La anécdota vintage: Moria Casan recordó el día en que le dio de fumar marihuana a Tato Bores y se descompuso – GENTE Online
 

La anécdota vintage: Moria Casan recordó el día en que le dio de fumar marihuana a Tato Bores y se descompuso

La One recordó una fiesta que terminó mal cuando en 1977 estaba protagonizando "La revista de esmeralda y brillantes" con el recordado humorista.
Entretenimiento
Entretenimiento

Es legendaria y está más vigente que nunca. Moria Casán es conocida por imprimir su impronta en cada una de las entrevistas que da, espacios en donde regala lo mejor de lo vivido a lo largo de trayectoria. Supo codearse con figuras de magnitud que marcaron, al igual que ella, un antes y un después en el mundo del espectáculo.

Este jueves, en el marco de su regresó a las tablas con Shakespeare de la mano de José María Muscari, visitó “Socios del espectáculo” y repasó algunos puntos inolvidables de su carrera. Con su lengua karateca sorprendió a todos al relatar una insólita anécdota que tiene como víctima a Tato Bores.

Todo ocurrió en 1977 cuando ella, el humorista y Carlos Perciavalle formaban parte del elenco de “La revista de esmeralda y brillantes” que dirigió Gerardo Sofovich y concurrieron a la fiesta de Nicolás García Uriburu en Barrio Parque. Lo que parecía una velada entretenida de amigos terminó mal debido a un insólito juego que le propuso la ex vedette a su amigo.

"La revista de esmeraldas y brillantes".

“Le damos a probar a Tato un cigarrillo de marihuana, pobrecito… nunca en su vida nada, nada. Solo agua. Nos acercamos con Carlos: ‘Toma Tatito un poquito’, le decíamos. Le dio dos pitadas y cuando estábamos por comer se empezó a sentir mal”, comenzó a contar.

“Lo llevamos al toilette: estaba Sexto, mi pareja; Berta, su esposa; Perciavalle, yo y Tato con la cabeza en el inodoro. ‘¿Qué pasa, Tato? ¿Sentis algo?’, le pregunté. ‘¡Siento olor a pis, siento olor a pis!’, dice él. ‘Bueno, mi amor. Ya está’, le dije… lo sacamos y lo llevamos a la casa. Tenía el estómago vacío, pobrecito”, agregó.

La anécdota hizo estallar de risa a Rodrigo Lussich, a Adrián Pallares y a  todas las socias que no podían creer lo que estaban escuchando. “Esto no es apología, por favor. Estoy contando anécdotas de mi vida y me la recontra succionan todos”, aclaró la diva.   

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig