático de Vélez, bajo la lluvia torrencial, pero en verdad, habíamos hecho dos shows antes de eso para ver cómo estaba él: el primero fue en Perú, el segundo fue en Chile y el tercero el de Vélez. En ese primer concierto en Perú, estábamos todos muy pendientes de cómo iba a ser su regreso a los escenarios tocando super sano, volver a hacer un show de dos horas y tocar todos los temas enteros con los arreglos originales. Y me pasó algo que nunca me había pasado y ni creo que me vuelva a pasar en la vida: había mucha tensión emocional, y cuando la banda salió a tocar los primeros acordes de 'El Amor Espera' y Charly empieza a cantar, miro a los costados y veo a todos los asistentes, los plomos, los iluminadores, e incluso los músicos llorando. Pero llorando de una manera que yo nunca vi llorar arriba de un escenario, y es una imagen que cada vez que la pienso me pone la piel de gallina. Había más de 30 tipos llorando y él radiante, como si no le hubiese pasado nada".

8. Mavi Díaz: el temor que le tenía a Charly

"Charly para mí fue mi padre musical, de la música que yo empecé a elegir de adolescente. A lo largo de los años siguió siendo un gurú para mí, en toda la música. Yo soy fan de Charly a tope. Me parece un músico que a mí me representa en todo. A mí me daba miedo Charly. Yo no quería ser su "amiga" porque lo idolatraba tanto. Cuando empezamos con las Viudas e Hijas en festivales y a compartir escenarios, él era muy amoroso y siempre decía 'Chicas (estábamos Fabi, Hilda, las Viudas), vengan a cantar conmigo, súbanse', y yo no iba, me daba pánico, me daba miedo Charly García. No quería ser su amiga, quería ser su fan".

Mavi Díaz y Charly García


9. Billy Bond: el negocio millonario que hicieron en Brasil

"Un día me llama Oscar López, me dice que Charly estaba en Buzios y si lo podía ayudar para alguna cosa. En un viaje de esos me voy a Buenos Aires, me encuentro con Celasco, que era el dueño de Music Hall, y negoció sacar un sello que fuera distribuido por Music Hall. Hacemos punta con Charly, que ya estaba en Buenos Aires. Nito que también estaba, Pastoral, que estaban fuertes y yo hago un disco para divertirme un poco. Lo llamo a Charly, le digo: 'Charly, tengo un negocio para hablar con vos'. Fui a la casa de Charly solo, sin Oscar Lopez, porque estaban peleados, tomamos un café y le digo: 'Mirá, tengo tanta guita para hacer un long play, lo vamos a hacer de tal forma'. Bien, el juego súper abierto como siempre fue con Charly, le gustó la idea y arreglamos para firmar contrato al día siguiente. El mismo día lo fui a ver a Nito y cerramos, ahí me voy a ver a Pastoral. Al día siguiente, a las 9 de la mañana, fui a Music Hall, le dije a Celasco si tenía una maleta con la guita porque había que pagarle a los músicos. No me acuerdo cuánto era pero era una suma importantísima, creo que eran 100 o 150 mil dólares en cash. Armaron los contratos, a las 11 fueron cayendo, firmaron y se llevaron la guita. Negocio cerrado, de un día para otro montamos un sello que se llamaba Sazam Records".

Billy Bond y Charly García

10. León Gieco: la noche que conocieron a James Taylor

"En medio de una grabación nos vinimos unos días para Buenos Aires. Era, además, una excelente oportunidad para conocer a James Taylor (que estaba como soporte de Sting), a quien yo escucho desde... siempre. Charly también quería ir, así que fuimos juntos a Vélez, a la parte alta. Le dije que no se moviera de ahí porque en cualquier momento nos iban a venir a buscar para ir al camarín de Taylor. Pero estaba hiperquinético y medio dado vuelta. Cuando me vinieron a buscar, me levanté y no veía a Charly por ningún lado, hasta que escuché un grito desesperado: 'Leoooooón'. Así que fuimos juntos, finalmente. Taylor nos invitó con un té y nos trató muy amablemente, en especial a Charly. Lo único que lamento es que no quedó ni una sola imagen de eso, nadie tenía una cámara. Igual, fue inolvidable. 'Somos los únicos dos músicos del país que nos merecemos estar con Taylor', me dijo Charly".

León Gieco y Charly García

11. Daniel Grinbank: el día que Charly jugó al básquet con un televisor


“Andábamos girando por Cuyo y yo ya estaba tratando de acercar a los Stones a la Argentina. No sé porqué recordé lo que una vez hicieron Jagger y Richards, que jugaron al básquet con televisores: tenían que embocarlos desde sus habitaciones en la pileta del hotel. A la mañana siguiente estábamos desayunando con David Lebón en la planta baja del hotel. David siempre andaba por la planta baja y se hospedaba en cuartos de pisos no muy altos, porque es claustrofóbico y sufre con los ascensores. Charlaba con Lebón sobre bueyes perdidos, cuando de pronto escuchamos un estruendo y vemos una tele estrellada en un jardín, al lado de la pileta. Con solo mirarnos ya supimos quién había sido. ¡Fueron los efectos de la charla de la noche anterior! Charly siempre fue muy permeable a esas cosas. Nos hicimos los boludos, realizamos el check-out con cierta celeridad y nos fuimos... Al rato nos paró en la ruta la policía. Descartamos varias cosas que llevábamos. Al pedo: ¡la cana lo único que quería es que repusiéramos la tele rota al hotel!”

Mercedes Sosa, Daniel Grinbank y Charly García

12. Pipo Cipolatti: la vez que se quedó encerrado en el edificio de Charly


“A mí me pasó algo parecido al grabado de M. C. Escher cuando salía de la casa de Charly después de dos días seguidos de estar componiendo. Los ascensores no andaban y bajé por las escaleras. Pero el portero estaba durmiendo -en horario de trabajo- y nadie salía ni entraba al edificio. Volví al 7° piso para pedirle las llaves a mi compadre y al regresar a la planta baja me dí cuenta de que si salía del edificio, Charly se quedaba sin llaves. Nuevamente siete pisos por escalera ascendente y después de varios intentos de buscar una solución al problema, coincidimos en atar el llavero a un hilo para que él pudiera reencontrarse con su “open doors”. Pero existía la complicación emergente de que las llaves estarían colgando fuera del edificio y yo tenía que esperar que alguien pasara por la vereda y gritarle que me abriera la puerta. No era tan difícil. Cuando logramos encontrar un carrete de hilo de 7 pisos de altura, atamos el llavero y emprendí el nuevo descenso. En realidad no fue necesario, porque al salir del departamento, me dí cuenta de que el ascensor funcionaba y al bajar, la puerta de entrada estaba abierta porque el encargado se encontraba baldeando la vereda”.

Charly García y Pipo Cipolatti

13. Pedro Aznar: la consola con la que grabaron el álbum 'Tango 4'


“Me compré una consola Tapco de 6 canales y un grabador semiprofesional TEAC de 4 pistas en cinta abierta. Con ese equipamiento hacía los demos de los arreglos para Serú Girán, como en el caso de Cinema Verite, en que me llevé del estudio ION a mi casa la grabación del piano y la voz de Charly en dos canales y, en los dos que me quedaban libres, grabé el arreglo de sintetizador emulando una orquesta de cuerdas y las flautas dulces. Recuerdo que Charly se emocionó mucho cuando llevé mi TEAC de vuelta al estudio y escuchamos el arreglo terminado. Con los años, pasé a grabadores de 8 y 24 canales y, más tarde a 32 canales digitales en formato ADAT. En el plano consolas cambié primero a una Yamaha de 8 x 4 canales, más tarde a una TAC Scorpion de 32 entradas x 24 salidas en las que hicimos Tango 4”.

Pedro Aznar y Charly García

14. Francisco Cerdán: la admiración de Charly por Susana Giménez

"Charly adoraba ir a lo de Susana. Fue a muchos principios de ciclo y Susana también lo quería en el programa. O sea: primer programa del ciclo siempre Darin, obvio. Tercer o cuarto programa, cuando se podía... Charly! Y eran desopilantes. Una vez ella le dice 'Ay, Charly estás más gordito' y él le responde 'vos también'. Al aire. Muy desfachatado. El back era tremendo. La producción de Susana temblaba por lo que podía pasar en el aire pero él tenía muy buena onda con ella. Obviamente le tenían que mandar la limo y ponerle el camarín como pedía: whisky bueno y un montón de Coca-cola en lata. Y eso lo hizo muchos años seguidos".

Charly García y Susana Giménez

15. Hilda Lizarazu: el día que Charly le vio potencial de artista

"Alfie Martins fue el que le dijo a Charly 'Che, porque no la probás a Hilda'. Yo estaba entre la profesionalidad de la fotografía y cantar. Charly de hecho ya me conocía como fotógrafa. Había otras que estaban para ocupar ese lugar de vocalista femenina: Isabel de Sebastián y otra que no recuerdo. El encuentro con él fue una prueba con el piano de cola en el living de Coronel Díaz. Tocamos un poco y dijo 'Buenísimo, te quedás en la banda, salimos de gira la semana que viene por Rosario' y no se qué'. Fue como un regalo rodeado de signos de interrogación. Yo era fotógrafa, estaba grabando un disco con Man Ray como cantante principal y Charly, que era mi ícono desde los once años cuando tocaba sus canciones en el pupilaje del Dámaso Centeno, me estaba llamando para tocar. Todo fue como increíble. No me acuerdo qué tocó ni cuánto tiempo duró esa prueba”

Hilda Lizarazu y Charly García

16. Fito Páez: el día que Charly empezó a componer Clics Modernos

"Yo vi como García armó Clic Modernos (1983) delante de mí... Vi cómo le marcaba el tempo y los compases al bombo y al bajo, cómo articulaba los coros, cómo armaba los teclados... fue estar en el momento correcto en el lugar correcto, rodeado de la gente correcta. He sido un hombre increíblemente afortunado. Cuando pisé la sala de ensayo de Charly supe que ese tipo era el núcleo, el centro de gravedad de la época".

Charly García y Fito Páez

17. Javier Calamaro: el día que Charly lo fue a buscar a su casa de sorpresa

"En 1999 Charly se presentó en Buenos Aires en Vivo, en Puerto Madero. La convocatoria fue una locura, tuvo más de 200 mil personas presentes. Fue una experiencia bizarrísima. Me acuerdo que de la nada me tocaron el timbre de mi casa y me dijeron: ‘El señor Charly García le manda una limusina'. Yo ahí dije: ‘Bueno, vamos’. Bajo, me subo a la limo y le dije ‘¿A dónde me estás llevando flaco?’ Y estaba atrás de un escenario, salgo y había 270 mil personas. Así fue”.

Javier Calamaro y Charly García

18. Brenda Asnicar: el día que Charly escuchó las canciones de su disco

"Todos mis encuentros con Charly siempre fueron muy especiales, pero hubo una mañana que desayunamos y yo le mostré las canciones de mi disco, antes de que saliera, para que me diera su opinión. Él a su vez me mostró las canciones de su último disco (Random) y fue un momento muy lindo, porque luego nos quedamos repasando la discografía de Jimi Hendrix y aprendí un montón. Voy a estar eternamente agradecida a él, a lo que hizo por mí y a toda la confianza que me dio y lo mucho que me apoyó en hacer lo que más amo".

Brenda Asnicar y Charly García

19. Sergio Marchi: el día que Charly cayó de sorpresa a su programa de radio

"En 1998 yo hacía un programa de radio con Daniel Tognetti, pero esa noche Dani no había venido y yo quedé en la conducción. Estoy entrevistando al comediante Juan Acosta y de pronto se siente un murmullo. 'Parece que vino tu amigo', me dice Acosta, y ahí lo veo emerger a Charly con un teclado enorme, que vino a darme la sorpresa de tocar en ese programa de radio. No sé si no fue la primera vez que lo hizo, pero sí que no fue la última. Vino él solo, y para mí eso era normal. Un amigo que toca el piano que sabe que estás en la radio y cae para darte una sorpresa. Obviamente, visto con la perspectiva del tiempo se convierte en un acontecimiento más importante. Pero así era nuestra relación aquellos días. Vivíamos a una cuadra y media el uno del otro y cuando tenía ganas de verme me llamaba por teléfono y yo iba. Era más fácil así porque a él recorrer una cuadra y media podía llevarle media hora de fotos y autógrafos -aunque no había tantos celulares-. Es más, la única vez que vino a casa utilizó su auto conducido por Adolfo, aquel chofer que tenía una amante, que lo vino a buscar cuando terminamos de comer y hacer la sobremesa.; y nos llevó a todos a la sala de ensayo. Me alegro mucho de que Charly haya llegado a los 70. También sé lo que le cuestan los cumpleaños. Ojalá que los años le den permiso para celebrarlos con felicidad y sin culpa".

Sergio Marchi y Charly García

20. María Carámbula: el mundial 86 en la casa de Charly

"Durante el Mundial 86, junto a un novio que tenía en aquel entonces, nos juntábamos a ver los partidos en la casa de Charly. Yo siempre llevaba empanadas. Se había convertido en una cábala".

Charly García

21. Zoca: el recuerdo de su convivencia con Charly

"Charly siempre fue muy atento conmigo, siempre me apoyó a que hiciera mis cosas, me estimulaba, preguntaba, compartía. Si estaba componiendo y yo entraba a la habitación, me hacía escuchar lo que estaba haciendo y consultaba mi opinión. El podía dormir como un tronco, pero si en medio de la noche se le ocurría algo, iba al piano y tocaba".

Fragmento: "No digas nada" - Sergio Marchi

Zoca y Charly García

22. Gabriela Aisenson: la 'mejor amiga' de Charly

“A Charly lo conocí en un recital de Los Abuelos de la Nada. Terminé la secundaria en el '76 y todo mi grupo de amigos eran de La Escuela del Sol. Entonces en todos los cumpleaños estaba Andrés Calamaro, y todo lo que él iba haciendo, lo seguíamos. En ese momento, Los Abuelos tocaban para muy poca gente. Charly ya era Charly García, justo estaba por empezar a grabar su primer disco solista cuando lo conocí. Era un poco tímido y tenía esa cosa muy desgarbada, torpe. Cruzaba las piernas dos veces de tan largo que era. Daba la sensación de que se podía caer o golpear con ese cuerpo. Era la época que había dejado de estar con Zoca o estaban poco. Nos reuníamos mucho en un departamento de mi viejo, que es arquitecto, donde había dos pianos Steinway y una pileta en un piso 16. Venían todos. Melingo, Zavaleta, Hilda, Juana Molina. Yo tenía 19 y no era de un ambiente tan rockero, era medio un delirio. Charly venía y tocaba temas de Joni Mitchell, Joan Armatrading, James Taylor, Steely Dan. A partir de ahí nos hicimos muy amigos. Me empezó a presentar como 'Gabi, mi mejor amiga'"

“100 veces Charly” José Bellas / Fernando García. Ediciones B. 2016.

Charly García junto a Los Abuelos de la Nada

23. Pablo Ramírez: la vez que Charly 'no quiso vestirse de Gustavo Cerati'

“La estilista Caro Urresti me pidió ropa para vestir a Charly García en una portada de la revista Rolling Stone y me contó que cuando puso el abrigo negro, un traje y una camisa en el perchero. García exclamó: 'Yo no me voy a vestir de Gustavo Cerati!'. Fue gracioso haber reconocido el estilo de Cerati porque revelaba que la prenda ya había dejado de ser representativa de mi estilo para confundirse con la de un músico. Finalmente Charly usó el traje y de algún modo lo apropió a su estilo, llevando un tapado mío de un modo muy rockero, casi destruido”.

“Pret a rocker” Victoria Lescano. Planeta. 2010.

Charly García para Rolling Stone

24. Andy Cherniavsky: la era pictórica de Charly


“Charly, igual que ahora, intervenía todas las fotos, discos y revistas, como en la foto donde aparecen felices, posando con su primer disco de oro. A esa foto tan formal la intervino con lápices de colores: agregó pelos, máscaras, barbas, narices y cuernitos. Pintó el disco de amarillo, le puso 'Chiquitita' y bautizó al grupo Babba, en honor al cuarteto sueco ABBA, que era el boom de aquel momento. También intervino la tapa verdadera de Peperina: recortó una foto que hice de Pedro y la pegó sobre la foto de Peperina. Así comenzó lo que hoy se llama su período pictórico, con esa fotografía coloreada y el collage de Pedro. Charly y yo siempre tuvimos una coincidencia muy grande en cuanto a lo visual, él tiene un buen gusto tremendo. Cuando hizo el prólogo de mi primer libro de fotos, escribió: 'Con Andy tenemos una relación fotal'. ¡Y es absolutamente cierto!”

“Acceso directo”. Andy Cherniavsky. Planeta. 2020

Charly García y Andy Cherniavsky

25. Héctor Starc: la faceta de Charly como productor

El mejor productor del universo es Charly García, para él y para los demás. Yo he estado en estudios, donde yo llegaba a Panda a las 3 de la mañana y estaba él con un sintetizador que hacía “ssshhh...pipiii...pi”. 'Qué mal que está este pibe!'. Cuando largaban la base, quedaba bien. Eso es ser un productor. Yo a Charly le he escuchado hacer las cosas mas ridículas y el tipo cuando larga el tema, esa boludez queda bien".

“Distinto tiempo” Radio Nacional 22/9/2017

Charly García y Héctor Starc

26. Ticky García Estévez: el día que Charly salió con una cadena de ferretería

“No recuerdo si fue un viaje a Córdoba o Santa Fe, que con Charly García fuimos pensando el vestuario para un concierto de 'La Máquina de Hacer Pájaros' en el Luna Park. Empezamos con las camisetas y las zapatillas Flecha blancas porque yo hacía los comerciales de esas zapatillas y entonces tenía una gran cantidad de pares entre mi stock de vestuario. Recuerdo que había ideado varios cambios de ropa, separados por determinados juegos de luces, para los que cada músico tuvo su propia vestidora. En uno de los cambios, cuando se apagó la música, los músicos salieron vestidos como punks, con los pelos parados y capas negras, y Charly llevaba una cadena con eslabones muy gruesos que le habíamos encargado comprar a mi hijo de catorce años en la ferretería y que resultó ser muy pesada. La gente se desconcertó muchísimo. Yo les decía que el rock tenía que tener show".

“Pret a rocker”. Victoria Lescano. Planeta. 2010

Charly García

27. Litto Nebbia: el día que estuvo 10 horas escuchando música con Charly

"Yo lo adoro a Charly. Lo respeto porque es un tipo absolutamente original. Vino un día a casa y estuvimos diez horas escuchando a Los Gatos, Los Shakers, Los Byrds, que nos siguen gustando como antes. Estuvimos hablando sin ningún plan de nada. Alguien que no nos conoce no pensaría que Charly y yo podríamos estar juntos, y ese día en casa, lo pasamos bárbaro, pero ¿qué pasó ? La música".

Fragmento: "No digas nada" - Sergio Marchi

Charly García y Litto Nebbia

28. Carlos Cutaia: el don musical de Charly

“En Películas todos los integrantes querían meter mano y participar con sus propias creaciones. Pero en parte, cada uno pretendía llevar adelante su proyecto personal y eso atentaba contra el grupo. Ahora lo entiendo más a Charly -que ya quería irse al Brasil- porque él, como algunos pocos artistas, tiene un don: mientras uno componía dos canciones, él hacía diez. Pero no para competir sino porque no podía dejar de hacerlas. Una pulsión creativa".

“50 años rock. Lado A”. Miguel Dente / Daniel Gaguine / Matias Recis. Ediciones Diccionario 2016

Carlos Cutaia y La Máquina de hacer Pájaros

29. Amilcar Gilabert: la confianza de Serú Giran en su criterio musical

"Yo era un caradura porque me gustaba investigar. Con Serú Giran, por ejemplo, empecé con 'La Grasa de las capitales' y me daban libertad para producir el sonido. Los músicos no opinaban mucho, confiaban en mí. Recuerdo que los Serú Giran vinieron con Grinbank a Ion y arreglaron un turno de grabación por varios días. Pero empecé a trabajar con ellos, proponía cosas y a todo me decían que sí. Entonces fui para adelante y así salió el sonido de rotontons (de Oscar Moro), sin cámara ni nada, salvo las EMT famosas. Yo usaba la sala como ámbito sonoro. Por otro lado, los Serú Giran me dieron un arma tremenda que fue poder hacerle el sonido en vivo. Ahí vos escuchás cómo suena un grupo. Estaba en los ensayos y en los shows. Yo soy partidario de que lo que suena en el escenario se lleva al disco. Eso para mí es un principio fundamental".

Revista “Rec or Play”

Serú Girán

30. Jorge 'El Portugués' Da Silva: la grabación de 'Piano Bar' en cuatro días

"Un día me llama Grinbank para decirme que Charly quería grabar su nuevo disco conmigo en Ion. Como yo sabía que Amilcar era su ingeniero antes de responderle a Grinbank lo hablé con Amilcar y él me dijo que fuese para adelante. Lo único que me dijo fue: 'Cobrale caro' (risas). Así que cerraron el estudio durante una semana y al cuarto día ya teníamos grabado todo 'Piano Bar'. Fue una grabación buenísima, con todos tocando en la sala, estaban los GIT y Fito Páez. Charly es un tipo que ve el cuadro completo antes de empezar a grabar una nota, ya sabía lo que quería antes de entrar al estudio".

Revista “Rec or Play”

Charly García - Piano Bar

31. Raúl Porchetto: su encuentro con Charly arriba del escenario


“Nadie me creía que iba a ir Charly (al show por sus 45 años de trayectoria). Mucha gente ni siquiera sabía de la amistad que nosotros tenemos con Charly. Y en un momento voy para el lado de él, para que no quede solo. Si bien era un recital mío, ponerme adelante por ahí podía parecer una descortesía con la gente, pero me corrí para el lado que estaba él y todos los chicos vinieron y terminaron así. Me parece que era lo que correspondía, la mejor forma de despedirme. Y ahí es cuando se vuelve a levantar el telón, porque en realidad viene Mecha, la mujer de Charly, y me dice 'Raúl, Charly te quiere decir algo'. Y yo le digo: '¿Si Carlitos?'. Y él me dice: 'Quiero seguir tocando'. Le pregunto qué quiere tocar y me responde 'lo que quieras'. Juanse viene y me dice: 'Ruta 66' y algunos íbamos a poder tocar y otros no... me hubiera encantado hacer Ruta 66. '¿Te parece que hagamos de vuelta 'El Fantasma'?'. Ahí pido que suban el telón y arrancamos de vuelta con 'El Fantasma', ya con Juanse, con Willy... Estaba muy contento de volver a encontrarnos".

Entrevista - La Nación

Raúl Porchetto, Charly García, Nito Mestre


32. Bobby Flores: el día que Charly predijo el nuevo milenio

"Siempre me acuerdo de esto porque fue muy iluminatorio para mí. Estábamos a fines del '99, había mucho vértigo porque llegaba el 2000, era el momento del "Y2K", la gente no sabía qué iba a funcionar y qué no... no se sabía si las computadoras iban a poder tomar las fechas. Hoy 20 años después nos causa gracia, pero en ese momento era todo una preocupación. Nos encontramos con Charly en un café y me habrá visto medio preocupado, porque le dije 'Viste que viene el nuevo milenio, ¿llegaremos? ¿Cómo llegaremos?'. Y Charly me abraza y me dice: 'Bobby, el tiempo es una convención humana que inventamos para ponernos de acuerdo con los demás si nos tenemos que encontrar en algún lado. El 2000 no existe, está dentro de nuestras cabezas, no va a pasar nada, va a terminar el año y va a empezar otro día'. Y eso me quedó para siempre, qué lucidez tenía. El tiempo después le dio la razón".

Bobby Flores y Charly García

33. Lito Vitale: la primera vez que vio a Charly en la tele

"Estaba mirando un programa de televisión un domingo a la mañana con mi padre, en donde tocaban bandas de rock. En un momento aparece un primer plano de dos manos tocando un piano muy especial, entonces lo llamé a mi viejo, yo tenía 11 años, y empezamos a preguntarnos quién era ese flaco: era Charly. Cuando empezó Sui Generis, al toque fuimos a conseguir el disco 'Vida'. Charly nos cantó todo lo que nos pasaba a los adolescentes de ese momento, con una poética alucinante y una música preciosa. Lo admiré siempre porque yo quería ser tecladista y el hacía lo que yo soñaba hacer".

Charly García

34. Mario Breuer: sus horas de grabación con Charly

"Charly es el tipo del cual más yo he aprendido en un estudio. A veces lo veo como un profesor y a veces como un alumno; a veces como un padre y otras como un hijo. Pero sin los grises: blanco o negro, cero o punto, sí o no. A todo el mundo le gusta Charly porque le copan sus canciones, pero yo que compartí cientos de horas de grabación con él, te puedo decir que es un músico del carajo. Un tipo que toma una servilleta, dibuja cinco líneas, un pentagrama todo mal y escribe la melodía. Tira unos acordes y al toque tiene un tema."

Fragmento: "No digas nada" - Sergio Marchi

Charly García y Mario Breuer

35. Nito Mestre: datos curiosos sobre Charly

"Charly es un tipo súper tierno, aunque a veces no lo quiere reconocer. Es tímido, por eso lucha contra la timidez y su ternura. No le gustan el tomate ni la remolacha. No le gusta hablar por teléfono; es muy ansioso, quiere que las cosas sucedan y no esperar. Le gusta que lo llamen más que llamar él. Para comunicarse, prefiere derivar y que otro haga el llamado. Quiere llegar rápido a todos los lugares, e irse pronto, en el momento preciso que se le da la gana. No sabe manejar un auto ni a placé. Hace mucho, en el bosque Peralta Ramos, lo puse al volante: en una recta comenzó a doblar, para probar cómo era la dirección. En otra ocasión metió el auto en un médano. Por eso no tiene auto. Lo increíble es que una vez tuvo una moto y si sabía manejar, andaba de un lado para el otro con un tecladito atrás".

Fragmento: "No digas nada" - Sergio Marchi

Charly García y Nito Mestre

36. Joe Blaney: el día que Charly tocó en el Congreso de la Nación

"Lo que no olvidaré jamás es lo que ví en Diciembre de 1996. Me invitaron al Congreso a un homenaje que le hacían a Mercedes Sosa. De repente, lo veo entrar a Charly cargando un tecladito y un equipo Marshall. Estaban los diputados y los senadores pero el que captó la atención fue él. Le pusieron un microfonito y Charly subió al máximo el amplificador, tocó una nota y retumbó en todo el edificio. Fue muy gracioso ver a la clase dirigente argentina pegar un salto. Cuando comenzó a tocar su versión del Himno Nacional Argentino, su voz sonaba toda chillona, como distorsionada. Los políticos no lo podían creer".

Charly García y Joe Blaney

37. Enrique Pinti: el día que Charly le enseñó qué era un rap

"Conocí a Charly cuando hicimos 'Radio Pinti' con Pedro Aznar en 1991. Yo estaba en Edelweiss comiendo con gente, él vino, se sentó en mi mesa y me dijo que me veía haciendo un rap. Y yo me pregunté '¿Qué mierda es un rap?'. Él tuvo esa intuición; mi velocidad me hace rapear sin darme cuenta. Adoro la 'Canción de Alicia en el país'. Recuerdo que cuando él se sentaba al piano y se ponía a tocar yo me quedaba enmudecido. Y eso es bien difícil".

Charly García

38. Moria Casán: el día que Charly le dijo que era 'lo más rock' que hay en el país

"Cuando me dieron la libertad, Sofía Gala organizó una celebración de fin de año en su casa e invitó a Charly porque quería que le contara mi experiencia. Me dijo: 'Ahora sí, vos sos lo más rock que hay en este país. Ahora te convertiste en una celebrity porque todas las celebrities tienen su paso por la cárcel'".

Charly García y Moria Casán

39. Joaquín Sabina: la noche que Charly le puso la piel de gallina

"La otra noche lo ví hacer una cosa que me puso la carne de gallina, que es difícil de explicar y de entender, pero cualquiera que haya leído a Buñuel, a Bretón o a los surrealistas de los años '30 que hacían actos aparentemente violentos para provocar una reacción, la entenderá. Íbamos en un taxi a cenar a Edelweiss, y pasa un colectivo con los pibes que vuelven a sus casas a las tres de la mañana, completamente apretujados. De ellos, veo a dos que se quedan mirando a Charly; yo quería saber qué pasaba, y le digo: 'García mirá'. Él los observa y les dice 'Les doy un consejo, coman caviar'. Ese es García".

Fragmento: "No digas nada" - Sergio Marchi

Charly García, Fernando Szereszevsky, Joaquín Sabina y Diego Maradona

40. Josi García Moreno: su amistad con Charly

"Charly es un tipazo; creo que todos somos una familia de buenas personas. Nunca vi en él mala leche, ni cosas jodidas: es un tipo que tiene un ego muy grosso. Es travieso, es pillo y sabe dónde pega. No tira patadas al viento, te la da ahí. Pero también se arrepiente, viene y te da un abrazo.
Una vez hablábamos de laburar juntos y él me decía: 'Si yo doy tres saltos mortales no quiero que los des conmigo'. Le dije que quería poder ayudarlo a sostener la red, por si caía. Me contestó: 'Si yo salto con red ya no es lo mismo'. Me dolió pero tenía razón".

Blog Anécdotas García

Charly García

Charly según amigos que ya no están

41. Gustavo Cerati: su admiración por Charly

"La música de García me empezó a gustar con 'La Máquina..'. Uno comienza a prestarle atención a los artistas cuando hacen mutaciones interesantes y jugadas. Serú Girán también tuvo momentos muy grosos, pero el auténtico Charly apareció con su primer disco solista. Mucha gente elige 'Clics modernos' como el gran disco de García; sin embargo, 'Yendo de la cama al living' es su obra cumbre. La energía de Charly es arrolladora. De repente muta de un ser psicópata a ser un tipo sensible y débil. Tiene facetas muy especiales. Charly es un gran generador de cuestiones sociales".

Fragmento: "No digas nada" - Sergio Marchi

Charly García y Gustavo Cerati

42. Diego Maradona: el día que habló con Charly de su gol en el Mundial '86

“Nunca me voy a olvidar de nuestras charlas. Cuando me preguntaste: '¿Qué título le pondrías a tu segundo gol a Inglaterra?', al toque te respondí: ‘Miré el arco y esquivé patadas’”.

Clarín

Diego Maradona y Charly García

43. María Gabriela Epumer: la confianza que Charly le tenía

"Charly me guía. En el solo de guitarra de 'Cerca de la revolución' que grabamos para MTV Unplugged, su “Hey Maria!”, antes de empezar mi parte en el tema representa la confianza que él me tiene después de haber estado tocando juntos durante ocho años. Charly es un mito viviente…”

Revista “Pelo” Nro 500 - Febrero 2001.

María Gabriela Epumer y Charly García

44. Palo Pandolfo: su fanatismo por Charly

"Yo soy fanático de Charly, y lo escuché antes de conocer la música de Spinetta. García me enseñó un montón de cosas: 'Canción de Alicia en el país' me abrió la cabeza; era un panorama político que mi hermana me enseñó. Desde Sui hasta ahora el tipo fue una luz".

Fragmento: "No digas nada" - Sergio Marchi

Charly García


Charly García según su familia

45. Carmen Moreno, mamá de Charly: el día que aprendió a tocar el piano

“Tras haber regresado de un viaje por Europa, me di cuenta que Carlitos había aprendido a tocar 'Torna a sorrento', la melodía que venía en una cajita musical. Cuando lo escuché tocar esa canción, lo llevé al departamento de un vecino que vivía en el piso de arriba y tenía un piano grande y enseguida se puso a tocar como sin nada. Al otro día fui y le compré uno. Cuando terminó el secundario mi marido quería que hiciera el ingreso a la universidad, pero Charly lo único que quería era tocar”.

Revista Rolling Stone. “Carlitos antes de Charly” Bruno Larocca. Historia 2016

Charly García junto a sus padres

46. Migue García, su hijo: su convivencia con Charly

"Cuando vivíamos juntos era medio tremendo, porque teníamos los cuartos enfrentados y las camas en la misma posición. O sea que sentados en las camas con las puertas abiertas nos veíamos, y cuando había una situación tensa era más… O cuando había una chica por ahí. En eso siempre estuvo todo bien porque el viejo es híper gamba en todo. Me acuerdo levantarme tipo seis de la mañana para ir al colegio y encontrármelo todavía despierto del día anterior, para contarme un pedazo de 'La Ilíada' y 'La Odisea' cada mañana, cada vez que me iba a la escuela. Él me despertaba, me sentaba y me lo contaba como se lo acordaba. Como él lo contaba era muy particular, y yo me iba con esas historias al colegio. Tener a tu hijo y flashearlo con una cosa alucinante y tan loca como la historia de los griegos, es muy copado".

Migue y Charly García

47. María Rosa Yorio, ex mujer y madre de Migue: los temores de Charly García

“Cuando nos conocimos a veces le llevaba regalitos a su casa. Una vez, por ejemplo, le hice un compilado con escenas suyas en televisión. Apenas vio el video, salió corriendo. Eran sus temores atávicos. Sus paranoias. Cada vez que aparecía una carta documento en su buzón del correo, Charly la tiraba a la basura sin siquiera mirarla o dársela a algún abogado. Así, sin saberlo, se declaraba en rebeldía ante la ley y gatillaba todos esos procesos legales y juicios que han puesto en jaque su economía más de una vez”.

Blog Anécdotas García

Charly García, María Rosa Yorio y Migue

Charly García según sus fans

48. Guido: El día que se encontró a Charly en un show de Paul McCartney

"Año 2010, Paul McCartney en River. En la primera noche fui al campo VIP a la fila 17. Antes de comenzar el show la gente se agita: llegó Charly, y no solo llegó, sino que para mi sorpresa se sentó a tres asientos del mío. Durante 'Helter Skelter', ya con la gente parada y cantando, me animé a acercarme. Lo miré, me miró y ambos miramos a Paul cantar. Me hizo un gesto de aprobación con la mano y cantamos moviendo las cabezas al ritmo del tema. Un ídolo arriba del escenario y otro ídolo al lado mío. Fue una noche perfecta".

Charly García y Paul McCartney

49. Gabriel: El día que Charly lo vio ser el primero en la fila de Obras Sanitarias

"Siempre digo que Charly compuso la banda de sonido de mi vida. En el año '87 u '88, Charly presentaba el último disco que había sacado en Obras Sanitarias y, como buen fanático, yo estaba adelante de todo, en la valla. Fuimos muy temprano para ser los primero en entrar. Haciendo la fila por Libertador, en un momento me voy vuelta y veo que viene un taxi. ¿Quién estaba adentro? ¡Charly! Habría llegado para hacer la prueba de sonido. Yo lo miro y me quedo estupefacto viendo que era Charly y se ve que a él le llamó la atención que éramos las primeras personas de la fila y cruzamos unas miradas. Y se ve que por mi cara de asombro decidió sonreírme, y yo me quedé con ese recuerdo para toda la vida".

Charly García

50. Tony: El recuerdo del concierto '360' de Charly en Ferro

"Lo que más me acuerdo de Charly, y lo que más me gustó, fue su show en Ferro en 1993. Había hecho un show '360', que todavía nadie lo había implementado acá. El escenario era redondo y estaba ubicado en el medio de la cancha. Vos podías verlo desde cualquier lado y él daba la vuelta por todos lados. Me acuerdo que había una pasarela que tenía unos 3 metros de alto aproximadamente, y nosotros lo veíamos super alto. La pasarela era como un puente. En un momento, un loco se trepó con otro y se paró justo adelante de él cuando venía caminando por la pasarela. En ese momento Charly se asustó, pero el tipo se arrodilló ante él y lo alabó. Fue una locura, en ese momento no había seguridad ni nadie que lo sacara".

Charly García

51. Dolores: la odisea de 9 horas para sacar entradas para ver a Charly

"Mi mamá me encontró en el living con 'Rezo por vos' a todo volumen y los ojos empapados en llanto. 'Mamá, me quiero morir, no voy a poder ver a Charly' , le dije, luego de hacer 9 horas de fila virtual para ver la presentación de La Torre de Tesla en el Gran Rex. Toda mi familia estaba pendiente de mi desesperación para conseguir las entradas. Ese día fue histórico: estuve 9 horas haciendo fila, intentando dormir y delegando la computadora a mis familiares para poder ir al baño. Cuando me desperté al otro día vi que seguía siendo un número larguísimo y que no iba a poder ir. Me puse a llorar desesperada. Finalmente pude verlo en 2019, por única vez, en el Luna Park".

Charly García

52. Walter: su perseverancia en la fila para el homenaje a Charly del CCK

"Van más de 20 horas pero estoy contento porque es un homenaje muy merecido porque Charly es el primer artista argentino multitudinario de todas las generaciones".

Télam

Charly García

53. Facundo: el significado de Charly en su vida

"Charly para mí significa inspiración, poesía, música, es un gran artista y es parte de nuestra religión seguirlo a todos lados".

Charly García

54. Olivia: la comparación de Charly con Diego Maradona

"Charly es todo, después del Diego es el dios del pueblo. Los argentinos estamos atravesando momentos muy sensibles y está bueno que nos emocionemos por cosas buenas".

Diego Maradona y Charly García

55. Jorge: Charly García en plena dictadura militar

" En 1977 tocaba en el Luna Park con La Máquina de Hacer Pájaros. En pleno concierto entra la policía y se quiere llevar a un flaco, entonces Charly para de tocar y empieza a cantar 'que lo suelten', agita a la gente y todos empezamos a cantar. Gracias a eso lo sueltan y se van. Fue en plena dictadura, esa noche se quedó tocando por casi cuatro horas".

Charly García y La Máquina de Hacer Pájaros / Foto: Rubén Andón

Los momentos épicos de Charly García

56. "Charly & Charly": el recital privado que le ofreció a Menem

Fernando Szereszevsky era jefe de prensa de Kohan, y un martes al mes llevaba a diversas figuras a la Quinta de Olivos para 'saciar' el cholulismo de Carlos Ménem. Cuando el encuentro se concretó en Presidencia compraron decenas de los brazaletes de Say no more que usaba el músico en sus shows, y se lo colocaron hasta a los mozos. Aquella noche cenaron, bebieron y disfrutaron de un concierto íntimo que quedará entre las paredes de la residencia presidencial.

Infobae

Charly García y Menem

57. Charly García y Luis Alberto Spinetta: el día que le avisaron en vivo que su casa se estaba incendiando

"Charly García y Luis Alberto Spinetta comenzaron a reunirse en 1985 con el objetivo de hacer música juntos. Un día Spinetta fue con una combi y los equipos a buscar a García para grabar un programa de televisión. Comenzaron a cantar 'Rezo Por Vos': "Y queme las cortinas y me encendí de amor...", cantaban cuando en pleno show un asistente interrumpió para avisar que Charly tenía una llamada telefónica urgente: su casa se estaba incendiando. En medio de la desesperación se escuchó a Spinetta decir: 'Loco, la culpa la tengo yo', a lo que Charly respondió, 'Callate, tarado'".

"Corazones en llamas" - Laura Ramos / Cynthia Lejbowicz

Luis Alberto Spinetta y Charly García

58. Charly vs Jorge Lanata: el día que el músico trató de 'pelotudo' al conductor

En el 2000, Charly fue invitado a Día D, programa que Jorge Lanata conducía en América. El conflicto comenzó cuando Lanata afirmó: “Sí, la música está arriba de la política, suponiendo que hagas arte”; a lo que Charly le cuestionó: “¿Sabes lo que es el arte?”. “No, ¿vos?”, retrucó Lanata, y Charly argumentó: “Sí, es cagarte de frío”. Inmediatamente le pregunta al conductor: “¿A vos te parece que yo soy artista?”. “No lo sé, te digo en serio, no lo sé, yo creo que hiciste grandes cosas y que después te empezaste a copiar a vos y creo que te das cuenta”, respondió Lanata contundente. Ahí fue que Charly realizó su histórico comentario: “Yo pienso que vos sos un pelotudo”.

Charly García y Jorge Lanata

59. Charly y Susana Giménez: su charla sobre el romanticismo

En una de las tantas entrevistas que el músico le concedió a la diva se animó a hablar de 'temas del corazón'. Al ser cuestionado por la conductora sobre si 'era una persona romantica', García afirmó: "Sí, mucho". "Mi amor... ¿te gusta, por ejemplo, una comida con velas a la luz de la luna?", continuó la rubia, a lo que el rockero respondió: "Soy romántico, no boludo".

Charly García y Susana Giménez

60. Charly y Jorge Guinzburg: la 'primera vez' del músico

"En un festival había mucha gente y se metió una groupie, estas chicas que siguen a los músicos, abajo del piano mientras yo tocaba 'Y rasguña las piedras...', esa fue mi primera vez. No la volví a ver, nunca supe quién era. Cuando apretaba el pedal era medio engorroso".

Charly García, Graciela Alfano, Joaquín Sabina, Jorgue Guinzburg y Diego Maradona

61. Charly García y su reflexión sobre el éxito

Durante una entrevista televisiva, el ícono del rock fue interpelado sobre su visión respecto al éxito. Con una metáfora, el músico despertó los aplausos de las conductoras de programa. Charly comenzó a relatar un cuento corto: "Hay un tipo que va caminando y se encuentra con un gurú, y le dice '¿Dónde está el éxito?', y le señala un camino, entonces continúa caminando y en un momento cinco tipos lo muelen a palos. Luego se lo encuentra otra vez y vuelve a preguntar lo mismo a lo que le señalan otra vez ese camino en donde nuevamente lo golpean. Entonces furioso le vuelve a preguntar '¿Dónde está el éxito?'. 'Ahí... un poquito después de las trompadas'".

Charly García

62. Charly García: el día que saltó desde un noveno piso

En el año 2000 el cantante se encontraba en el Hotel Aconcagua de Mendoza en donde se arrojó desde el noveno piso hacia la pileta del edificio. Increíblemente, el cantante salió ileso y posó para las cámaras de los medios que estaban cubriendo el hecho. En el último disco de Sui Generis publicado el 30 de octubre del 2000, Charly compuso dos canciones que reflejan ese momento: 'Me tiré por vos' dice, "Estaba muy aburrido en mi Mendoza fatal. Dije: ‘¿Qué me falta ahora? ¡Solo aprender a volar!. Mirá pendejo, me tiré por vos…” y 'Noveno B', que relata: "Me voy a tirar del noveno piso, me voy a tirar al mar. Me voy a tirar sin pedir permiso, me voy a tirar igual…” 

Charly García

63. Cuando Charly mostró la cola en el escenario

En noviembre de 2011, poco después de cumplir 60 años, cometió una nueva picardía: le dio la espalda al público y se bajó el pantalón mostrando sus partes íntimas. Ante este hecho fue ovacionado por su publico.

Charly García / Foto: Primicias Ya

64. Los escándalos de Charly García con otros países

Durante un tiempo Charly tuvo prohibido el ingreso a Uruguay tras agredir a un paparazzi que intentó sacarle una foto. También tuvo conflictos en Colombia por llamarla "Cocalombia". En Costa Rica, durante los años ochenta, un concierto suyo terminó en una batalla campal cuando los organizadores quisieron suspender el recital por la lluvia.

Charly García

65. Cuando Charly confrontó a un policía en Mendoza

En 1983, García se desnudó en pleno recital. Como consecuencia, un policía le golpeó la puerta de la habitación donde se hospedaba y le dijo: "¡Abra: soy policía!", a lo que Charly respondió: "¿Y yo qué culpa tengo de que usted no haya estudiado?".

Charly García

66. Charly García vs Ricardo Arjona: cuando criticó al público del guatemalteco

En 2010 Charly García se metió en una polémica entre Fito Páez y Ricardo Arjona. Todo comenzó cuando Páez aseguró que Arjona era un síntoma de 'aniquilación cultural', a lo que García definió que su público y el de Arjona son muy distintos. "El de Arjona es más de amas de casa, que ven telenovela, y es muchísima gente", aseguró.

Charly García

67. Cuando Charly García acusó de plagio a Bruno Mars

En el año 2017 Charly acusó por plagio a la estrella pop estadounidense Bruno Mars en una entrevista con la revista Billboard. El músico se explayó sobre el tema convencido de que la canción 'Uptown funk' "estaba demasiado inspirada" en su 'Fanky'.

Charly García

68. La noche en la que Charly llegó al festejo de sus 68 años en una limousina grafiteada por él 

En 2019, la salida de su departamento en Coronel Díaz rumbo al festejo privado de sus 68 años en un lugar secreto de Puerto Madero junto a un “grupo selecto de íntimos” fue a lo Say no more. En compañía de su manager y fan Guillermo Tato Vega, y con un outfit azul y un choker en el cuello, Charly García atravesó el portón de su edificio de Recoleta, saludó a más de una decena de fans que lo esperaban y se subió a su “limurock”: ni más ni menos que una impactante limusina grafiteada por él mismo y con el logo de SNM en la luneta. Una suerte de intervención dadaísta que cubrió los vidrios blindados con trazos alzados en azul, rojo, naranja y amarillo. 

69. Juanse y el recuerdo de cuando Charly se compró "toda una vidriera"

Paso, subo y veo que Charly estaba sentado en un carrito de supermercado que teníamos en el balcón. Tenía el departamento lleno de cajas con televisores, cámaras, radios… de todo había. Me acerco y le pregunto: ‘¿Qué es lo que estás haciendo?’. Y me dice ‘Crucé y le dije: quiero toda la vidriera. El tipo no me quería creer, y fui y me la compré, man. Me compré la vidriera porque la quería toda’“.

Charly García y Juanse

70. La tarde en Punta del Este en la que Charly les envió un mensaje a los mediáticos

En el verano de 2011, Charly habló con GENTE en Punta del Este y confesó que tenía fascinación por los programas de espectáculos. “A veces hago zapping, agarro los programas de chimentos que llegaron a un nivel de bizarrismo tremendo. Todos dicen lo mismo: ‘Yo tengo códigos, vos no’. ¡Yo quisiera saber cuáles son los códigos”, disparó. Además añadió: “El código no es el código. Los códigos son para los mafiosos. Y bueno, de alguna manera son mafiosos. Y el otro latiguillo que tienen es: ‘Respeto por mi persona’”. Con su típico humor les envió un mensaje a aquellas figuras que se autoproclaman artistas: “Si ellos son artistas, yo tendría que decir que soy Picasso”.

Charly García

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig