La dura historia de violencia de Andrea Taboada: «Él estaba desbordado, en un momento me toma del cuello, no llega a ahorcarme pero…» – GENTE Online
 

La dura historia de violencia de Andrea Taboada: "Él estaba desbordado, en un momento me toma del cuello, no llega a ahorcarme pero..."

La panelista de LAM contó detalles de una relación violenta que la obligó a escapar de su propia casa.

El femicidio de Úrsula Bahíllo hizo estallar a la sociedad. El pueblo de Rojas salió a pedir justicia por ella y miles de mujeres manifestaron su hartazgo por la inacción estatal frente a la violencia que padecen a diario por el solo hecho de ser mujeres. "Recién es violencia cuando aparecés en una zanja", acusan las víctimas, cansadas de esperar una respuesta a sus denuncias. Y en la redes muchas hablan por las que ya no tienen voz.

El tema toca una fibra honda. Y el caso de Úrsula indigna, porque la joven había realizado 18 denuncias y había asistido a la Comisaría de la Mujer para alertar sobre la situación que vivía cuando su ex pareja Matías Ezequiel la asesinó a puñaladas.

Lejos de los tabúes y justificaciones que en otra época velaban estos casos, cada vez son más las mujeres que se animan no sólo a realizar las denuncias correspondientes sino también a compartir públicamente las situaciones de violencia que debieron atravesar.

Esta vez y luego de que muchas famosas se sumaran al pedido de #JusticiaPorUrsula, fue el turno de Andrea Taboada, panelista de Los Ángeles de la Mañana (Eltrece). El tema era justamente la violencia contra la mujer y una de sus compañeras, Mariana Brey, le dio el pie para hablar. Si bien sabe que es un tema difícil y lo remarcó, también conoce a su compañera y sabe que ella ya lo había hecho público.

"Sé que a vos te ha tocado en algún momento de tu vida atravesar un vínculo tóxico, de violencia... Por suerte no llegaste a la instancia de Úrsula", le dijo. Y entonces Taboada se explayó al respecto.

"Tuve alarmas", dijo repetidamente y detalló: "En realidad empieza con celos, con revisar celulares, revisar agendas, sospechar de a dónde iba a trabajar, si iba a trabajar a una radio o a la otra. Al principio yo no me daba cuenta de que realmente no estaba bueno lo que me estaba sucediendo, lo estaba naturalizando".

Contó que su ex pareja interfería con sus trabajos, sin entender completamente la dinámica del periodismo. "Él, que era un hombre del medio, no lo entendía”, dijo sin que nadie la interrumpiera. Y continuó con su relato, en el que dio cuenta de que a medida que el tiempo avanzaba, la violencia se hacía más evidente.

“Cuando me encierra en mi casa y no me quiere dar las llaves para salir, ahí es donde muestra otra cara, es lo que hablamos. Los hombres que son violentos empiezan a mostrar otra cara, sentenció la periodista.

Se detuvo en un episodio particular, tal vez uno de los más extremos que le tocó atravesar. "Se golpeaba la cabeza contra la pared. Yo estaba acá y por suerte esquivé el puño... Él estaba desbordado, en un momento me toma del cuello, no llega a ahorcarme, pero yo sí le alerto de lo que estaba haciendo", contó y agregó que sonó la alarma en su cabeza y eso la motivó a llamar a sus hermanas. "Al día siguiente me escapé de mi propia casa, me fui, dejé todo, sólo me llevé lo mínimo".

El piso quedó conmovido con la historia. Las panelistas continuaron hablando de la vulnerabilidad ante este tipo de acontecimientos y de la dificultad de tomar nota de esa situación de violencia de la que uno es víctima y liberarse de la misma.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig