La resiliente historia de vida de Santi Maratea: su papá tuvo cáncer dos veces, su mamá se suicidó y su relación con la cocaína – GENTE Online
 

La resiliente historia de vida de Santi Maratea: su papá tuvo cáncer dos veces, su mamá se suicidó y su relación con la cocaína

El influencer atraviesa un grato momento, pero su vida está cargada de complejidades que se encargó de superar para salir adelante. 

En las últimas semanas, Santi Maratea fue noticia por distintas causas sociales en las que se embarcó. La que más estado público tomó fue la vinculada a Emmita, la beba que necesitaba recaudar 2 millones de dólares para la compra de un medicamento fundamental para seguir viviendo. Si bien el desafío fue complejo, no se desalentó.

A la cuestión le puso el hombro, como lo hizo él con su propia vida. Hoy Santi se viste de superhéroe, pero lejos de este presente que parece el ideal, acarrea una historia que le trajo consecuencias. Si nos centramos en su familia, desde siempre tuvieron que lidiar con golpes duros, que hicieron daño, pero siempre le pusieron el pecho a la cuestión para poder seguir caminando.

En PH, Podemos hablar se refirió al suicidio de Mariana, su madre: “Mi mamá se suicidó, y eso es muy interesante, porque me obliga a incluir en el proceso de la muerte de una madre el respeto. Ella lo decidió, yo no lo entiendo, me dolió mucho, pero el gran desafío para mí es respetarla”.

Sin embargo, ese fue solo un capítulo de su historia. El libro se completa con otras páginas que también transitan por el mismo sendero. El dolor y la resiliencia son palabras que en todo momento están atadas a Maratea. De cada circunstancia pudo salir a flote, aún cuando era apenas un nene.

Siempre fue un ser especial, no le gustaban los mandatos, cumplir horarios, y por sus conductas chocaba en su casa. Por esto, se refugiaba en el baño: “Ese era mi lugar, me sentía protegido. Pasaba 15 horas ahí escuchado música. Era el único lugar en el que mi familia tocaba la puerta antes de entrar. Utilizaba ese espacio para pensar. Es muy loco, para analizar”.

Santi Maratea y su familia (Foto: Instagram)

Por otra parte, en el programa de Andy Kusnetzoff, remarcó que todos los días, en el horario de trabajo, lo echaban de su casa. Como él no quería trabajar, no podía quedarse y se iba a una plaza, a las vías del tren, a dejar que pase el tiempo. "Siempre fumé tabaco y marihuana, me hace bien. La cocaína nunca la toqué, porque me conozco y sé que cuando agarro algo voy en serio. Además, me lo pidió mi mamá. Fue una de las charlas con ellas".

En el medio, su papa se enfermó de cáncer. Se recuperó y a los dos años la enfermedad le volvió. También pudo ganar esa batalla. Los traumas estuvieron siempre presentes, pero nada supera la muerte de su madre. “Ella fue muy juzgada por su forma de ser, por su entorno, ¡que juzgaba tanto! Yo siempre le dije 'alejate de esa gente que es una mierda'”.

“Pero yo siempre la banqué. Y me pasó que en el entierro tuve que hablar y estaba toda esta gente. Y yo decía qué injustos, porque ellos de acá se van y van a decir 'mirá cómo terminó Mariana'. Y yo la voy a bancar a mi vieja siempre. Si pudiera hablar con ella no le preguntaría por qué lo hizo. Hablaría”, cerró.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig