Los secretos de Marcelo Giacobbe, el diseñador que aprendió a nadar contra la corriente – GENTE Online
 

Los secretos de Marcelo Giacobbe, el diseñador que aprendió a nadar contra la corriente

Es el nuevo favorito de la moda argentina. Lo eligen desde Tini Stoessel hasta Juliana Awada: su clave es involucrarse con la historia de cada mujer para que pueda brillar con su luz. 

Marcelo Giacobbe (38) estudió Diseño a pesar de la advertencia de su padre. Él le adelantó que era un ámbito difícil y en el que no contaba con apoyo. Lejos de desalentarlo, esto terminó convirtiéndose en un trampolín para sumergirse en la moda. Un ámbito en el que hoy se mueve como pez en el agua, pasando de la frivolidad al peso que tiene como industria y de allí a la posibilidad de expresarse. Necesitaba hacer su sueño realidad y hoy asegura estar viviendo esa fantasía.    

A los 38 años y con una gran trayectoria, Marcelo Giacobbe reconoce haber recibido mucho de sus padres. De hecho, suele repetir como un mantra que lo define las últimas palabras que le dijo su abuela: "Sos un chico de suerte". A su padre le debe el amor por la construcción y a su mamá el don de hacer las cosas con alegría. Compartió proyectos profesionales con sus hermanos, Julián y Mariela, y juega con su sobrina Elena, quien no deja de preguntarle cómo es vestir a Tini, su ídola.

Es que si algo caracteriza a Giacobbe es su capacidad de llegar a todas las mujeres, Aprendió a escucharlas, a entender sus historias y disfruta de acompañarlas en momentos clave de su vida. "Me siento cómodo al decir que yo soy un aliado de las mujeres. Hay cierta visión más antigua del diseño en la que está la idea del 'dictador de tendencias', como Dior. Pero fui descubriendo que lo más lindo que tiene mi trabajo es acompañar a las mujeres en momentos cruciales de su vida. Reconocer que mi trabajo como diseñador es vestir mujeres me obliga a hacer algo personalizado. Puedo brillar haciendo que alguien más brille".

Las 5 preferidas de Marcelo Giacobbe

"Dafne Cejas, que es una amiga del alma. Ella tiene algo como iconoclasta: es rebelde, pero no por ir en contra de las normas, sino que tiene una rebeldía más profunda".

"Juliana Awada es impecable, dulce. Muy encantadora en todos los aspectos. Estoy muy orgulloso de haber vestido a la Primera Dama. Imaginate lo que significa eso para alguien que se formó en la Universidad pública. En el G20 se puso un vestido mío, estaba con Angela Merkel, con la gente más poderosa del mundo y había algo mío ahí...".

"Otra a la que admiro es Celeste Cid. Ella fue la primera que lució un vestido mío en una portada de GENTE. Es súper dulce, muy naïf, pareciera que está despegada de la realidad, como una ninfa que pertenece a otro mundo. Ella es de otro mundo, siempre ilumina".

Carolina Ardohain! Ella es pura energía. Lo que genera es arrollador, pero cuando la conocés es muy bajada a la tierra, muy humana. Siempre que vas a probar están los chicos al lado, es muy madraza. Tengo un sinfín de experiencias de Carolina, aprendí mucho de ella. La ves y es como una pichoncita muy dulce e inteligente y al mismo tiempo es una femme fatale que centraliza todas las miradas, tiene un magnetismo increíble".

"Y Tini. Es perfecta. Un torbellino de energía, hace las pruebas bailando, quiere saber si lo que usa va a funcionar en movimiento. Toma algo y enseguida se lo apropia. Tengo una sobrina que se llama Elena, tiene 10 y está loca con los vestidos de Tini. Me pregunta cómo los hago, si se los prueba y si le gustan".

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig