Polémica por ‘Gambito de dama’: de cuestionamientos de expertos a aplausos de maestros del ajedrez – GENTE Online
 

Polémica por 'Gambito de dama': de cuestionamientos de expertos a aplausos de maestros del ajedrez

Una serie de expertos marcaron las inconsistencias de la serie al representar el juego en la ficción que, por otra parte, contó con dos ajedrecistas que entrenaron a los actores. 
Entretenimiento
Entretenimiento
Anya Taylor-Ann, la protagonista de la serie suceso, hija de un argentino.

Las críticas en las redes a Gambito de dama, la serie furor de Netflix, que narra el arduo camino de una niña huérfana y adicta en un mundo machista como el de ese juego, van de la mano de la palabra de expertos a ironías con hilos virales que hasta más de uno creímos, retuiteamos y comentamos.

Beth Harmon, la atribulada joven que a los 8 aprende ajedrez en el sótano de un orfanato y se convierte en celebridad al ganarles a los maestros más experimentados.

La indignación del tuitero al aclarar supuestos descuidos técnicos referidos a la clásica "defensa siciliana" era tal que muchos no dudaron en que se trataba del hilo del año... pero no fue más que una ironía sobre la propia manera de construir hilos virales.

El falso hilo viral sobre los errores de Gambito de dama.

Más allá del humor, hubo cuestionamientos por parte del experto Dylan Loeb McClain, quien escribió su opinión en el New York Times. Aunque explicó que al trabajar con dos consultores (el ex campeón mundial Garry Kasparavov y Bruce Pandolfini, un conocido entrenador de NY) la serie ha evitado errores del manejo del tablero –tan usuales en la representación del juego en la ficción–, señaló que "hay áreas en las que la serie se queda corta". Como ejemplo, dio "la rapidez con la que los jugadores se mueven en los torneos". Es que en las partidas, Beth y sus oponentes hacen sus movimientos en apenas segundos y terminarían el juego "en minutos, no en horas".

"Hay áreas en las que la serie se queda corta. Por ejemplo, la rapidez con la que los jugadores se mueven en los torneos. Es que en las partidas, Beth y sus oponentes hacen sus movimientos en apenas segundos y terminarían el juego en minutos, no en horas"

Otro de los errores que resaltó McClain es que los competidores no se hablan durante la partida: "No sólo se considera mala conducta deportiva; también va contra las reglas".

Por fuera de lo técnico, Gambito de dama recibió otros comentarios. Leontxo García, periodista de El País de España y profesor de ajedrez, escribió una larga columna en la que celebró la visión feminista de la serie pero criticó la caracterización del personaje de Beth Harmon, por contribuir al estereotipo típico del ajedrecista.

"La gran mayoría de los ajedrecistas no son locos ni adictos a sustancias"

"Es rarísimo que un escritor o guionista recurra al ajedrez sin asociarlo con locos de toda índole o desequilibrados o individuos más anómalos que un perro verde, como si ajedrecista y persona normal fueran antónimos", señaló García, quien además coincidió respecto de las exageraciones. Según aclaró, por el contrario, la gran mayoría de ajedrecistas "no son locos ni adictos a sustancias". En ese mismo sentido, el periodista Diego Londoño también se lamentó por el hecho de que el guión asocie al ajedrecista "con el enfermo mental y el asocial".

"Los juegos retratados en la serie no sólo son realistas, sino que son reales, basados en competiciones reales", escribe el experto Dylan Loeb McClain en el New York Times.

A favor de la serie hubo también muchas expresiones, como la de la campeona española Sabrina Vega, quien celebró la serie y agradeció "que Netflix apueste por el ajedrez y lo acerque a una gran audiencia", y el maestro de ajedrez Miguel Illescas (también español), quien observó las partidas con atención y sentenció que "parecen profesionales".

Illescas dijo que "sacando algunas cosas" es un producto muy logrado y que cree que las tomas de manos, por la calidad de sus movimientos, no fueron representadas por actores sino por expertos. Tal como se supo, los expertos les enseñaron a los actores cómo jugar y mover las piezas como si hubieran jugado ajedrez toda la vida.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig