La historia del baile de Lady Di y John Travolta que paralizó a la Casa Blanca: “Disculpe, Princesa, ¿le gustaría bailar?” – GENTE Online
 

La historia del baile de Lady Di y John Travolta que paralizó a la Casa Blanca: “Disculpe, Princesa, ¿le gustaría bailar?”

En una recepción organizada por el presidente Ronald Reagan en 1985, la princesa de Gales pidió que el actor fuera uno de los invitados especiales. Una noche de amor platónico y pasos de película.
Entretenimiento
Entretenimiento

Todo comenzó cuando –en el marco de una visita protocolar de Lady Di y el príncipe Carlos a los Estados Unidos bajo el gobierno de Ronald Reagan–, le preguntaron a la princesa de Gales si quería incluir a algún invitado especial en una recepción de gala en su honor. “Cada uno mandó una lista y en la de ella estaba John Travolta (66), contó años después Linda Faulkner, secretaria de ceremonias del por entonces mandatario, haciendo hincapié sobre ese pedido tan especial.

La gran noche del encuentro fue el 9 de noviembre de 1985, cuando Diana Spencer compartió pasos con el amor platónico de su adolescencia, el actor ítaloamericano que se hiciera popular por títulos como Fiebre de sábado por la noche y Grease. Para cuando se conocieron, Lady Di ya era madre de William y Harry y ocupaba los titulares de la prensa británica a fuerza de estilo y acciones humanitarias.

Para la velada con la estrella de Hollywood de 31 años, Diana eligió un elegante vestido con escote, corte sirena y mangas caídas, un clásico de su estilismo. El atuendo, que era una creación de Victor Edelstein, lo complementó con una imponente gargantilla de perlas y zafiros.

El vestido con el que Lady Di bailó con Travolta, icónica creación de Victor Edelstein.

Tiempo después, Travolta diría que no tenía la menor idea de que esa noche hubiera algo planeado para él. “Sólo me sentía honrado por haber sido invitado a ese evento, porque en ese momento mi carrera se encontraba en un punto muy bajo, pero, sin embargo, estaba en ese salón. Me sentí como un sapo que se había convertido en príncipe”, recordó el actor.

La velada había transcurrido con total normalidad para Travolta, hasta que a las 21.30 horas se le acercó Nancy Reagan y le contó que tenía un pedido especial de la princesa Diana: “Ella siempre tuvo el gran sueño de bailar con usted: ¿bailaría con ella?”. Sorprendido por ese giro inesperado, el actor respondió afirmativamente.

Luego de los bailes de rigor de Reagan y su esposa, y Carlos de Inglaterra con Diana, la orquesta comenzó a tocar lentos de las películas clásicas interpretadas por Travolta. Ahí llegó el momento cumbre de la velada, cuando el actor se acercó a Lady Di y le preguntó: “Disculpe, Princesa, ¿le gustaría bailar?”. Enseguida, Diana respondió, inclinando la cabeza: “Me encantaría”.

En la pista de la Casa Blanca había otras parejas, pero rápidamente la princesa y el actor quedaron bailando solos. A partir de ese momento se robaron todas las miradas, como en una escena de película romántica. Esos minutos fueron increíbles para Travolta, porque según relató más tarde, Diana, lejos de comportarse como alguien superior, “fue todo lo contrario”

“Antes de bailar juntos, Diana lo había hecho con el príncipe Carlos. Eso me sirvió para comprobar a primera vista que era una mujer fuerte y que, sobre todo, había sido ella quien había guiado a su marido. Yo era consciente de que todo el mundo estaba mirándonos en ese momento, así que traté de que se sintiera cómoda; puse mi mano en su espalda y le tomé la mano de tal forma que se sintiera segura de sí misma. Y así fue”, relató el actor. Para concluir sus recuerdos de aquella escena soñada, dijo: “El baile fue fantástico gracias a ella”.

La noche de cuentos de Travolta terminó a las 2 de la madrugada. Antes de partir, en el aeropuerto de Washington el actor se percató de que había protagonizado un encuentro para la historia con la royal más querida. Eufórico por lo vivido, llegó a contarle a un empleado del aeropuerto: “¿Sabes una cosa? Esta noche he bailado con la princesa Diana”. La respuesta, que sorprendió al actor, ya convertido en noticia, fue la siguiente: “Ya lo sé. Todo el mundo en Estados Unidos lo sabe”.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig