Los 10 años de La jaula de la moda: «Con glamour, diversión, creatividad y arte logramos algo que nunca imaginamos» – GENTE Online
 

Los 10 años de La jaula de la moda: "Con glamour, diversión, creatividad y arte logramos algo que nunca imaginamos"

Horacio Cabak, Mariano Caprarola, Fabián Medina Flores y Claudio Cosano celebran con GENTE el décimo aniversario de este sorprendente programa de cable, que ganó ocho premios Martín Fierro, incluyendo el de oro.
Entretenimiento
Entretenimiento

Cabak: “En estos diez años hicimos muchos programas distintos”

“Cumplir una década haciendo un mismo programa es un verdadero logro y una satisfacción. Es haber encontrado un grupo de amigos para trabajar, es haber sumado amigos a lo largo de los años, y es haber sabido actualizar el programa para que no quede antiguo".

"Porque muchas veces pasa que uno se instala o se ancla en un formato y la gente se aburre antes que uno mismo, y me parece que logramos actualizarlo. O sea, si comparás el formato del primer capítulo con lo que estamos haciendo ahora prácticamente es un show distinto, y me parece que en estos diez años hicimos muchos programas diferentes, más allá de que todos se llamaron La jaula de la moda".

"En retrospectiva, a mí el formato me divirtió de entrada, porque unía mis dos vidas mediáticas: la de modelo –aunque sólo trabajé seis años en esa profesión– y la de conductor. Eso sí, confieso que me fui acercando a la moda en estos años, porque antes a mí no me interesaba demasiado: seguía usando los mismos sacos y los mismos pantalones, y los chicos me empezaron a pulir. ¡Me tunearon mucho!”.

Medina Flores: “Cuando murió Jorge Ibáñez quise dejar el programa”

“Hace diez años yo me encontraba en un mood totalmente diferente. Estaba dando un curso llamado ‘Mujeres del Siglo’ en el Museo de Bellas Artes y de repente aparecieron dos personajes –Eugenia Clemente y Esteban Farfán– a contarme un proyecto televisivo... En ese momento la gente de la moda estaba en la moda, y la de la televisión en la televisión. Inmediatamente dije sin vueltas que no me interesaba".

"Pero después charlé con Coco Fernández y me di cuenta de que si nunca aparecíamos, la moda nunca iba a tener voz. Me convenció de probar un mes... ¡Sólo un mes! Pasaron los meses, llegó el primer premio Martín Fierro, y me pareció una locura compartirlo con mi mejor amigo, Jorge Ibáñez".

"Para nosotros era terapéutico estar juntos al aire, por todo lo que nos divertíamos. De hecho, yo quise dejar el programa cuando él murió, porque fue muy duro para mí. Me costó muchísimo: tres años de terapia. Pasé situaciones muy incómodas durante tres días. Fue una secuencia horrible, complicada. Yo pensaba que no iba a poder volver a hacer algo creativo y lúdico. Pero hubo un momento, después de la misa de Jorge, en que había que transmitir un especial de su vida, y Coco me dijo que era su mejor amigo, que esto había que hacerlo por la gente y por él, y lo hice. Y después, como en la vida, todo pasó, se fue adaptando y volvimos a recuperarnos. Hoy considero que La jaula de la moda es una experiencia de vida que atraviesa indudablemente la mía”.

Caprarola: “Yo nací sabiendo que esto era lo mío”

“Cuando era chiquito me encerraba en el cuarto de mi mamá y las cortinas eran mi teatro, el nebulizador mi máquina de humo, y los veladores el reflector. Entre función y función, de mesa de noticias, de comedias o lo que sea, yo comía un sándwich detrás de mi cortina como si estuviera en mi camarín. Es que nací sabiendo que esto era lo mío, no había otra forma".

"Yo soy un artista y no me encasillo como un tipo de la moda. La moda me parece frívola y a veces provoca distancia con la gente, y yo siempre quiero ser alcanzable para la gente. Así que nunca me van a escuchar diciendo: ‘Una mujer tiene que tener como imprescindible una cartera Chanel’... Eso a mí no me parece. Para mí todas las mujeres son reinas, desde Margarita Barrientos hasta Juliana Awada, son bellas todas. Por eso, cuando me convocaron para La jaula... hace cinco años y me dejaron ser libre, pude jugar sin ficcionar nada. El que ven es el que soy".

"Y algo que me sorprende es que puedo llegar enojado o quejoso, pero cuando se encienden las cámaras yo me enciendo. ¡Es mágico! Además, el ciclo es más visto de lo que la gente se imagina: me llegan mensajes de Australia, de Francia, de muchos lados. Lo que más me gusta es que me identifican como un tipo camaleónico, un entretenedor. Siento que mi nombre se dio a conocer por este programa. Agradezco a Coco Fernández por hacerlo posible: yo era un barrilete sin rumbo en el medio, hasta que él dio en la tecla y me potenció como profesional. Hoy tener una madre de 89 años que se enorgullece de que nombren a su hijo, es un sueño cumplido. No puedo pedir más que eso”.

Cosano: “Me da escalofríos recordar tan buenos momentos”

“Hace nueve años yo estaba pasando por una explosión laboral de mucho estrés. Cuando me invitaron a participar de La jaula... lo sentí como un recreo del atelier, y fue genial. Desde entonces fueron transcurriendo los años, pasaron personas que ya no están, nos divertimos viajando y haciendo producciones, hicimos desfiles de moda y premios, convivimos... ¡tantos recuerdos lindos!"

"Hubo un momento, hace dos o tres años, que quedó como un hito en el programa: fue cuando le hicimos el traje de fiesta a dos mellizas –Betty y Mary– que cumplían noventa años y amaban tanto a Mirtha Legrand que querían estar como la Chiqui, y yo, que la visto siempre, les hice dos vestidos. ¡Eran La Chiqui y Goldy! Fue un momento que marcó el rumbo de La jaula..., porque la fiesta fue en Las Flores y nosotros aparecimos a la una de la mañana de sorpresa, parados sobre el techo de un camión de bomberos. ¡Me da escalofríos de sólo recordarlo! La gente salía del salón a vernos y las mellizas no lo podían creer".

"Vivimos momentos divinos. Así también hubo novias, quinceañeras y muchas situaciones que me alimentan el alma. Es que a esta altura de mi vida, con tantos años en la moda, me gusta hacer cosas que queden, que sean creativas y diferentes. Necesito estar motivado, y hasta ahora van diez años de motivación... ¡Es un montón! Ojalá sean muchos más. Aunque ya estoy viejo y llevo 29 años en la moda. Es más, diría que casi que estoy para retirarme. Pero cuando lo haga, o me quedo en la tele a gilastrear, o me retiro del todo. No sé... No quiero ser eterno en algo que nunca va a ser eterno”.

Por Kari Araujo.
Fotos: Christian Beliera.
Producción general: Sofía Esther Ortiz.
Modelos: Lucía Schander y Joaquina Toledo (de Lo Management de Lorena Ceriscioli), Alexia Toumikian, Rocío Vivas, Antonella Graeff y Guillermina Villa Simon.
Make Up: Bárbara Mencia y Macarena Parada para Vero Luna
Peinaron: Leticia Elizabeth Chirieleison e Indira Cristina García Matos, para Mala Peluquería
Marcas: Fahoma, Carpincho, Rochas, Allegra Flore, Bartolomé Joyas, @Baldo.arg, Olegario, Zapatos Passotti y El Ojo Clínico
Catering: @laabuelaanna.
Agradecimiento especial a Estudios Caracol (@estudioscaracol), Javier Saiach (estilismo de Caprarola, Magalí Mellas), Gabriel Lage, Jorge Rey, Claudio Cosano y José Valosen.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig