Luciana Salazar compartió imágenes de su infancia para demostrar el increíble parecido con Matilda – GENTE Online
 

Luciana Salazar compartió imágenes de su infancia para demostrar el increíble parecido con Matilda

La modelo utilizó su red social Instagram para abrir el baúl de los recuerdos y comparar las fotos de su niñez con las de su hija. "Hasta el pelito igual a mami", escribió la bailarina.

Luciana Salazar se muestra feliz y plena al tener a su hija Matilda en su vida. La pequeña de tres años llegó a este mundo a través de una subrogación de vientre realizada en Estados Unidos y se convirtió en lo más importante para la modelo.

Desde que la presentó ante el público, en las redes sociales muchos de los usuarios suelen dudar que la niña es hija de Luli ya que creen que la pequeña no se parece a su madre y que tiene rasgos físicos muy distintos a ella y su familia.

Sin embargo, Salazar se encargó de desmentir muchas veces esta versión y comprobar que Matilda es muy parecida a ella cuando era chiquita.

En esta ocasión, utilizó sus historias de Instagram para comparar fotos vintage con fotos actuales de su hijita y mostrar el increíble parecido entre ambas.

En una de las postales, se la puede ver a Luciana en su infancia con su cabello largo y rubio, y sonriendo a la cámara como suele posar Matilda. En otra, compartió dos imágenes donde se observa a la nena sonriendo y con el mismo peinado que su madre. "Hasta el pelito igual a mami", comentó Luciana en dicha publicación.

Además, compartió más imágenes de su niñez para comprobar que Matilda salió a ella. "Cada día me parezco más", escribió al respecto.

LUCIANA SALAZAR Y LA RUTINA 'BEAUTY' DE MATILDA ANTES DE IR AL JARDÍN

En una profunda e íntima entrevista que concedió a GENTE el año pasado, Luciana Salazar contó que ella y su hija Matilda se levantan muy temprano para comenzar con su rutina “beauty” y que le lleva como mínimo unos 40 minutos: “A veces me levanto a las cinco. A las 6:45 desayunamos. Y después siguen los cuarenta minutos de Matilda. Es su tiempo exclusivo para look y pelo”.

Y explicó: Nunca fui hábil para el peinado, así que durante las vacaciones me quedaba hasta tardísimo mirando todos los tutoriales en redes y en YouTube, hasta que le tomé la mano. ¡Aprendí a hacer varios estilos de trenzas, eh! Es una santa. Mientras mira su i-Pad experimento un peinado distinto. Mientras no se lo corte... ¡Le tiene pánico a la peluquería!

“Para vestirse es lo más: tiene medido el tiempo y sabe cuánto le llevará estar lista. Ya reconoce las marcas de las carteras", expresó.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig